martes, 28 de febrero de 2017

Brocha pequeña de rostro & mini-aplicadores de sombras - Essence



Para maquillarme en casa utilizo este estuche que compré hace años en Ebay. Es precioso y los pinceles salieron buenísimos; por 12 euros que costó no imaginaba que fueran a salir ni medianamente buenos, y menuda sorpresa.
Su pega es que al ser grande, es incómodo para llevarlo de viaje y desplazamientos. Lo que hago es maquillarme con él en casa, y llevar en el bolso pinceles "de bolsillo". 

Aparte del pincelito para el eyeliner en gel (ahora estoy usando el pincel de Maybelline que te regalan al comprar ese delineador), actualmente mis otros imprescindibles "portátiles" son estos dos productos de Essence.

Brocha para colorete o polvo: es una bonita brocha en color lila claro. No recuerdo si pertenecía a una edición limitada y por tanto ya no se halla a la venta, o si la han dejado como parte del lineal fijo de la marca. Sea como sea es buenísima, me sorprendió su calidad. Hará un par de años que la tengo y sigue como nueva, y anda que no le doy uso. Es suavísima, tupida, lava genial y deposita el colorete o polvo con total precisión, y difumina fenomenal. Solo la uso para coloretes, dado que fuera de casa el polvo matificante siempre me lo aplico con la borla que viene en su envase.

No es grande y tiene un tamaño perfecto para llevarla en el bolso o de viajes, a lo que ayuda su práctica funda. Costó 3.79 euros.

Un "pero": tanto el cartón blanco como el plástico por dentro del envase, con el paso del tiempo al ir metiendo la brocha tras maquillarnos e ir acumulando todo ese residuo, se ponen de sucios que no veas. Periódicamente lo limpio, pero aun así....



Mi otro producto de Essence para aplicarme maquillaje cuando estoy fuera de casa, es este diminuto y práctico set con cinco mini-pincelitos para las sombras de ojos. Son monísimos y al igual que la brocha vienen en una pequeña funda de plástico transparente, con compartimentos para cada uno de los pinceles. Compactos pero suaves, aplican las sombras perfectamente. Solo cuesta 1.99 euros. 

Lo que yo hice fue coger dos pincelitos y meterlos en la funda de la brocha: así llevo en la misma funda la brocha de colorete, aplicadores de sombras y el pincelito del eyeliner. Para maquillarme fuera de casa no necesito más. Sobra decir que si me he maquillado con coloretes en crema o si llevo sombras que incluyen aplicador en el envase o si no me he maquillado con eyeliner en gel, dejo estos pinceles en casa.

viernes, 24 de febrero de 2017

Barra de labios Lip Geek ("Cherry Bomb") - I Heart MakeUp



Llevaba tiempo queriendo echar el guante a estos increíbles labiales. Como ya he mencionado en otras reseñas, me gusta mucho la marca británica I Heart MakeUp: mención estrella para sus paletas de sombras con forma de tabletas de chocolate, sus coloretes con forma de corazón y sus glosses Lip Lava; todo comentado en el blog.

Mi siguiente adquisición fue una de las barras de labios, llamadas "Lip Geek" (¡mola!).

Se caracterizan por su espectacular envase rosa y violeta metalizados. Desde luego, discretas no son. Da igual: son PRECIOSAS. Yo, que soy fanática del rosa, cuando vi fotos de los envases me enamoré. Y cuando tiempo más tarde los vi en persona, ya ni te cuento.


Respecto a lo importante (calidad como labial), estamos ante otro de esos cosméticos de precio muy asequible y que pese a ello sorprende a lo bestia y poco o nada tiene que envidiar a labiales de 30 euros. Es cremosa, suave, ligera pero cubriente, sutilmente satinada, pigmenta de auténtico lujo y para colmo dura muchísimo en los labios, incluyendo tonos potentes como es un rojo. Eso sí, no es inalterable: tras comidas / bebidas.. a retocar.

Mi color: ya de primeras me entró por su nombre, el cual es título de una de mis canciones de fiesta loca por excelencia: la mítica "Cherry Bomb" de The Runaways. Se trata de un rojo de los que me chiflan a mí: rojo frío, no cálido. Tiene un imperceptible matiz cereza pero en el labio queda rojo-rojo. Me encanta porque no es el típico rojo fosforito y vulgar que parece sacado de una caja de Plastidecor, sino que es un rojo elegantísimo: un pelíiiiin oscuro pero sin resultar oscuro-oscuro ni apagado, todo lo contrario: es super vivo. Y como digo, no es rojo anaranjado (los odio), sino que es frío / azulado. Es mi rojo perfectoA juego con pelo negro azulado queda espectacular. 


Entre esta "Cherry Bomb", y el Lip Lava en el tono "Firestorm", no puede decirse que I Heart MakeUp no fabrique rojos chulos....

Hasta el momento hay ni más ni menos que 24 tonos, a cada cual más precioso. Los rosas son maravillosos.


Vamos, que es PERFECTAOtro producto de I Heart MakeUp que no me decepciona. Como labial es de sobresaliente, y si encima sumamos ese envase tan chulísimo, colores geniales, calidad total y que solo cuestan ¡¡¡¡3.99 euros!!!!... la verdad: yo porque ya estoy surtida en labiales y primero quiero ir terminando varios de los que tengo, que si no, es para ir al stand de I Heart MakeUp y llevarse más de una barra.

Contienen 3.5 gramos y vienen en una cajita monísima. 

ENAMORADA de ella. Seguro que tarde o temprano pico con otro color (algún rosa).

NOTA: 10 / 10

Aquí pueden verse los 24 tonos. El mío: última foto, segundo por la izquierda.

jueves, 23 de febrero de 2017

Máscara de pestañas Idol Eyes by Kate - Rimmel London


Al igual que con otras marcas de drugstore como Maybelline, Max Factor, L´Oreal, etc.., también he tenido mucha suerte con Rimmel London: llevo usando esta marca desde que empecé a maquillarme; y bases, polvos, sombras de ojos, perfiladores, máscaras de pestañas, barras y brillos de labios... todo me ha ido fenomenal. Excepto este corrector, y la máscara que paso a comentar.

Forma parte de los productos que Rimmel London empezó a comercializar con la imagen y nombre de Kate MossDe dicha colección ya comenté estas excelentes barras de labios. 

En cambio, esta máscara de pestañas resultó una decepción inmensa. Pertenece a la gama Idol Eyes, centrada en productos para los ojos (máscaras, sombras, delineadores). Es una máscara que promete máximo volumen y elevación, gracias a su aplicador curvado con forma de medio corazón. 

La realidad es que deja unas pestañas muy normalitas: no es de esas máscaras que te dejan unos pedazo de pestañones que parecen postizas. Se notan maquilladas pero no aporta un resultado destacable: quedan demasiado naturales. Una cosa es que a diario te guste llevar las pestañas más discretas, pero otra muy distinta es que las maquilles y apenas se note nada... sinceramente, para eso prefiero dejarlas sin maquillar. Clama al cielo porque yo ya tengo pestañazas de por sí y por ello muy rara es la máscara que no me las deja gigantes, y ésta es una de esas excepciones. He tenido otras máscaras de Rimmel London y todas me dejaban pestañones kilométricos, salvo ésta.

Y mi mayor chasco, al ser el motivo por el que la compré: esta máscara se comercializa en negro, azul, verde y morado. Yo adquirí la azul ("Eye Rock Saphire"), y es un azul que no se nota NADA. Vale que es un azul tirando a oscuro pero yo esperaba que se notara más. A simple vista quedaba negra. Nada que ver por ejemplo con las excelentes máscaras Super Colour de KIKO, que con esas sí se obtiene color super visible. 

El envase plateado es chulo, y solo costó 4.95 euros. Pero la terminé desechando, y obviamente no repetiría con ella.  

NOTA: 2.5 / 10

lunes, 20 de febrero de 2017

Spray Colorista (coloración temporal) - L´Oreal Paris



Colorista es la rompedora y esperadísima colección (fijo que va a arrasar) que acaba de lanzar L´Oreal, consistente en productos para aportar al cabello los tan de moda colores fantasía. Es una genial idea para cambiar de look temporalmente, dando a nuestro cabello colores tan atrevidos como rosa, verde o azul, sin tener que recurrir a las agresivas decoloraciones que exigen los tintes fantasía.

Me tiño todos los meses de negro azulado, el cual venero, pero tiene la desventaja de que no permite opciones a la hora de realizar cambios de color. Si quieres aclarar un pelo teñido de negro no queda otra que decolorar... lo cual asesina mi cabello. Por eso, cuando vi anunciada esta colección que promete obtener colores tan chulos sin dañar el pelo, se me hizo la boca agua.

La gama se compone de Spray (dura un día), Washout (dura entre una y dos semanas) y Paint (color permanente). 

Yo compré uno de los sprays en el tono Hot Pink -rosa fuchsia-, que es el de esta foto:



En teoría dura hasta que lavas el pelo, cuando la verdad es que a lo largo del día va perdiendo un montón de intensidad. Y si peinas, el peine se lleva color. Me lo puse el sábado por la mañana y a la noche el color se había debilitado una burrada y lo poquísimo que quedaba lo limpié con papel antes de ir a dormir, y ayer lavé el pelo y ya no queda ni rastro de rosa. Pero vamos... que poco rosa había que lavar, pues se había esfumado lo suyo. Las primeras horas es una pasada, eso sí.

Muy visible incluso en pelo negro, aunque hay que dar varias pulsaciones para obtener un color potente. Con una o pocas apenas se ve color: esto da lugar a que como usemos este spray de forma más o menos frecuente, dando varias pulsaciones y sobre mucha superficie de cabello, lo vamos a terminar en nada.

Lo imperdonable: MANCHA COMO UN DEMONIO (esto no lo dicen en la publicidad, no son tontos). ¿De qué sirve que deje un color chulo, si luego tengo que estar todo el día limpiando manchas que me va dejando en cara, cuello y manos? también manché mi camisa y un poquito la almohada. Y las manos; madre mía las manosss... pasé todo el sábado con los dedos rosas, y eso que procuraba no tocarme la cabeza. El color no se queda nada fijado y en cuanto rozas el pelo te llevas el "regalito". Y mi cara con manchitas rosas en frente, sienes, cuello... que cada dos por tres tenía que mirarme a un espejo y limpiarme. Y da igual que pasen una o 5 horas: no deja de manchar. Vale que a las ocho de la tarde ya no manchaba tanto como cuando me lo puse a las doce del mediodía, pero seguía perdiendo color. Eso de "secado rápido": me troncho y me mondo.

Y esto teniendo en cuenta que me lo puse en la parte superior de la cabeza, que si llego a aplicarlo en medios y puntas (tocando todo el rato la ropa), ahí me hubiera reído también...

Otra joya: la zona donde apliquemos color queda apelmazada y dura, parece que nos hemos echado una plasta de pintura. Vamos, que da "gusto" acariciarla. A mí me da rabia cuidarme tanto el pelo para mantenerlo suavísimo y que luego me aplique este producto y se transforme en esparto.


¿Compensa aguantar todo eso? desde luego es mejor que tener que recurrir a una decoloración que te deje el pelo achicharrado, pero si usamos este spray, en serio: ya podemos ir ese día o noche con MIL OJOS, y con papel o pañuelos a mano.

Estéticamente quedó chulo y era una pasada lo que el fuchsia destacaba sobre el cabello negro. Encima ese día llevaba ropa en negro y cuero de rock total y me hice un maquillaje oscuro en tonos violeta, y sumado al rosa en el pelo el conjunto era brutal. Me sentí personaje de cómic total jejeje (o una luchadora de la WWE, que actualmente te pones a ver los combates y andan todas locas con los colorines en el pelo). 

Otro de los pocos datos positivos, es que NO contiene alcohol.

Así quedó. Cuando lo compré tenía miedo de que el color no se notara -y más sobre pelo teñido de negro-, pero en ese aspecto hay que reconocer que el producto no falla.



Aun así, no puedo aprobarlo. Es un producto ASQUEROSO.

A las adictas a los colores fantasía les recomiendo que sigan con sus métodos de siempre. Decolorar machaca el pelo, pero al menos el color queda fijado y no como una plasta, y no van manchando. Eso sí: estos sprays son una buena opción para probar diversos tonos fantasía y en caso de que nos guste mucho alguno, sopesar teñirnos en ese color pero con productos de mayor fijación.

Le daré un uso muuuuuy puntual, pues prefiero mi pelo tal cual. No tendrá colorines pero al menos voy tranquila de que no voy manchando a saco, y de que si yo o alguien me toca el pelo, gracias a este producto tenga un "tacto" que parezca que llevo meses sin lavarlo.  

Reitero que me gusta cómo queda visualmente, pero va a costar que vuelva a usarlo... y cuando lo haga, el pelo ni rozarlo con las manos. Y nada de aplicarlo de forma que toque el rostro o ropa (me fastidia horrores porque justamente yo quería ponérmelo en puntas y medios, pero es imposible por la ropa). En lugar de "Colorista" tendría que haberse llamado "Manchista".

La idea es fantástica, y queda bien una vez aplicado... pero el producto podría ser infinitamente mejor. Refiriéndome al spray y en el tono Hot Pink; el resto no sé qué tal irán.

A mí no me ha gustado pero le auguro un éxito rotundo, y pubs y discotecas repletos de chicas con sus cabelleras tintadas con Colorista. Eso sí: ni se os ocurra tocarles el pelo a no ser que llevéis guantes. Y las chicas que lo lleven puesto, mucho cuidado con sudar o con tocar a otras personas. El Apocalipsis ya debe ser como te pille una buena lluvia llevando este producto en el cabello...

NO merece la pena. Ya estoy leyendo opiniones de más mujeres que también han quedado "contentas" con este producto. Qué "raro".

Costó 7 euros en una perfumería. 

NOTA: 0 / 10



EDITO para mencionar que me puse este producto el sábado, me lavé el pelo el domingo y hoy miércoles, y tras estos dos lavados sigo teniendo un poquito de rosa en la raíz del pelo, en el cuero cabelludo. Casi no se ve a simple vista y espero que se vaya en breve... pero manda narices que en el pelo este spray se va con mirarlo ¡mientras que hay que ver lo que aguanta donde no tiene que aguantar!. Por esta razón, le bajo nota.

Edito en mayo 2017: LEER ESTO. Vuelvo a bajarle nota, y se queda en 0 absoluto (y ahora sí que irá a la basura).

viernes, 17 de febrero de 2017

Mi funda personalizada del móvil (Naked 3 de Urban Decay)


Recientemente estrené móvil y había que comprarle una carcasa protectora. Mis favoritas son las de libro, por estética y porque cubren completamente el teléfono. Me da pavor llevarlo descubierto y las carcasas abiertas de silicona o plástico no me inspiran confianza. Para protegerlo de caídas, rayas en la pantalla, etc, para mí no hay nada como las fundas de libro.

La funda libro de mi anterior móvil la compré en Ebay, y tenía un diseño predefinido. En cambio, fui a mirar fundas para el móvil nuevo y cual fue mi sorpresa al ver que hay vendedores que ofrecen fundas personalizadas. Es tan sencillo como contactar con el vendedor y enviarle las imágenes que quieres, y él las cuadrará según tu modelo de teléfono. Puede ser una sola que abarque toda la funda, o como hice yo: dos imágenes -una para la parte delantera y otra para la trasera-. Antes de mandar la funda te enviará fotos para que veas cómo queda, por si quieres modificar algo.

El mío fue de Aliexpress. Si escribimos "fundas / carcasas móvil personalizadas" nos saldrán montones de vendedores que lo hacen. Tardó en llegar unas semanas y costó 10 euros envío incluido. Estas personalizaciones también las hacen en fundas abiertas y son más baratas. Las de libro son algo más caras porque claro, abarcan más imagen.

Al principio quería que fuera alguna imagen de superheroinas, cómics, videojuegos... Pasé horas seleccionando dibujos: que si Wonder Woman, que si Elektra, que si The Witcher, que si Tomb Raider... y como no me decidía entre tantas imágenes chulas, al final me cansé y desistí, y me dije: "vale, pues fuera frikadas y vamos a otra pasión: el maquillaje"Y me vino a la cabeza mi paleta favorita de sombras de ojos y pensé: ¿por qué no?. En la parte delantera, la paleta por fuera. Por detrás, la paleta abierta con las sombras a la vista. Como si fuera el estuche. Así que busqué las dos fotos, las cuadré con un programa para que quedaran unidas, y se las mandé al vendedor.

El resultado es ESPECTACULAR. Quedó una funda PRECIOSA, por no hablar de la originalidad (no he visto ninguna funda de móvil con un diseño así). Y la calidad es genial. Robusta, posee un tacto como de tela muuuuuuy suave que me encanta, y protege el teléfono perfectamente, pues va bien insertado en una funda interna de silicona y no agarrado en plástico malo que se va rompiendo, como sucede con otras fundas de libro.

Tanto por diseño como por calidad, estoy CONTENTÍSIMA. Se me cae la baba cada vez que la miro. ¡Y como me gusta "poco" la Naked 3 de Urban Decay, pues qué mejor homenaje que éste!.

NOTA 10 / 10

Las dos imágenes que envié al vendedor, con indicación de cual quería delante / detrás:



Y así quedó:

miércoles, 15 de febrero de 2017

Bálsamo labial de leche y miel - Cien


He reseñado algunos cosméticos de Cien -venta en supermercados LIDL-, los cuales se fabrican en laboratorios alemanes de reconocido prestigio. Me gusta esta marca (enamoradísima de su leche limpiadora, comentada aquí). No me fiaba al principio, pero una vez me animé a probar cosas, resulta que en materia de cuidado facial y corporal me parece una marca plenamente a la altura e incluso superior a otras más populares y caras. 

Otro descubrimiento ha sido el bálsamo labial de leche y miel. Si bien no me ha entusiasmado tanto como otros productos de esta marca.

Contiene manteca de Karité, aceite de jojoba, glicerina, leche y miel. Protege e hidrata los labios y ofrece una protección de larga duración. Es cremoso y agradable, y tiene un sutil y riquísimo olor a miel. A diferencia del anterior que tuve de Nivea, éste no da color a los labios y lo prefiero así (cuando quiera color me maquillaré).


Me gusta más que mis dos anteriores bálsamos (comentados en el blog), que pese a ser de marcas como Nivea y Liposan, me resultaron bastante mediocres. El de LIDL me resulta más nutritivo y agradable y sí siento que dicha hidratación permanece en los labios -aunque nada maravilloso- y los cuida y protege, a diferencia de esos dos que para mí eran como no echarse nada.

No me termina de volver loca en el sentido de que no es el bálsamo labial de mi vida, pero me gusta.

Contiene 4.8 gramos. Se vende en pack de tres, al espectacular precio de 2.99 euros (un euro por labial). Podemos utilizar uno y reservar los otros para cuando terminemos el primero, o como hice yo: quedarme uno y regalar los otros dos.

Tienen otra variedad de bálsamo: clásico, con un envase azul marino muy similar al Liposan. No lo he probado.

NOTA: 5.5 / 10

lunes, 13 de febrero de 2017

Esmalte de uñas "Lolite" - Accessorize


Soy adicta a los esmaltes de color plata. Me parecen elegantísimos a la par que llamativos y en manos morenas destacan una barbaridad sin resultar para nada horteras o vulgares, llamando mucho la atención al tiempo que quedan super finos. Si no es mi tono favorito para las uñas, poco le debe faltar. Por desgracia, no suelo tener suerte con los esmaltes de este color, ya que la mayoría de los que he tenido han resultado mediocres: enseguida les salen marcas y relieves, se desconchan, poco brillo... cuando el plata para que luzca tiene que quedar completamente liso y uniforme, y muy brillante. La excepción fue este esmalte de NYX, que era fabuloso. Otro plateado que me salió buenísimo fue éste de Rimmel London. Pero los demás (como éste de Revlon), ya digo: un horror.

Mi actual esmalte plata pertenece por desgracia al segundo grupo...

Aquí comenté el primer esmalte que compré de Accessorize: un negro azulado increíble. Me gustó tanto, y encima habiendo costado solamente un euro, que poco después volví a la perfumería a por otro. Esta vez me llevé el "Lolite". Me vino de perlas encontrar ese tono, pues acababa de terminar mi esmalte plateado (el de Rimmel London).


A diferencia del negro azulado, el plata es malo con avaricia. Pasa a veces, que dos productos de la misma marca y colección salen muy diferentes en calidad y resultado, dependiendo del color que sea cada uno. Me ha ocurrido con esmaltes de uñas, sombras y lápices de ojos...

Se desconcha con facilidad pero ante todo es que le salen infinidad de marquitas, grietas, rayas y relieves que afean a lo bestia el resultado. Para colmo, hay que dar varias pasadas en cada uña si queremos un plata cubriente y visible, porque con una o dos capas es el típico esmalte aguado que queda prácticamente transparente. Y tarda lo suyo en secar. En fin: una joya. Lo único bueno es que es bastante brillante, pero dicho brillo no luce nada, cuando en todo lo demás queda tan feo.

Me pinto las uñas con él y al día siguiente -e incluso el mismo día- ya lo llevo en condiciones nefastas, cuando la mayoría de esmaltes me duran intactos dos o tres días. Nada más aplicarlo luce muy bien, pero conforme avanza el día empieza a estropearse que da gusto.

Solo costó un euro pero tengo claro que no lo volveré a comprar. Una lástima, porque el color es divino y tiene un brillo alucinante. Pero es un esmalte que no luce NADA.

NOTA: 1 / 10

viernes, 10 de febrero de 2017

Base de maquillaje Universal Fit Hydrating Foundation - KIKO


Universal Fit de KIKO se publicita como un maquillaje hidratante e ideal para todos los tipos de piel. 

Asegura cobertura media-alta y promete un acabado sorprendentemente natural. La fórmula cremosa, fresca y de larga duración facilita una aplicación fluida y aporta un toque aterciopelado para un confort instantáneo y una sensación agradable de ligereza en el rostro. La piel queda hidratada, suave y vital. La tez aparece luminosa y tersa con un resultado 100% natural. La textura confortable se extiende de forma homogénea y se adhiere perfectamente a la piel del rostro durante todo el día

Su fórmula está enriquecida con un complejo de ingredientes activos con acción hidratante y emoliente y con un complejo multifuncional de origen vegetal que protege la piel del estrés medioambiental que causa el envejecimiento. Los test clínicos demuestran que la hidratación cutánea mejora después de 7 días de uso del producto. Además, algunas materias primas de Universal Fit capturan y amplifican la luz, reduciendo las imperfecciones.

Es hipoalergénica (formulada para reducir al mínimo el riesgo de alergias), no comedogénica y no tiene fragancias ni parabenos. Yo tenía un poco de miedo pues nunca había usado bases de KIKO, y cuando te lanzas a probar una base de marca nueva siempre vas con cierto temor... además, seamos francos: KIKO no es Carlo di Roma pero tampoco es Estée Lauder. Afortunadamente, la base no me ha dado ninguna mala reacción.

Otro punto positivo es su enorme variedad de tonos: 20. Estuve un rato probándolos en la tienda y finalmente me llevé el Warm Rose 30, que se adapta como un guante a mi piel morena clara con ligero matiz rosado (rara que es una). Mujeres con cualquier tono de cutis desde el más claro al más oscuro, no tendrán problemas en encontrar su color.


Y bueno... todo muy bonito en el papel, pero me ha parecido una base lamentable. 

No sé si hidratará, pero si "hidratación" ahora consiste en que tras haber aplicado esta base notes la piel como pegajosa, apaga y vamonos. Es como ponerse cemento en la piel, lo cual manda narices teniendo en cuenta que visualmente es una base con cobertura nula. Posee una textura y asentamiento en la piel horribles, de verdad.

La cobertura tiene de media-alta lo que yo de bombera. Es demasiado ligera y no cubre nada de nada: más que una base de maquillaje parece una hidratante con color. Desde luego que deja un acabado "sorprendentemente natural": ¡si es como no echarse nada!.

Tampoco se nota especial luminosidad ni acabado maravilloso. Queda bonita, pero no es un resultado para volverse loca de amor.

Asegura ser idónea para todo tipo de pieles; pues que tengan cuidado las mixtas o grasas, porque a mí al cabo de un tiempo me saca brillazos hermosos, teniendo el cutis normal.

Y lo de "dura todo el día" ya es la monda con pistacho: en mi piel esta base no aguanta más que unas poquitas horas. Y mucho cuidado al vestirnos, porque mancha. Ni se adhiere ni queda fija a la piel. Tiene una duración francamente de risa, aunque la fijes con polvos. Y suma que enseguida me saca brillos.

Es que no tiene nada bueno la condenada. No recuerdo haber usado una base tan mala en uf, milenios.

Contiene 30 ml y solo cuesta 5.90 euros (yo la adquirí en las rebajas de enero y se me quedó en 4.10). Se presenta en una elegante caja negra que contiene en su interior un folleto con información detallada y consejos sobre la base. Ya quisieran muchos maquillajes tener esta presentación, aunque por supuesto: eso no salva a una base que es tan mediocre.

Sobra decir que ha ido al cubo de la basura. Habiendo sido mi primera base de KIKO, se me han quitado las ganas de usar ninguna más de esta marca. KIKO me gusta para cositas como sombras, coloretes o labiales, pero respecto a bases, polvos, correctores... me daba miedo antes y ahora ni te cuento.

NOTA: 0 / 10

Si buscamos una base que quede realmente espectacular, que sea perfecta en todo y que no sea nada cara, no me canso de recomendar esta joya. Tras un año con ella el otro día la terminé y la he vuelto a comprar.