viernes, 4 de agosto de 2017

Barras de labios Metal Lipstick - KIKO

La popularísima marca italiana de maquillaje ha lanzado recientemente esta colección de labiales. No sé si los dejarán como parte del lineal fijo o si se trata de una edición limitada, aunque tiene pinta de que será lo segundo.

Son las Metal Lipstick: como su nombre indica, barras de labios con acabado metalizado. Son cremosas y fluidas, muy ligeras y cómodas. Y los 12 tonos super vibrantes resplandecen debido al brillo metalizado y a una intensidad de color sin igual. Son ultra-pigmentadas.

Con labiales KIKO yo he tenido experiencias de todo tipo: desde algunos que acabaron en la basura, hasta otros que son para ponerles un templo. Y las Metal pertenecen al segundo grupo.

Cumplen todo lo que prometen: excelente calidad en pigmentación, comodidad, ligereza, cremosidad y duración. La textura es buenísima, deslizan que da gusto y pintan que es una pasada. Y no son purpurinosas, siendo el brillo realmente precioso.


Y lo mejor, mis colores: fue probarlos en la tienda y me enamoré en el acto de los dos. Son el 09 Strawberry Pink y el 11 Ink Blue.

El primero es un color muy especial que llevaba siglos buscando. Es un rojo intenso, el rojo de toda la vida, pero con brillito dorado. Los labiales rojo mate me gustan pero siempre he tenido debilidad por los rojos brillantes, vibrantes. Hace años tuve esta barra de Essence en el tono "Rockin´ Red" que era igualita; por desgracia las retiraron y no han vuelto a sacar ese color. Mira que lo he buscado en todas las marcas, pero nada. Y después de tanto tiempo, gracias a KIKO vuelvo a tener un labial rojo con brillo dorado. Si sois doraditas de piel y con pelo negro de verdad que NECESITÁIS este color: espectacular y me quedo corta. Que por cierto: no entiendo por qué se llama "strawberry pink", si de rosa tiene cero.
El segundo es un brillante azul con reflejo violeta, que lo hace muchísimo más ponible que esos labiales que son azules 100%. Es una PASADA de chulísimo y a juego con mi pelo negro azulado queda ultra-divino. Últimamente se han puesto muy de moda los labiales en tonos fantasía, y en azules éste de KIKO es el más bonito que he visto (y mira que busqué hasta en Urban Decay y de todo). Para salir de fiesta es bestial, pero queda TAN precioso que no solo quiero relegarlo a la noche y tengo claro que también me lo voy a poner de día.

Estas chicas lo llevan puesto. Como se ve en las fotos, parece más violeta que azul, pero es que ya digo que el matiz violeta es intenso. Por eso es un azul muchísimo más ponible que los azules puros. A mí me encanta y sobre todo llevando el pelo negro azulado, pero nunca me había atrevido a comprar un labial azul por verlos cero ponibles. Pero éste, al ser medio violeta sí que lo voy a usar ¡ya lo creo!. Encima, como el color violeta a mí me gusta "poco" también.. ¡Mis dos colores favoritos fusionados en la misma barra de labios!.

Ambas, la roja y la azul, quedan E-S-P-E-C-T-A-C-U-L-A-R-E-S, tan preciosas como impactantes. Y reitero que si tienes el pelo ultra-negro son dos tonos imprescindibles. La roja con brillo dorado queda impresionante si eres morenaza, y si tienes el pelo teñido de negro azulado, la barra azul se sale por todos lados.

Estoy encantadísima con las dos. 

Cada una contiene 3.5 gramos y cuesta 5.95 euros. No son nada caras, y encima ahora mismo están rebajadas a 4.15 euros. Si hubiera esperado pues eso que habría ahorrado, pero quería asegurarme de no quedarme sin esos dos colores. 

De nuevo recordar que si nos gusta muchísimo un producto KIKO que acaban de lanzar en una de sus colecciones temporales, vale la pena comprarlo cuanto antes, aunque cueste más dinero. El riesgo de esperar a las famosas rebajas y descuentos en KIKO es que para entonces el producto que queríamos -o un color concreto- ya no esté en la tienda ni queden existencias. En esas liquidaciones dejan los "restos"; los productos que no se vendieron al principio cuando lanzaron las colecciones, y varios productos y colores para entonces ya estarán agotados. A mí me ocurrió alguna vez, de dejar pasar unos meses hasta que rebajaran la colección y cuando lo hacían, el producto o color que yo quería ya no lo tenían, y tooooooma chasco. Por eso, con estas dos barras pasé de arriesgarme.

NOTA: 10 / 10