miércoles, 5 de julio de 2017

El maquillaje de Gal Gadot en la película de Wonder Woman


Publicado recientemente en una revista de maquillaje profesional por la propia responsable de realizar este maquillaje: Sarah Brock. Está en inglés pero no reviste complicación, aunque traduzco para quien le interese.

En mi caso, siendo fanática del maquillaje y de los cómics, de DC y de Wonder Woman, pues perdón por la expresión, pero he eyaculado en modo Catarata del Niágara cuando lo he encontrado. 

Como puede verse en la película, fotos, etc... es un maquillaje ultra-natural y precioso que realza sin estridencias los ya de por sí hermosos rasgos de Gal Gadot. 

A simple vista puede parecer que es un maquillaje muy sencillo, que "no lleva nada" y super rápido de hacer, pero justamente, conseguir ese aspecto de cara lavada conlleva su trabajo: Brock tardaba entre 45 minutos y una hora en realizarlo. 


Tres palabras describen a la perfección este maquillaje: "menos es más".

Brock ha declarado que usó varios productos pero en muy pequeña cantidad cada uno, y que la inmensa mayoría los aplicó y trabajó con los dedos para lograr un asentamiento total sobre la piel de Gadot, que se vieran como parte de su piel. 

Es algo que llevo siglos pensando: hoy en día, a las clientas de a pie y locas del maquillaje nos timan como a subnormales con esa imposición de tener mil brochas profesionales (y caras) y de usar pinceles hasta para respirar, cuando de toda la vida los maquilladores profesionales lo que más utilizan son los dedos. Pero claro: de algo tienen que sacar dinero las empresas, y "para variar" nos han metido entre ceja y ceja ooootro producto "indispensable", de que ahora parece que no podamos vivir si no tenemos un millón de pinceles. Vale que hay productos que hay que aplicarlos con pincel sí o sí, pero con el resto, yo al igual que Sarah soy muy fan de usar los dedos.

También me ha llamado la atención que dijera que huyó de las texturas en polvo y procuró utilizar casi todos los productos en crema, para conseguir un aspecto más fresco, luminoso y jugoso. Y lo consiguió con creces: Gadot aparece con un cutis ultra-natural y radiante, lleno de luz; nada acartonado ni apagado o artificial. El poquísimo polvo que usó, especifica que fue ultra-fino y aplicado en una cantidad ínfima.


Y ahora ya sí, los productos:

Preparación de la piel: Brock le aplicó a Gadot el Hydra Beauty Micro Sérum, el gel para ojos Hydra Beauty Gel Yeux, y la crema Hydra Beauty Gel Créme. Todo de Chanel. 


En labios le aplicó el bálsamo Rouge Coco Baume, también de Chanel. Así los preparaba e hidrataba a tope y durante un rato largo, hasta que llegara el momento de maquillarlos.
Como prebase de maquillaje usó el Photo Finish Primer de Smashbox. Brock aplicó una pequeña cantidad por todo el rostro, para así crear un lienzo perfecto. 
Y empezamos ahora sí con el maquillaje. Como base, Brock aplicó la famosísima Luminous Silk Foundation de Armani, en el tono 7. La mezcló con otra icónica base: la legendaria Vitalumière de Chanel (tono 30 o 40) para aportar un extra de luminosidad a la piel de Gadot. De la segunda aplicó un poquito solo, y con los dedos.

Correctores de ojos: pequeña cantidad con los dedos del corrector en tarro de Bobbi Brown en tonos Light / Medium Bisque. Luego, el corrector de Bare Minerals Complete Coverage Serum Concealer en el tono Medium Golden. Este sí cuenta que lo aplicó con los dedos y lo difuminó con brocha.
Como corrector para el resto de la cara usó el que asegura que es su favorito: el Double Wear Stay-in-Place High Coverage Concealer de Estée Lauder. Lo aplicó y trabajó con los dedos. Yo he tenido este corrector pero no el tarrito sino la versión líquida (comentado en el blog).
Contorno en crema para mejillas: aplicó el Shade & Illuminate en el tono 2, de la firma Tom Ford. Aplicado, mezclado y trabajado a conciencia y con los dedos.
Bronceador en crema: el multiusos en barra L.A. Lights Blendable Lip and Cheek Color, de Smashbox. El tono: Venice Beach Bronze. Lo aplicó en mejillas, alrededor de la frente, y resto de zonas donde habitualmente se aplica el polvo bronceador.

Colorete en crema: Brock quería conseguir un efecto bonito, super natural y de resplandor de piel saludable, así que aplicó el archifamoso Convertible Color Dual Lip & Cheek Cream, de Stila. El tono: Lillium. Aplicó una pequeña cantidad en las manzanas y hueso de las mejillas y difuminó bien.

Iluminador: encima del hueso de las mejillas aplicó el Fluid Sheer Highlighter de Armani, en el tono 1. 

Polvo facial: Sarah especifica que su prioridad era conseguir un acabado super luminoso, cremoso y jugoso, que no quería que la piel de Gal se viera mate-mate. Por ello utilizó polvo matificante en cantidad mínima y únicamente donde lo necesitaba. El elegido fue el Invisible Blotting Powder de Daniel Sandler. No tiene color, por lo que sirve para cualquier tono de piel.


Cejas: con un pincel específico aplicó el polvo para cejas de la marca Beautiful Brows, en el tono Dark Brown. Una vez maquilladas las fijó con el Clear Brow Gel de Anastasia Beverly Hills.

Siguiendo con su genial política de "menos es más" (ojalá más de una tomara nota), sombras de ojos utilizó solamente dos: la sombra en crema Shimmering Cream Eye Color de Shiseido en el tono Leather, la cual aplicó con los dedos sobre los párpados hasta la parte externa del ojo / pestañas. Bajo el hueso de la ceja aplicó con pincel una pequeña cantidad de la Ombre Essentielle Soft Touch Eyeshadow, de Chanel. El tono: Ivory.

El delineador de ojos elegido para realizar una finísima raya negra en el párpado superior, fue el Eye Paint de NARS en el tono Black Valley. Lo aplicó con pincel específico, y es que los delineadores en gel son uno de esos productos de maquillaje que exigen pincel sí o sí.
A ras de pestañas inferiores perfiló muy suavemente con el lápiz de ojos Smoky Eyes Pencil de Elizabeth Arden, en el tono Espresso.

Pestañas: primero las rizó, y después colocó en cada ojo unas pocas pestañas postizas individuales y finísimas. A continuación usó dos máscaras de pestañas: la Tightline Mascara de IT Cosmetics y después la Inimitable de Chanel, en color negro y en versión waterproof. No me sorprende que usara la Inimitable, ya que la tuve y aportaba un resultado precioso pero muy natural: es idóneo para el acabado discreto que se buscaba para Wonder Woman, en lugar de un efecto de pestañones muy llamativos.
El PRECIOSO y super natural labial que lleva Gadot como Wonder Woman, es el tratamiento con color No Lipstick Lipstick, de MD Perricone. Es una barra de labios en un único tono rosado y universal, que "sube" el rosa natural del labio de cada mujer y por ello consigue un resultado personalizado, perfecto y ultra-favorecedor. 


Y ya está. Sarah cuenta que tras terminar el maquillaje y dependiendo de cómo lo viera, a veces aplicaba más bronceador como toque final del look, usando en este caso el Tom Ford Bronzer en el tono Bronze Age, de Tom Ford.

Felicidades de corazón a la grandísima profesional Sarah Brock por haber realizado este maquillaje tan bellísimo y habernos dejado tan impresionante a Wonder Woman. Lo malo: que no descarto en un futuro comprar algún producto que he fichado jajajaja.