miércoles, 9 de agosto de 2017

Colorete en crema Royal Blush - Rimmel London


Tengo desde hace poco este producto y me tiene encantada. Encima fue un super chollazo de compra.

Me gustan mucho los coloretes en crema; su desventaja es que puestos no duran tanto como los de polvo (aunque depende de la marca y producto, porque yo he usado coloretes en crema que me aguantan todo el día y coloretes en polvo que a las 3 horas se habían esfumado). Y ese acabado jugoso y tan natural de los rubores cremosos me chifla. Por no mencionar que no necesitan brocha y que te los aplicas en 2 segundos en cualquier momento y lugar. Son comodísimos.

Royal Blush de la británica Rimmel London es un colorete con textura crema que en contacto con la piel adquiere un acabado ligeramente empolvado. Se aplica fácilmente con los dedos, resalta los pómulos y aporta un resultado perfecto.


Lo de "empolvado" no sé de dónde lo han sacado, porque a mí me parece un colorete en crema de los de siempre: acabado satinado jugoso, luminoso, fresco y super natural. Da un efecto de buena cara sensacional y ahora en verano queda fantástico. Y no es nada graso. La textura es fluida y ligera, pinta fenomenal y la intensidad de color es 100% modulable dependiendo de si lo queremos más intenso o discreto.

Hay 4 colores: rosa bebé, rosa medio, coral y melocotón. A mí me habría encantado un rosa, que es mi tono preferido para coloretes, pero donde lo compré solo tenían el coral ("Coral Queen"). Aunque no me arrepiento para nada, pues queda PRECIOSO. Y me vino hasta bien que no lo tuvieran en rosa, dado que coloretes rosas tengo para montar una tienda. Nunca he sido muy de tonalidades corales en maquillaje y eso que son ideales para mí siendo morena, pero gracias a este producto me he "redimido". Además del cálido y bonito color entre rosado y melocotón, tiene como un reflejo o brillito dorado que le queda genial.

Es el de la izquierda:

Y aquí, el color de la derecha del todo:


Para ser un colorete en crema, la duración es genial. A mí me aguanta como recién aplicado hasta que vuelvo a casa.

Contiene 3.5 gramos, por lo que cundirá lo suyo.

Es un colorete que lo tiene TODO: color preciosísimo y super favorecedor que parece que surge de la propia piel, acabado luminoso y natural, buena duración, aplicación ultra-fácil con los dedos sin necesidad de usar pinceles, envase monísimo y tamaño muy pequeño que cabe en una mano, y precio 10.

Su precio oficial es de 5 euros en perfumerías. Está tirado de precio y más teniendo en cuenta lo bueno que es... pero es que a mí me costó ¡¡¡1.50 euros!!! en una tienda Dealz, la famosa cadena británica de productos de importación. Y el otro día compré dos barras de labios de L´Oreal por ese mismo precio cada una. Amo ese establecimiento: encuentras unas gangas que flipas.

NOTA: 10 / 10