lunes, 11 de diciembre de 2017

Brillo de labios Shine Caresse - L´ Oreal Paris


Me gusta bastante el maquillaje de L´Oreal: llevo usándolo desde que empecé a maquillarme y en todos estos años no ha habido un solo producto que me haya salido malo. Junto con Maybelline y Max Factor me parece la mejor marca de maquillaje en gama media, y tiene productos que desde luego no tienen nada que envidiar a las firmas de lujo.

Eso sí: vigilar dónde compremos, que por culpa de la publicidad bestial y contratar a tanta famosa para los anuncios, se les va la parra con los precios. Por mucho que me guste el maquillaje L´Oreal jamás he pagado ni pagaría más de 10 euros por un producto suyo. Ahora por ejemplo han lanzado unas barras de labios en colaboración con Balmain, y cuestan 20 euros. Siendo una marca media es timazo, cuando por el mismo precio te las compras de MAC, Urban Decay, Clinique, Lancome y similares.

Los labiales L´Oreal son excelentes: he tenido varios y siempre me han ido de 10. Mención estrella para las icónicas barras Color Riche y para los brillos Glam Shine (los primeros -pequeñitos y cilíndricos-; no la versión 6 horas que sacaron años después con envase alargado y rectangular). También me gustó, pero para mí los reyes eran los antiguos.

Otra alegría, y muy reciente, ha sido este brillo: Shine Caresse.


Es la típica barra de labios con formato gloss, combinando ambos estilos. Posee textura como de gel y ofrece color intenso, cubriente y muy suave, con acabado brillante muy bonito y nada recargado. Su fórmula especial y ultra-ligera aporta gran confort y cuidado a los labios.

Para variar con L´Oreal, nos hallamos ante un labial fantástico. Es muy cómodo y ligero, nada pegajoso, brillo sutil y el resultado es precioso y enormemente favorecedor, y tiene una duración muy buena en los labios. Contiene 6 ml y el envase no es más precioso y elegante porque es imposible. Y el aplicador es genial.

Y lo mejor: los colores. Tengo dos y no sabría con cuál quedarme.

"Eve" es un rosa bellísimo y dulce, con imperceptible matiz malva. En el envase parece un color más intenso pero puesto queda muy nude, muy natural. Es el típico rosa super discreto que al mismo tiempo embellece una barbaridad. Ideal para looks naturales o en combinación con maquillajes de ojos potentes.
"Lolita" es igual pero en tostado. Es un nude beige o melocotón que sube ligeramente el color del labio y que queda sensacional. Lo mismo que el anterior: idóneo para maquillajes discretos o para equilibrar con ojos muy marcados.
Los dos son PRECIOSOS, favorecen una barbaridad. Y al ser colores tan suaves son super versátiles y ponibles. Estoy encantada con ambos.

Podrían brillar más, pero no me parece un defecto. La publicidad ya expresa que se trata de un brillo muy ligero y sutil. Cuando quiera brillo a tope ya usaré otros labiales.

Y el colofón: su precio cuando se vendía en perfumerías (está descatalogado) era de 13 euros, pero a mí me costaron ¡¡¡¡1.50 cada uno!!!!. Los compré hace pocos meses en Dealz: tienda donde ya he adquirido chollazos similares.

NOTA: 10 / 10
Aquí pueden verse. Son el primero y el cuarto por la derecha:

viernes, 8 de diciembre de 2017

Plancha Remington Ceramic 215 / S1450 - Remington

Mi cabello es el típico muy liso que se ondula un poco en las puntas: comodísimo y me gusta su forma al natural, y esto hace que no necesite usar aparatos ni fijadores ni nada de nada para moldearlo, pues lavado y secado al aire ya queda con forma bonita. 

Por esa razón, plancha usaré cuatro veces contadas en todo un año; de hecho es que no me gusta NADA utilizarlas. De paso aprovecho y no estropeo el pelo (igual = jamás uso secador, ni siquiera en invierno). Pero pese a mi fobia planchesca me gusta tener siempre una, para esas raras ocasiones en las que decido alisar mi pelo en plan tabla.

La actual la adquirí hace varios meses y la he usado una vez -compra "inteligente"-. Se trata de la Remington 215. Para ser más exactos: Remington Ceramic 215 / S1450.

Revestimiento de cerámica. No tiene selector de temperatura. Alcanza los 215 grados y posee placas flotantes que hacen que el cabello deslice con total facilidad y ejercen la presión adecuada para cada mechón sin dañar su estructura. Se calienta en tan solo 30 segundos. El tamaño de las placas se ha aumentado al máximo y se han fabricado en un material que reparte de forma perfecta y homogénea el calor, de manera que alisa el cabello en mucho menos tiempo y "cuidándolo al máximo".

Eso de "cuida el cabello al máximo"... yo no sé si es que estas empresas nos toman por subnormales. Las planchas lo estropean SÍ o SÍ; ya sean Remington, GHD o Pepito de los palotes. Otra cosa es que bien alisadito el pelo aparente estar genial (que se lo digan a muchísimas famosas; el pelo precioso que lucen cuando lo llevan moldeado con aparatos y luego los mochos quemados que tienen al natural). Un cabello que frecuentemente se trabaje con plancha es cuestión de tiempo que termine siendo el festival de la sequedad y puntas quemadas, por muy buena que sea la máquina y mucha promesa de "sin daño" que hagan en su publicidad.


Y aquí viene la bomba: esta plancha me quemó las puntas con solo usarla UNA vez.  Al momento, recién alisado, mi pelo lucía bien bonito... pero al día siguiente tenía las puntas para tirarlas a la basura ¡¡¡¡completamente quemadas!!!! -ríete de Starfire, foto arriba-. Las tenía perfectas y se quedaron sin forma y parecían un ovillo de alambres: fritas fritas... y usé protector térmico. Y ni mascarillas ni aceites ni nada lo solucionaba. Resultado: tuve que cortarlas. Que no fue un drama y solo corté 2 o 3 cm, pero es que llevo siglos usando plancha y nunca me había pasado que me estropearan tanto el pelo, y menos con un solo uso. No tenía pensado cortarlo y tuve que hacerlo por culpa de esta plancha asquerosa. 

Alisar alisaba bien (como para no hacerlo, con lo liso que es mi cabello), pero las he usado mejores.

Lo de pulverizarme las puntas con solo usarla una vez y que por ello acabara cortándolas, no se lo perdono. He cogido miedo a usarla. Hace varios meses de aquello y no he vuelto a tocarla; ahí está en la caja muerta de risa, y hasta pienso en tirarla o regalarla. Va a pasar tiempo laaaaaargo hasta que vuelva a usar esta plancha, si es que vuelvo a hacerlo.

Seguiré con mi pelo liso-ondulado al natural, y si un día lo quiero poner liso tabla me haré la toga, que aunque tarde horas me compensa que no estropea nada el cabello. Y para ondular, mis mejores amigos son los rulos. De los aparatos de calor ya huía antes, y ahora ni te cuento.

"Lo bueno" es que salió tiradísima de precio, dado que la adquirí usando esos tickets de Carrefour que acumulas por compras y en los que te van regalando descuentos para las siguientes. El precio de esta plancha es de 20 euros -nada cara-, y gracias al descuento me salió por 7. Claro que yo pensaba que había adquirido el chollo del siglo (una plancha Remington por 7 euros), y bien cara que le salió a mi pelo. Y reitero que no la pienso volver a usar.

"Gracias" a ella, si antes usaba plancha tres veces al año, ahora sí puedo jurar que a mi melena no la vuelve a tocar un aparato salvo en caso de extrema necesidad. A esta plancha le auguro unas telarañas bonitas en los próximos meses / años.

Y eso que las planchas Remington tienen fama extraordinaria. Por mi parte: primera y última vez que les compro un producto.

NOTA: 0 / 10

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Esmalte de uñas 522 (Pearly Sapphire Blue) - KIKO

Con los esmaltes KIKO nunca sé a qué atenerme: igual me salen fabulosos que abominables (me pasa lo mismo con los de Essence). Y en mi opinión, los actuales no son muy allá y era mejor la versión anterior. De esos tuve montones. Solo conservo uno dorado, y el azul que paso a comentar.

Soy muy fan de los esmaltes azules y muy especialmente oscuros, nocturnos. Sigo enamorada de éste de Accessorize, y echo de menos éste de Astor.

El antiguo 522 (Pearly Sapphire Blue) de KIKO es muy muy similar al de Accessorize. Azul muy oscuro con visible matiz azulado, me encanta el color: adoro estos esmaltes tan oscuros que no llegan a ser negros y tienen subtono azul, violeta, rojo, etc -de todos modos en breve compraré esmalte negro, que hace siglos que no tengo-.

Es muy bueno. Con un par de pasadas cubre de 10 y el color queda espectacular y favorece muchísimo, amén de resultar super sexy y elegante. Tiene brillitos violetas aunque es imperceptible una vez aplicado. Dura bastante en las uñas, y mira que han pasado meses desde que lo tengo y pinta como el primer día.

Lo único: le echo en falta más brillo. Es de esos esmaltes que una vez aplicados y conforme va pasando el tiempo, el brillo se apaga y se muestran peligrosamente mates. El color sigue estando chulísimo pero luciría más de la otra forma. En fotos de Internet como la inferior, digo yo que la mujer habría aplicado después base de brillo, porque puesto a pelo a mí ni de lejos me queda tan brillante. Tanto en el color como en la intensidad del brillo, mi esmalte de Accessorize es mejor.

Contiene 11 ml. Lo compré en tienda KIKO, en uno de esos cajones de productos en liquidación (cuando ya habían retirado esta gama de esmaltes) y solo costó ¡un euro!. Su precio cuando pertenecía al lineal fijo era 2.90 euros -1.90 durante promociones-.

No es perfecto pero a decir verdad, estoy bastante contenta con él.

NOTA: 9 / 10

lunes, 4 de diciembre de 2017

Contorno de ojos hidratante Aqua - Biocura


Nunca he visto necesario usar cremas específicas para el contorno de ojos. Siempre aplico la facial en todo el rostro, lo cual las casas cosméticas desaconsejan y yo me río en su cara: que nos quieran convencer del uso "imprescindible" de productos innecesarios para vender más (igual que lo de cremas de día y de noche), ok, pero constato que puedes no usar crema para el contorno y tenerlo perfecto. Las faciales valen para toda la cara, por más que nos taladren con la cantinela de "esa piel es más finita y necesita cremas especiales". Por favor, que no os timen. Ídem: una vez aparezcan líneas y arrugas ahí se quedan, usemos cremas "anti-envejecimiento" de 5 o 200 euros. 

Por eso y unido a que tengo la piel del contorno impoluta; pese a que en teoría debería llevar años usándolas he empezado ahora a comprar crema para el contorno, y por pura tontería y las más baratas que he encontrado. La primera fue ésta, de la marca Biocura. La segunda y actual también lo es: Aqua

Indicada para todo tipo de piel, refresca e hidrata el contorno de los ojos. Contiene complejo hialurónico, minerales y Mimox. Relaja la piel, ilumina y suaviza las arrugas de expresión, hidrata durante 24 horas y protege la delicada zona ocular. Al igual que la otra, es ligera y agradable de aplicar y la zona se siente hidratada. "Peros": se supone que es textura gel aunque yo no lo noto y me parece igual que el anterior contorno de Biocura; textura crema como cualquier otra. Lo de refrescar tampoco lo veo, y entre eso y que no es gel por mucho que diga, creo que me quedo con la primera crema. Pero vamos, que me gustan ambas y lo mismo me da usar una que otra.

Trae 15 ml y cuesta 1.95 euros. Se compra en cualquier supermercado Aldi.

Tampoco le puntúo, dado que al no tener arruguitas ni ojeras ni nada no he podido comprobar la eficacia del producto. Eso sí: no hace nada que no me haga cualquier crema facial, y para comprar por comprar y tener en danza dos envases innecesariamente, cuando la termine no volveré a comprar cremas para el contorno de ojos (como mucho probaré la otra variedad y así habré usado las tres. Total, por ese precio...). Cuando me empiece a salir "tema" no descarto entonces comprar algo específico, pero ahora considero que es tirar el dinero, cuando con las cremas faciales me basta y me sobra. 

Recordad que genética aparte, los aliados estrella para un contorno de ojos sin la más mínima línea son huir del sol, no fumar, comer bien, etc. Las cremas constituyen una ayuda NULA si no seguimos determinados hábitos. Y probad a aplicar en el contorno (o en todo el rostro) durante toda la noche manteca de karité, aceite de coco o aceite de oliva. 100% natural, y resultados en la piel que me río de cualquier crema comercial.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Lápiz khol (negro) - Yves Rocher

Cuando empecé a maquillarme de adolescente usé muchísimo Yves Rocher. Y no sé por qué, pues era mediocre: las bases eran grasa pura y no duraban nada puestas, las sombras-lápices-coloretes-labiales duraban puestos 5 minutos, las sombras y coloretes no pintaban apenas, las máscaras de pestañas casi no se notaban y desprendían motitas... Llegó un punto en el que decidí desterrar el pésimo maquillaje de esta marca. He seguido comprando en la tienda pero maquillaje muy raramente. En los últimos 10 años les habré comprado tres cosas, aparte de las que me hayan regalado. 

Sí puedo decir que han mejorado las formulaciones y en líneas generales el actual maquillaje de esta casa francesa no tiene nada que ver con la abominación que fabricaban hace 15 años, si bien sigue estando muuuuuy lejos de otras marcas. No exagero cuando digo que incluso Essence se la merienda. 

El último producto de maquillaje que he tenido de Yves Rocher, fue esta máscara de pestañas y porque me la regalaron. Dió muy buen resultado, aunque las he usado mejores. 

Recientemente caí con otro. Necesitaba una agenda para la universidad y casualmente me enviaron un tarjetón de Yves Rocher donde regalaban una (y una libreta grande para notas). La agenda está genial, así que para conseguirla decidí comprar cualquier chorradita muy barata. Escogí un lápiz de ojos para la universidad, y así reservar el eyeliner en gel para cuando me arreglo.


Y menos mal que compensó por la agenda, porque menuda BASURA de producto.

Es un lápiz de ojos khol; el lápiz básico de toda la vida. Mi color es el negro.

Para empezar, no es nada suave ni cremoso como esos lápices que literalmente deslizan sobre el párpado: es algo duro y no resulta cómodo maquillar con él, e incluso ha llegado a hacerme daño. Pincha. Lo siguiente es que deja un negro poco intenso que más bien parece gris oscuro. Entre la textura y la no menos penosa pigmentación, pinta FATAL. Y el colofón: puesto no dura NADA. Me lo aplico y las dos horas cuando salgo de clase y voy al baño, me miro al espejo y el lápiz está emborronado, "precioso".

Por suerte pensaba terminarlo enseguida, teniendo en cuenta que lo tenía que retocar varias veces y la mina se gastaba a velocidad terminal. Pero hablando en plata: antes que maquillarme con esta peste de lápiz prefiero llevar el ojo sin pintar. No lo aguantaba más, así que me deshice de él (ya tiene que ser MALO un cosmético para que yo lo compre y no lo termine).

Otro negativo aunque sin importancia, es que la tapa es transparente. Al igual que esas paletas de sombras con todo el estuche de plástico transparente en plan chinorri, no me gustan los lápices así: me dan imagen de cutres. Los prefiero con las tapas coloreadas. 

Marca de precio 5.10 euros, pero con los habituales descuentos de Yves Rocher se quedó en 2.55. De ambas formas: caro para lo que es. Esta porquería no vale ni medio céntimo. Por ese precio hay lápices negros en Essence que le meten mil patadas. O por un euro más, esta joyita de I Heart MakeUp.

Después de esto, seguiré como siempre: va a costar que compre maquillaje Yves Rocher.

NOTA: 0 / 10

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Champú y mascarilla Elvive Aceite Extraordinario con Aceite de Coco - L´Oreal Paris


Aceite Extraordinario con Aceite de Coco es sucesora de la gama Aceite Extraordinario (comentada aquí). Me encantan ese champú y mascarilla: nutren a saco y huelen que enamoran. ¿Les superarían los nuevos?.

La nueva versión es una copia "light" para quien no necesite tanta nutrición. Especifican su uso para cabello normal a seco, mientras que los anteriores son para cabello muy seco. Ofrecen "dosis precisa de nutrición ligera", a diferencia de la intensiva de los primeros.

La gama clásica está enriquecida con seis aceites florales, y la nueva corona como protagonista al archifamoso aceite de coco. Lo cual choca un poco, dado que ese aceite se caracteriza por nutrir a lo bestia, y estos productos se presentan como "nutrición ligera". Yo lo habría hecho al revés: los aceites florales para cuidado normal, y el de coco para nutrición hardcore.

Prometen cabello nutrido, fluido, con brillo extraordinario y sin apelmazar (como los anteriores). ¿Cuál es entonces la diferencia entre ambas gamas, aparte de lo del coco? pues que la nueva no contiene siliconas; de ahí lo de "nutrición ligera". Aunque solo es el champú, pero eso sí: la mascarilla solo tiene una silicona y en los últimos ingredientes. De todos modos no me afecta, ya que debo ser de las pocas raritas que prefieren champús y mascarillas con cuanta más silicona mejor.

La mascarilla es multi-usos: Noche & Día, y con o sin aclarado. Por la noche como tratamiento intensivo en cabello seco, o como crema ligera aplicando en las puntas sobre pelo húmedo. Por el día, dejarla actuar 3 minutos bajo la ducha, o utilizar como retoque final sobre cabello seco. Vamos: que se puede usar como mascarilla tradicional tras lavar el pelo, como mascarilla pre-lavado, y como sérum.

Finalmente, aseguran que ambos productos poseen una "adictiva fragancia a coco con notas de madera".
Cierto que aportan nutrición ligera: la gama normal Aceite Extraordinario nutre más. Los nuevos también dejan el cabello muy bien pero creo que me quedo con los anteriores. Si tenemos el pelo muy seco o dañado es posible que se queden cortos: en ese caso, preferir la versión clásica. Pero si no atraviesa estado de sequedad ni está estropeado ni nada, irán genial. Los he aplicado así y dejan el pelo perfecto: nutrido, muy suave y brillante, sin apelmazar, con cuerpo... como los anteriores. Y cada melena es un mundo: lo digo porque también los he usado en pelo machacado tras decoloración ¡y lo dejaban fenomenal!. Cosa rara no teniendo siliconas. 

Al igual que la colección anterior, el champú es un gel transparente muy fundente y ligero. Y la mascarilla es muy densa y untuosa, concentrada.

Del "multi-usos" no puedo opinar, dado que solo utilizo esta mascarilla después del lavado. Para pre-lavado y sérum ya tengo otros productos. Una cosa: eso de dejarlas 3 minutos es tirarlas a la basura. Yo las suelo dejar entre media y una hora, y eso sin contar las mascarillas o aceites antes del champú, los cuales siempre dejo actuar varias horas e incluso una noche o día entero si no salgo de casa (el pelo lo nota).

Me decepcioné con el olor a "coco". Tienen un ligeriiiiiito aroma pero nada del otro jueves; de hecho, no quiero pensar mal pero el champú me huele MUY similar al de la gama clásica. Y a la mascarilla también sigo buscándole el supuesto y "adictivo" aroma a coco: al igual que el champú, huele muy bien, pero prefiero el olor de la mascarilla Aceite Extraordinario normal.

Me gusta un poco más la gama clásica pero la nueva también me encanta; solo que me parece tontería -y mucha treta comercial- haberla lanzado: estando la otra, ésta me parece absolutamente innecesaria. 

Aun así les pongo un 9 pues ya digo que también dejan el pelo genial, y pueden llegar a nutrir más de lo que aparentan (por mi experiencia con pelo decolorado). De hecho podéis llamarme hereje, pero tras mi última decoloración, a mi cabello le han ido infinitamente mejor este champú y mascarilla siendo de supermercado, que éstos profesionales de peluquería -y no ha sido la primera vez que me ocurre: mi pelo es alienígena-.

Rondan los 5 euros la mascarilla, y unos 4 el champú. Estad siempre atentas a las ofertas en perfumerías y centros comerciales: a mí la gama clásica me salió en un pack promocional por 4 euros los dos productos, y con éstos aproveché un 70% de descuento en la segunda unidad y costaron ambos unos 6 euros.

NOTA: 9 / 10

lunes, 27 de noviembre de 2017

Por qué me encanta Fenty Beauty


El pasado mes de septiembre se lanzó a nivel mundial Fenty Beauty: la firma de maquillaje creada por la guapísima cantante Rihanna.

Nunca la he seguido musicalmente: admito que tiene buena voz y canciones majas y pegadizas, pero no es mi estilo para nada. Eso sí: el dinero que no le pago en discos y conciertos, me temo que a partir de ahora se va a compensar con su marca de cosméticos.

Fenty Beauty ha sido un boom absoluto tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, y empresarialmente ya está considerada como uno de los lanzamientos estrella en 2017 y no solo a nivel maquillaje sino en global. Ya no es por todas las fans que posee la mediática cantante y porque las mujeres negras se han revolucionado con la marca debido a que presenta gran variedad de tonos para ellas, sino porque tiene productos realmente GENIALES. No es de esas marcas que sacan famosillas aprovechando el nombre y luego las cosas son normalitas o mediocres (dicen que la marca de Kylie Jenner se ha ido al pimiento por culpa de Fenty Beauty, y que no va a ser la única). 

Hay que tener en cuenta que Fenty Beauty la lleva LVMH: el mismo grupo que a Dior, Guerlain, Givenchy, Make Up For Ever, Benefit, Marc Jacobs, Sephora, Kat Von D.... por lo que la calidad está más que garantizada.
Aparte de envases elegantes y con mucho estilo, y tamaños generosos (los brillos de labios tienen entre 9 y 9.7 ml: casi el doble que los habituales), los productos Fenty Beauty poseen una calidad EXCELENTE. He probado cosas y todo es para aplaudir. Y para ser una firma de gama alta no me parece excesivamente cara: por ejemplo, los labiales no superan los 20 euros. Excepción: el rojo "Stunna", que acaban de lanzarlo y cuesta 23.

De momento ya está en mi poder el precioso Gloss Bomb -foto arriba, derecha del todo- y no será lo último: el impresionante "Stunna" me lo probé y si no lo he comprado es porque tengo tres rojos y quiero ir gastándolos primero, pero va a ser mío sí o sí.

Me gusta de esta marca que no discrimina al brillo: siempre he sido fan de los labiales, sombras y coloretes brillantes (sin pasarse) pero desde hace años vivimos en la era del mate, mate y más mate. Que también me gusta, pero sigo enamorada de los acabados satinados, metalizados.. Y Fenty Beauty no se corta un pelo: desde el super brillante Gloss Bomb hasta los labiales, la paleta de sombras y los alucinantes brillos de la colección Galaxy, pasando por los iluminadores. Por supuesto, también hay productos mates.  

Son maravillosas las barras multi-usos de color, iluminación, corrección y contorno, al igual que los iluminadores. Tengo que probar el polvo matificante. Las brochas no me llaman, y la base famosa de los 40 tonos no la he probado pero no lo descarto. Y en la actual edición limitada Galaxy, las barras y brillos de labios son espectaculares -estuve a punto de comprar el brillo "Spacesuit" que me lo probé y casi desmayo de amor, al igual que el fabuloso rosa azulado "Plutonic Relationship"... pero al final opté por el Gloss Bomb por ser un tono hiper-versátil que pega con absolutamente todo. Ya lo comentaré-.

A ver qué productos van sacando. Ahora hay poquitos, pero lo que hay: madre mía. Ojalá pase el tiempo y mantengan la calidad. Enhorabuena a Rihanna y a los responsables de Fenty Beauty, pues se han lucido pero bien. 

En España, Fenty Beauty se vende exclusivamente en perfumerías Sephora. También se puede comprar online, tanto en la web de Sephora como en la de la propia firma.

Edición limitada "Galaxy". Abajo a la izquierda y tumbados, los dos brillos que mencioné.

viernes, 24 de noviembre de 2017

Crema facial Cuidado Esencial Triple Acción - Pond´s

Tras acabar esta crema que tanto me gusta, ahora estoy con una de Pond´s. Se la regalaron a mi madre y me la dió a mí y me vino de perlas, dado que estaba a punto de terminar la otra.

Es la Cuidado Esencial Triple AcciónEstá orientada a piel madura y la mía no es así, pero es que para mí son todas meras hidratantes. Pese a que por edad ya debería, me es indiferente comprar cremas anti-arrugas que hidratantes normales, pues no me creo nada de las anti-envejecimiento: cuando tengan que venir las arrugas vendrán y eso no lo va a evitar ninguna crema, cueste 5 o 100 euros. Yo las uso como ayuda secundaria a lo realmente eficaz para tener buena piel: huir del sol, no fumar, comer bien, etc etc (y genética). Por eso, lo único que le pido a una crema facial es que me hidrate / nutra.

Su triple acción estriba en: Acción Anti-arrugas gracias a las vitaminas A y E que estimulan la renovación celular y reducen visiblemente las arrugas y líneas de expresión. Acción Anti-flacidez mediante la soja y el ácido glicólico (AHA) conocidos por re-densificar la piel y tensarla, devolviéndole su firmeza. Y Acción Anti-manchas por sus filtros solares que ayudan a prevenir la aparición de manchas provocadas por la exposición al sol. 

El cutis queda más liso, denso y firme, recuperando toda su vitalidad y belleza.

Posee una textura muy densa -me recuerda a cuajada o yogur- pero agradable, y noto que hidrata (aunque las he usado más nutritivas). Pero nada que no me haga cualquier crema, y reitero que las he tenido mejores. En arrugas, flacidez y manchas no puedo opinar si es eficaz, dado que no sufro ninguno de esos elementos. Pero como crema normal y corriente me gusta, sin volverme loca.

Es una más entre tantísimas, no le veo nada destacable. Típica que si encuentro tirada de precio la compraría, pero si no, no es una crema que fuera a por ella a propósito. 

Me huele como a cosmético de señora mayor: no sabría describirlo pero es un olor un poquito rancio, "antiguo". No llega a ser desagradable porque es muy neutro y sutil, pero tampoco me emociona. Contiene 50 ml y de precio ronda los 5 euros.

Punto positivo: especifica ser "crema de día y noche". Aparte de las anti-arrugas, también tenemos el engañabobos de dividir en cremas de día y cremas de noche, para que así la clienta compre dos tarros en lugar de uno. Yo llevo toda la vida usando las mismas cremas por la mañana y por la noche, y fenomenal. Así que en este aspecto aplauso para Pond´s, por no tratarnos a las compradoras como si fuéramos subnormalitas.

NOTA: 5.5 / 10

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Spray Brillo Diamante - Deliplus


Hace siglos que huyo de la cosmética capilar Deliplus (al igual que de sus cremas faciales) pues prácticamente no hay producto de esas líneas que no me haya parecido mediocre. Hay alguna excepción como el tinte negro azulado, que siempre me dió buenos resultados. Pero sus champús, mascarillas, "sérums" y productos de fijación no quiero verlos ni en pintura. Lo último que compré fueron estos champú y mascarilla, y ni los terminé. Y los geles, gominas y espumas Deliplus: te echas alcohol y cartón-piedra en el pelo, y acabas antes.

Otra decepción fue este spray que promete aportar brillo al cabello, "envolviéndolo en un halo de luminosidad que le devuelve su esplendor natural". No tiene fijación ni ninguna otra propiedad especial; da brillo y ya está.

Realmente es un brillo visible, muy potente y bonito y no digamos si el cabello es negro o negro azulado (de por sí el color de pelo más brillante, pues imagina si le agregamos todavía más brillo). ¿Cuál es su pega? pues que el brillo no dura más que unos pocos minutos, al menos en mi caso. El efecto desaparece enseguida. Lo aplico mientras me estoy maquillando y al principio deja un brillo chulísimo, pero cuando salgo de casa ya no tengo ni rastro.

Tan solo cuesta 1.75 euros y puede encontrarse en cualquier Mercadona. Pero teniendo en cuenta que es como no echarse nada, hace tiempo que no he vuelto a comprarlo. Si repito con un spray de brillo tengo claro que será profesional, porque los dos que he usado de supermercado, madre mía... (el de Deliplus y éste de Nelly).

La gama Brillo Diamante tiene más productos aparte del spray: champú, mascarilla y laca. No he probado ninguno, ni lo haré.

A excepción del tinte negro azulado -y en todo caso, ya que los hay mejores costando lo mismo e incluso menos-, a mi cabello no lo vuelve a tocar Deliplus.

NOTA: 0 / 10

domingo, 19 de noviembre de 2017

Maquillajes con la paleta Naked 3 de Urban Decay


Naked 3 de la fantástica marca californiana Urban Decay: desde que la tengo (hará ya entre cuatro y cinco añazos) es mi paleta favorita de sombras de ojos. La reseñé aquí. 

Como fanática que soy del rosa en el maquillaje, este producto me parece imprescindible. Sus preciosas y elegantísimas sombras resultan 100% ponibles y versátiles a cualquier hora y en cualquier situación, y si se tiene habilidad con los ahumados se consiguen unos maquillajes espectaculares con ella. Y tal y como puede verse en las fotos, también podemos optar por sombreados en tonos caramelo, tierra, dorados, grises... no limitándose a la gama del rosado. Otro punto es que al ser el rosa un tono frío, esta paleta queda de maravilla a juego con mi cabello negro azulado. Y siendo Urban Decay, qué decir de la excepcional calidad y acabado de estas sombras.

Si no se quieren pagar los 52 euros que cuesta, puede optarse por una versión económica como por ejemplo la Blushed Nudes de Maybelline: comentada aquí. No es igual ni de lejos pero sí son tonos parecidos y también es una paleta preciosa, y cuesta 43 euros menos. Tengo ambas y las uso sin parar.

Dejo ejemplos de maquillajes realizados con este amor de producto. Felicito a estas chicas por la maña que tienen, y deseo a todas las mujeres que poseen la Naked 3 que la estén disfrutando y sacando tanto partido como yo. No es barata pero es imposible amortizarla más. Y mira que la uso, y cinco años después parece recién comprada. Miedo me da lo que tardaré en terminar todas las sombras, pero yo más feliz imposible.