martes, 28 de febrero de 2017

Brocha pequeña de rostro & mini-aplicadores de sombras - Essence



Para maquillarme en casa utilizo este estuche que compré hace años en Ebay. Es precioso y los pinceles salieron buenísimos; por 12 euros que costó no imaginaba que fueran a salir ni medianamente buenos, y menuda sorpresa.
Su pega es que al ser grande, es incómodo para llevarlo de viaje y desplazamientos. Lo que hago es maquillarme con él en casa, y llevar en el bolso pinceles "de bolsillo". 

Aparte del pincelito para el eyeliner en gel (ahora estoy usando el pincel de Maybelline que te regalan al comprar ese delineador), actualmente mis otros imprescindibles "portátiles" son estos dos productos de Essence.

Brocha para colorete o polvo: es una bonita brocha en color lila claro. No recuerdo si pertenecía a una edición limitada y por tanto ya no se halla a la venta, o si la han dejado como parte del lineal fijo de la marca. Sea como sea es buenísima, me sorprendió su calidad. Hará un par de años que la tengo y sigue como nueva, y anda que no le doy uso. Es suavísima, tupida, lava genial y deposita el colorete o polvo con total precisión, y difumina fenomenal. Solo la uso para coloretes, dado que fuera de casa el polvo matificante siempre me lo aplico con la borla que viene en su envase.

No es grande y tiene un tamaño perfecto para llevarla en el bolso o de viajes, a lo que ayuda su práctica funda. Costó 3.79 euros.

Un "pero": tanto el cartón blanco como el plástico por dentro del envase, con el paso del tiempo al ir metiendo la brocha tras maquillarnos e ir acumulando todo ese residuo, se ponen de sucios que no veas. Periódicamente lo limpio, pero aun así....



Mi otro producto de Essence para aplicarme maquillaje cuando estoy fuera de casa, es este diminuto y práctico set con cinco mini-pincelitos para las sombras de ojos. Son monísimos y al igual que la brocha vienen en una pequeña funda de plástico transparente, con compartimentos para cada uno de los pinceles. Compactos pero suaves, aplican las sombras perfectamente. Solo cuesta 1.99 euros. 

Lo que yo hice fue coger dos pincelitos y meterlos en la funda de la brocha: así llevo en la misma funda la brocha de colorete, aplicadores de sombras y el pincelito del eyeliner. Para maquillarme fuera de casa no necesito más. Sobra decir que si me he maquillado con coloretes en crema o si llevo sombras que incluyen aplicador en el envase o si no me he maquillado con eyeliner en gel, dejo estos pinceles en casa.