viernes, 29 de diciembre de 2017

Gloss Bomb Universal Lip Luminizer - Fenty Beauty by Rihanna

Aquí comenté mi descubrimiento de la marca Fenty Beauty by Rihanna. Tiene productos muy chulos, y entre todos no pude resistirme a hacerme con este fabuloso brillo de labios (el primer labial que lanzaron).

Respecto a la calidad: BRUTALMENTE COLOSAL. Se nota que es una firma que la lleva el mismo grupo que a Dior, Guerlain, Benefit, Marc Jacobs, etc etc. Cero pegajoso teniendo en cuenta que los brillos suelen serlo y bastante, textura exageradamente suavísima y deslizante, cómoda y ultra-ligera como si no llevaras nada al tiempo que resulta jugoso e hidratante sin sobrecargar, y lo que más me alucina: dura HORAS en los labios. Los brillos no se caracterizan por una duración descomunal, pero Gloss Bomb permanece que es una auténtica pasada. Incluso aunque comamos o bebamos; ahí evidentemente se va con más facilidad, pero sigue quedando producto en el labio. Cuando en mí es milagroso el gloss que me aguanta más de una hora sin retocar.

Hermosísimo beige-melocotón que queda MARAVILLOSO. No hay varios colores: es un único tono universal creado para favorecer a todas las mujeres sea cual sea su fisonomía facial. Que esa es otra: he leído opiniones diciendo que Fenty Beauty es una marca especialmente ideada para negras y mulatas y que al resto no les irán bien sus colores y eso es mentira como una catedral. Yo ni soy negra ni mulata y he probado cosas suyas que me quedan genial (caso de este gloss). 

Sube el tono del labio y queda ultra-natural, siendo perfecto para looks discretos o por el contrario para combinar con maquillajes de ojos potentes. Es un color 100% versátil y ponible e idóneo para cualquier tipo de maquillaje, ropa o situación: a diario para trabajar / estudiar, para salir de fiesta, citas y eventos... incluso me parece un tono ideal para novias en bodas.


Al tiempo que queda tan natural, favorece y embellece lo indecible y aunque sea suave, el color luce plenamente visible y luminoso. Resulta muy brillante aunque nada exagerado y mucho menos purpurinoso ni similares. Es un brillo realmente bonito y el acabado es IMPRESIONANTE. Y aunque brille tanto, reitero que es idóneo para cuando queramos llevar los labios discretos (pero preciosos).

Contiene manteca de karité que los acondiciona y nutre. Huele a melocotón y vainilla; para comérselo. Y promete efecto voluminizador y aportar un aspecto más carnoso: no sé si será cierto -más que nada porque yo ya tengo labios gordos de natural- pero corroboro que al tiempo que discreto queda llamativo, espectacular y SEXY que te mueres (para mí es la ventaja estrella de los labios gruesos: cualquier color les queda fantástico).

El envase me encanta: sin ser aparatoso tiene un tamaño enorme -al igual que el aplicador-. Las líneas geométricas son muy estilizadas y nos hallamos ante un producto bellísimo, elegante y con sumo estilo. Por fuera, y aplicado en los labios.

Cuesta 17 euros en Sephora. No me parece nada caro teniendo en cuenta su excepcional resultado y calidad, que es un color super ponible al que se le va a sacar infinito partido, y que trae 9 ml: casi el doble que muchos brillos de inferior calidad y que perfectamente sobrepasan los 10 euros. Por eso opino que compensa con creces su compra. Yo calculo que me durará mínimo un año: sobre los dos o incluso más.

Enamoradísima de tan extraordinario producto. Mi descubrimiento estrella de 2017 en maquillaje, y uno de los mejores (si no el mejor) brillo de labios que he tenido nunca.

Por cierto: saludos a las que por Internet han adquirido la copia que no llega a 3 euros. Muy "inteligente" comprar maquillaje chinorri de imitación, que a saber lo que te estás echando en la piel. Y ante todo: ya son ganas de aparentar (o de engañar, si es para regalo). Si no puedes o no quieres pagar los 17 euros pues compras un gloss de Maybelline, Rimmel London y marcas así, que por 5 euros también salen muy buenos y te aseguras que es un producto original y fiable.

NOTA: 10 / 10

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Mis mayores descubrimientos cosméticos en 2017


A continuación y de menor a mayor, las joyitas en materia cosmética más resaltables que he descubierto en 2017. La mayoría de productos ya han sido comentados en el blog, y los que no, lo estarán en breve.

10 - Protector labial de macadamia y karité (Mildeen): tras decepciones con marcas como Nivea y Liposan, hacía siglos que no usaba un bálsamo labial tan nutritivo y buenísimo. Y cómo huele... Para colmo, solo cuesta 2 euros el paquete con tres unidades. Venta en supermercados Aldi. LIDL también vende pack de tres bálsamos labiales y al mismo precio, pero en mi opinión no vale un duro.
9 - Crema de manos Flor de Algodón (Laiseven): al igual que el bálsamo labial, se trata de la mejor crema de manos que he usado en mucho tiempo. Las nutre que es una verdadera pasada. Un euro en perfumerías. Solo trae 30 ml pero cunden a saco: es tan concentradísima que apenas hay que aplicar producto.
8 - Máscara de pestañas Roller Lash (Benefit): primera vez que uso máscaras de Benefit y madre mía: QUÉ PESTAÑONES, POR FAVOR. Ni las postizas. Especialmente me fascinó lo genial que las separa y el aspecto tan potente en las pestañas pero a la vez natural y fluido, nada tieso ni artificial ni el horrible efecto "patas de araña". Precio en Sephora: unos 28 euros el tamaño normal; 13 el pequeño.
7 - Crema facial hidratante Aqua (Cien): sorprendente y excepcional crema para rostro. Deja el cutis como Dios, es super fresca y ligera al tiempo que nutre lo suyo, y el olor es AMOR. Solo 3 euros en supermercados LIDL.
6 - Esmalte de uñas Color Riche "Divine Indigo" (L´Oreal): el esmalte más chulo que he adquirido este año, y uno de mis favoritos desde que me pinto las uñas. Un fantástico violeta azulado muy oscuro y brillante, simplemente hechizador. Su precio ronda los 5 euros pero costó 1.50 en una tienda Dealz.
5 - Le Multiple "Orgasm" (NARS): mítico producto multi-usos cuya fama está más que justificada. Puede usarse como iluminador o para dar color en ojos, mejillas y labios. Ya lo había tenido en otro tono -Maldives-, pero el legendario y bellísimo Orgasm me gusta infinitamente más. Cuesta 44 euros y no me parece caro teniendo en cuenta sus resultados y lo que se amortiza: mi anterior Multiple me duró 5 añazos.
4 - Gloss Bomb Universal Lip Luminizer (Fenty Beauty by Rihanna): Si no es el brillo de labios más precioso que he tenido jamás, poco le faltará. Calidad 10, nada pegajoso, dura siglos en los labios (alucinante siendo un gloss) y el suave color además de bellísimo y ultra-favorecedor es 100% ponible y combinable con cualquier maquillaje o ropa. 17 euros en Sephora: nada caro teniendo en cuenta su imbatible calidad, el tremendo partido que se le va a sacar, y que tiene 9 ml -casi el doble que muchos brillos-. 
3 - Manteca de karité 100% pura: primera vez que la compro y más fascinada no puedo estar, cualquier alabanza se queda corta. La mía es de la marca Terre d´Ecologis y la compré en Carrefour por 5 euros (que no os timen y os soplen 12, 15 o más como hacen por ahí). El tarro es pequeño pero cunde; lo tengo varios meses y queda casi la mitad. La uso en cabello y rostro y ya comentaré con todo detalle en su reseña, pero repito: FASCINADA.
2 - Estuche de pinceles de maquillaje maxi Pixie Rose Collection (Beter): lo reseñé hace nada. Enamoradísima es poco: el envase es precioso pero es que los pinceles tienen una calidad que alucinas. No me extraña que Beter tenga la reputación que tiene en accesorios de belleza. 36 euros pero me costó 19.95 en Druni -reitero: antes de comprar, comparad precios y mirad en varios sitios-.
1 - Beautiful Color Brow Shaper & Eyeliner (Elizabeth Arden): extraordinario producto y uno de los pocos que existen específicamente para maquillar cejas en negro -para los fabricantes de maquillaje el mundo termina en las cejas castañas y las mujeres de cejas negras no existimos-. No puedo vivir sin él: puedo pasar sin maquillarme rostro, ojos y labios pero realzar un poquito mis cejas me cambia totalmente la cara. Resultados de 10, es fabuloso, y el estuche no es más precioso y elegante porque es imposible. También sirve como delineador de ojos, pero solo lo uso en las cejas. Adoro utilizarlo, me tiene enamoradísima. Y no quiero ni pensar en la de años que va a durar. Marca 24 euros pero salió por 14.40 en una perfumería gracias a una promoción. 

Fuera del ranking dejo muchísimas otras alegrías descubiertas en 2017, como el corrector Fit Me de Maybelline, la máscara de pestañas Velvet Noir de Marc Jacobs, los labiales Vice Liquid de Urban Decay -mención estrella para el color "Big Bang"-, las paletas de sombras Rock Nudes y Burgundy Bar de Maybelline, el eyeliner en gel Intenza de L´Oreal, el tinte negro azulado Olia de Garnier (retirado por desgracia), los nuevos tintes negro azulado de Llongueras y Nelly, el champú y la mascarilla Aceite Extraordinario con aceite de coco de Elvive, mi primer champú y mascarilla de Le Petit Marseillais, el agua micelar de Mildeen, etc etc etc.

Y re-descubrimientos (productos que me van de 10 pero que por X motivo hacía milenios que no compraba): mascarilla capilar Reconstructora 3 Minute Miracle de Aussie, tinte negro azulado Naturtint, prebase de sombras "Sin" de Urban Decay, base de maquillaje Xperience de Max Factor, polvo compacto matificante de Max Factor, sérum capilar Sealed Ends de Bonacure, ampollas Rescate 1 Minuto de Pantene, champú Flex de Revlon, etc etc...

Seguro que me olvido productos.

Y como contrapunto, saludo a los horrores por excelencia que la cosmética me "regaló" este año: algunas cosas de KIKO (no voy a volver a comprar en esta marca), el asqueroso spray Colorista de L´Oreal, varios productos capilares de la firma "profesional" Yunsey, y muy especialmente mi horror supremo del 2017: el decolorante de Nelly "gracias" al cual tuve que cortarme el pelo por los hombros.

lunes, 25 de diciembre de 2017

Crema de manos Hidratante Larga Duración - Yves Rocher


Hace poco terminé esta crema de manos: Hidratante Larga Duración de Yves Rocher. Contiene Árnica procedente de agricultura biológica. 

Promete hidratar intensamente durante largo tiempo y sin aportar efecto graso, recuperando la suavidad y flexibilidad al tiempo que las protege. No contiene aceite mineral, silicona ni parabenos. 

"Hidrata" pero es un resultado muy simplón; he usado cremas de manos muchísimo más hidratantes y nutritivas. No solo se queda muy corta hidratando, sino que a la media hora ya tienes las manos como si no hubieras aplicado nada. Lo único: huele bastante bien.

No es que sea horrible, pero mismamente las dos anteriores cremas de manos que tuve (de Laiseven y de Interapothek, comentadas en el blog) me resultaron infinitamente mejores, costando lo mismo e incluso menos.

La cantidad es de 75 ml. Su precio fijo marca 3.60 euros pero como siempre en Yves Rocher, en la práctica se reduce: costó sobre 1.95.

Baratísima pero no merece la pena, habiendo cremas con igual y menor precio que se la comen con patatas. No me parece horrorosa pero tampoco puedo aprobarla. Por fin la terminé, y por supuesto: no repito.

A este paso va a ser complicado que vuelva a comprar cremas de manos de Yves Rocher, pues la anterior que tuve -ésta-, no fue tampoco muy allá.

NOTA: 4.5 / 10

viernes, 22 de diciembre de 2017

Mi espantosa experiencia con productos Yunsey


Hace casi dos meses me decoloré con esta basura, y resultado: exterminio como jamás había sufrido mi pelo. Por suerte ya lo tengo totalmente reparado gracias a cuidados intensivos 24 horas, aunque eso sí: que tuviera que cortarlo por los hombros no se lo perdono a Nelly jamás. Debido a lo increíblemente masacrado que quedó, me puse en contacto con ellos y muy amablemente me pidieron disculpas y ofrecieron mandar algún producto como compensación. Y a los dos días recibí todo esto. La verdad es que se portaron.

Mira que conozco / he usado firmas profesionales de peluquería, pero Yunsey ni me sonaba. La fabrica el mismo laboratorio valenciano que los productos Nelly, orientados al sector doméstico. 

Al ser profesionales pensé que mi cabello vería el Valhalla, y madre mía.... Sucede con productos capilares de supermercado pero también con los de peluquería: igual encuentras joyas que abominaciones. No es lo habitual en los profesionales y la inmensa mayoría suelen ir genial, pero mi experiencia con Yunsey ha sido un perfecto ejemplo de que productos profesionales no siempre equivalen a lo mejor.

REPAIR CHAMPÚ HIDRATANTE   250ml

Limpia y mejora la hidratación del cabello seco sin apelmazarlo. Contiene extractos vegetales hidratantes que devuelven al cabello su estado óptimo de hidratación y le proporcionan suavidad, flexibilidad y elasticidad. Con glicerina, activo vegetal de hidratación prolongada y cuaternizado de miel. SIN PARABENOS NI SILICONAS.

Precio: 10.80 euros.


REPAIR MASCARILLA ULTRA-NUTRITIVA   500ml

Mascarilla ultra nutritiva que repara, suaviza y fortalece los cabellos dañados. Contiene aceite de jojoba rico en antioxidantes y propiedades nutrientes que penetran y reparan el cabello, Vitamina F con mezcla de Omega 6 y Omega 3 especialmente indicada para cabellos secos, quebradizos y sin brillo, hidrolizado de soja, Pantenol y vitamina E. SIN PARABENOS NI SILICONAS.

Precio: 31.15 euros.

REPAIR MASCARILLA HIDRATANTE   500ml

Mascarilla que protege, da brillo y mejora la hidratación del cabello seco sin apelmazarlo. Contiene extractos vegetales hidratantes que devuelven al cabello su estado óptimo de hidratación y le proporcionan suavidad, flexibilidad y elasticidad. Con activo vegetal de hidratación prolongada y cuaternizado de miel. SIN PARABENOS NI SILICONAS.

Precio: 28.80 euros.

TRATAMIENTO ELEVEN + ONE 150 ML 

ELEVEN + ONE es un tratamiento completo con 12 propiedades que cubren diversas necesidades del cabello. Su combinación de ingredientes como el filtro solar, agentes acondicionadores, aminoácidos de seda, etc, proporcionan al cabello suavidad, brillo, flexibilidad y elasticidad.

Antiencrespamiento.
Proporciona brillo extremo.
Mejora la peinabilidad en húmedo y en seco.
Propiedades antiestáticas.
Aporta soltura y movimiento.
Suavidad y sedosidad.
Reduce los daños producidos por las radiaciones UV.
Aporta flexibilidad y elasticidad al cabello.
Ayuda a prevenir las puntas abiertas.
Retiene la humedad e hidratación.
Mejora los daños en la cutícula.
Aporta nutrientes.


Precio: 14.57 euros.

REPAIR RECONSTRUCTOR NUTRITIVO   200ml

El reconstructor de cabellos dañados sella y repara la fibra capilar aportando al cabello gran brillo y suavidad. Contiene Jojoba y Queratina que nutren el cabello en profundidad devolviéndole su belleza natural. Con Pantenol, hidrolizado de proteínas, aceite de germen de trigo, aceite de jojoba, aceite de aguacate y Benzophenone-4.

Precio: 20.34 euros.

Para empezar: no soy química, pero ¿quién es el GENIO al que se le ocurre fabricar productos para pelo muy dañado, SIN silicona?. Entiendo que en los últimos años con toda la moda de lo supernaturaaaal, ahora las siliconas son consideradas lo peor -cuando antes eran la bomba: por poner un ejemplo, cuando las crearon en los años 80 solo las llevaban los cosméticos de lujo-, pero en serio: me importa un comino que no reparen "de verdad" y que solo aporten efecto óptico y no muestren el estado real del cabello: una vez fuera de la raíz el pelo es materia muerta y lo único que pido es que luzca bien, sobre todo cuando está estropeado. Y las siliconas lo sellan y lo dejan super pulido, puntas perfectas, brillo y suavidad extremos... y me da igual que sea maquillaje. He usado productos sin silicona y alguno también me deja el pelo muy bien, pero siempre preferiré que las lleven y que tenga un aspecto 10 aunque sea falso, a que esté "natural" y luzca horrendo (espero que las anti-silicona sean consecuentes y tampoco se maquillen ni depilen). Aparte, la mayoría de productos de peluquería van cargados de ellas justo por eso: para dejar el pelo fabuloso, así que taaaan malas no serán. Malditas modas borregas internautas.

El champú hidratante y las mascarillas ultra-nutritiva e hidratante de la línea Vigorance Repair de Yunsey no tienen siliconas. Y no sé si era por eso, pero me dejaban el pelo HORRIBLE. Claro: recién decolorado y hecho polvo, al no llevar silicona ¿cómo me iban a dejar?. Luego usaba champú y mascarilla de supermercado con siliconas y me lo dejaban infinitamente mejor que los otros, siendo profesionales.

Mi cabello quedaba sencillamente asqueroso: apelmazado, sin vida, cero brillo y nutrición... y lo "mejor": una vez lavado y seco adquiría una textura dura, como si me hubiera echado 20 kilos de gomina. Entre eso y el apelmazamiento lo tocaba y daba grima. Nunca me había pasado.

Los sérums igual: eficacia cero. Aunque no creo que fuera su culpa, sino que ya me dirás qué iban a conseguir los pobres sobre un pelo con esa textura engominada asquerosa. Y no quiero pensar mal, pero el Reconstructor es "sospechosamente" idéntico en textura, olor y color azul clarito al Reconstructor de Nelly (comentado en el blog). Y he mirado en sus respectivas webs y tienen la misma composición y descripción. Sería desternillante que estuvieran vendiendo el mismo producto bajo diferente envase en unos sitios a 5 euros y en otros a 20, pero cosas más hardcore se han visto. Aunque reitero que es mera sospecha y no lo puedo asegurar, pero.... ejem.

Serán muy profesionales y mi cabello extraterrestre, porque manda narices que productos de perfumería mucho más baratos me lo dejen infinitamente mejor. Ahora mismo alterno el champú y la mascarilla Aceite Extraordinario con aceite de coco de Elvive, y el champú y la mascarilla con leche de almendras y lino de Le Petit Marseillais. Y no hay color entre cómo llevo ahora el pelo, a cuando usaba los de Yunsey. Por no hablar de lo que me consiguen productos como mi amado aceite de coco, el de oliva o la manteca de karité (mi descubrimiento del año).

Ya tiene que salirme MALO un cosmético para que lo tire a la basura y es lo que pasó con éstos. Los usé cuatro semanas, no soportaba verme ese "pelo" y al final no aguanté más e hice como Wonder Woman en la foto de abajo. Al menos no pagué un duro por ellos, sobre todo porque no son precisamente económicos.

Reitero mi agradecimiento a Nelly por el detalle de mandármelos, pero lo que no voy a hacer es darles buena crítica solo por eso. No digo que sean malos productos, pero desde luego; no eran para mi cabello. Sintiéndolo mucho, después de esto jamás compraré nada de la marca Yunsey.

NOTA: 0 / 10

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Super Colour Mascara (azul turquesa y violeta) - KIKO


Siempre me han chiflado las máscaras de colores, desde adolescente. En especial las azules (¡y las violetas qué pena no haberlas descubierto antes!). Recuerdo una de las primeras veces que las usé, en el instituto: una compañera se quedó embobada mirándome las pestañas azules, preguntó por la máscara y la misma semana se la compró.

Donde se pongan unos pestañones negrísimos que se quite todo, pero las de colores quedan increíblemente chulas para uso puntual y darle un toque original e impactante al maquillaje de ojosEs cierto que son difíciles de combinar y como no tengamos mano con el maquillaje y sepamos maquillar con clase y estilo el resultado puede ser nefasto (a no ser que vayamos a una fiesta de disfraces). Pero si te sabes maquillar de sobresaliente, tienes ojazos y eliges bien los colores, quedan fabulosas. Para las más tímidas también es posible conseguir resultados menos llamativos y más discretos, como por ejemplo las máscaras en marrón o berenjena.
Mis últimas máscaras de colores han sido las Super Colour Mascara de KIKO. Dos tonos concretamenteazul turquesa (07) y violeta (01).

La turquesa no tenía término medio: o la amabas, o la tirabas a la basura como hice yo. Motivo: el color era cantoso no, lo siguiente. Eso desde luego no se les puede negar a estas mascaras: el color es super visible (he probado alguna como este timo de Rimmel London, con la que aún estoy esperando encontrar el "azul").

Con la de KIKO las pestañas quedaban con un azul neón igualito que en la foto de arriba, muy exagerado. No me terminaba de convencer y la acabé desechando. Ciertamente quedaba alucinante y ultra-llamativo, pero me parecía un azul complicado de llevar y combinar. Para Carnaval y similares bien, pero fuera de ahí, uffff. Al igual que no me gustan esas máscaras en azul tan oscuro que a simple vista se ve negro -para eso la compras negra directamente-, tampoco me agrada el extremo (azules "papagayo"). En esta colección Super Colour tenían otro azul más oscuro, y seguramente me habría gustado más.

En cambio; como buena fanática que soy de este color, la violeta me enamoró. Era un violeta chulísimo y bien visible también, pero un poquito más oscuro y discreto que la azul turquesa, lo cual la hacía infinitamente más ponible que la otra. Al igual que las máscaras azules, queda increíble a juego con maquillajes de ojos y ropa negra o de la misma gama cromática (o al revés: con maquillajes super limpios como en las fotos de abajo del todo). Y con pelo negro azulado ya ni te cuento.
Dejaban pestañones. Eso sí: había que trabajarlas muy bien y realizar varias pasadas, porque si no el resultado era bastante normalito. No como esas máscaras que en cuanto las aplicas te las dejan que parecen postizas. Pero con paciencia y dando unas pocas más, entonces las pestañas sí quedaban kilométricas.

No me gustó que la máscara violeta perdía intensidad con el paso de las horas. Al principio el violeta es super visible, pero al final del día había perdido tanto color que las pestañas a simple vista parecían negras.

Desde hace un tiempo las Super Colour han sido retiradas y sustituidas por unas nuevas máscaras de colores. Yo solo he probado la versión anterior; las actuales ni idea de cómo funcionarán. 

Contienen 8 ml. Su precio cuando estaban a la venta era de 5.95 euros, aunque durante las frecuentes promociones de KIKO podías comprarlas por 3.95. Adquirí así la azul.

Pese a estar ahora mismo descatalogadas, en la página online de KIKO siguen vendiendo algunos colores sobrantes (¡y a un euro!), e incluso es posible todavía encontrar algún excedente liquidado en tiendas físicas. La violeta la compré así, y solo costó 1.50 euros.

NOTA: 9 / 10

lunes, 18 de diciembre de 2017

Eau de Toilette Good Senses - Prady

Cómo echo de menos estas fragancias: colección Good Senses de la marca Prady. 

Tienen olores tan apetecibles como vainilla, mora, coco, frambuesa, manzana, melocotón, cereza, chocolate y mandarina. También hay aromas sumamente originales como chicle, algodón de azúcar y fresas con nata. 

Tuve la de chicle y me arrepentí de no haber sumado a la compra las de algodón de azúcar y fresas con nata, porque olían también que tela marinera. Si nos gustan este tipo de aromas dulzones y golosos, las tres son para desmayarse de gozo. Que no engañen el bajo precio y los sencillos envases: estas fragancias huelen que de verdad hay que hacer esfuerzos titánicos para no comerse el frasco. 

Son muy intensas pero al mismo tiempo frescas y ligeras: no agobian ni empalagan. Para colmo, perduran todo el día. Y no son de esas colonias baratas que apestan a alcohol, sino que huelen 100% a lo que pone en la etiqueta. El olor a chicle de fresa / golosina de la mía, era fabuloso.

Cada frasco contiene 60 ml. Parece poco pero cundió varios meses (no la usaba a diario). Y la guinda final: ¡¡solo costó 1.75 euros!!. Precio increíble para un producto tan fantástico. La compré durante un viaje a mi adorada Granada, en una pequeña perfumería en la calle San Juan de Dios. 

NOTA: 10 / 10

viernes, 15 de diciembre de 2017

Kit de brochas maxi Pixie Rose Collection - Beter


Este producto ha sido recientemente lanzado por Beter y enfocado a la campaña de Navidad: no hay duda de que se convertirá en regalo para más de una. O auto-regalo, como en mi caso.

No sé si quedará como parte del lineal fijo o si es una edición limitada, pero por si acaso recomiendo hacer como yo y no tardar en comprarlo. Aparte, necesitaba urgentemente brochas nuevas.

Se trata de un precioso estuche enrollable con cierre magnético que incluye siete brochas y pinceles de pelo sintético.
  • Brocha de maquillaje en polvo: para aplicar y extender de forma homogénea todo tipo de polvos compactos o sueltos, bronceadores, etc.
  • Brocha angulada de colorete: encaja perfectamente en el pómulo facilitando la aplicación del colorete.
  • Brocha de base: su forma terminada en punta facilita el alcance a todas las áreas y es ideal para aplicar bases de maquillaje fluidas.
  • Pincel sombreador grueso: indicado para cubrir el párpado móvil e iluminar la zona de debajo del arco ciliar.
  • Pincel sombreador fino: permite aplicar las sombras con gran precisión.
  • Pincel biselado: para dar forma y aplicar color en las cejas. También para perfilar los ojos con delineadores en crema o sombras.
  • Goubillón: para difuminar, peinar y aplicar color en las cejas así como para separar las pestañas.

Soy fanática del color rosa (aunque me rompa saltando con el Kill´Em All de Metallica, me hinche a dar ostiazas en deportes de contacto, me apasione el cine bélico y de artes marciales y me pase 5 horas seguidas pegando tiros en el Saints Row, pero bueno: "incoherencias" más raras se han visto). Y debido a ese amor por el rosa, cuando vi este estuche me enamoré en el acto.

Pese a no ser formato viaje y ser los pinceles grandes, el envase es muy compacto, ligero y no demasiado grande; no resultando nada "ladrillo" ni aparatoso. Es suavísimo: no sé de qué material está hecho pero da gusto tocarlo, y ya no digo la parte fuchsia donde van las brochas -el tacto parece como terciopelo-. Y visualmente qué voy a decir... es una auténtica belleza por fuera y por dentro.

Respecto a lo importante: Beter es sumamente prestigiosa en accesorios de belleza, y desde luego, probando estas brochas se entiende la fama de esta marca -mis pinzas de cejas son también de Beter y salieron tremendas y las tengo dos años y siguen depilando como el primer día-.


Lo primero que me llamó la atención es lo inmensamente suavísimas que son. Las brochas las pasas por el rostro y parecen seda pura, es increíble. Mira que he tenido brochas estupendas -las anteriores, de Sephora- pero lo de éstas de Beter es de otro planeta. Y tanto brochas como pinceles aplican el maquillaje a la perfección, con total precisión y suavidad (aparte de las de rostro me ha sorprendido mucho el pincel biselado: lo uso para hacerme la raya negra con el eyeliner en gel, y la hace genial y en dos segundos). Son perfectas. Y preciosas: rosa claro, con las letras "Beter Make Up" y los extremos en rosa metalizado. El pelo es negro con terminaciones en blanco.

Estoy contentísima, ME ENCANTAN. Ahora a cuidarlo a saco, y entre eso y la calidad de Beter, espero que me dure varios años el estuche.

Un apunte: el precio oficial marca 36.20 euros y en la web de Beter lo tienen en promoción a 32.58. Y en webs como Maquillalia también lo venden a 36 euros y para mi estupefacción, lo tienen agotado. Pues bien: a mí me costó 19.90 en una perfumería Druni. También está a ese precio en la web de perfumerías Primor, y supongo que en sus tiendas físicas.

Viendo que todas esas mujeres han pagado 16 euros más por toda la santa cara (y no serán las últimas), no me canso de decirlo: antes de comprar cosmética mirad en diferentes sitios y comparad precios.

NOTA: 10 / 10