lunes, 5 de diciembre de 2016

Negro azabache VS negro azulado: cuál elegir


En anteriores entradas he comentado ventajas de teñirse de negro, pautas para que luzca perfecto y a qué mujeres les va mejor ese color, maquillajes idóneos, numeraciones... Y ahora es el turno de saber por cual decantarse: negro puro o azulado. 

Mi pelo es castaño pero padezco "negrofilia" capilar: en mí adoro el cabello cuanto más negro mejor; ese negro exagerado tan potente y brillante que parece de muñeca. Para colmo, es el color que mejor me queda con diferencia -sin duda influyen mis rasgos árabes y piel dorada clara-. He llevado mi color natural y tintes castaños, rubios, rojos... y como el negro negrísimo no me sienta ninguno (cuando iba de rubia o pelirroja sí que estaba para que me lanzaran tomates). Por no hablar de lo mega-brillante que es, o del morbazo que da a la cara.


Siempre me tiño de negro azulado. El puro (también llamado negro azabache, negro ébano...) me lo he dado alguna vez. A veces se duda a la hora de elegir entre uno y otro, y en mi experiencia:

  • La teoría dicta que el negro azabache queda más natural. NO estoy de acuerdo: siempre me doy negro azulado y parece completamente mi color (de hecho la gente siempre se sorprende cuando les digo que me tiño). Recordar que a simple vista el negro azulado se ve negro tal cual, y si el pelo natural ya es oscuro como es mi caso y los rasgos y piel acompañan, puedo asegurar que el negro azulado no me queda artificial para nada. Otra cosa es que se tiña de negro una chica de pelo y piel ultra-clarísimos; ahí no niego que a alguna se le vaya a poder ver "cantoso" (aunque a mí me encanta ese contraste a lo Dita Von Teese, y aun así siempre quedará más natural cualquier negro que los típicos amarillos fritos). Si a tu cara le va el negro, a mí ya digo que ambos -azabache y azulado- me quedan 100% naturales.
  • En principio se recomienda el negro puro a mujeres morenas y el azulado a las más blanquitas, pero reitero que depende del caso: a mí el azabache me queda ideal, pero el azulado también (o mejor). Y no me desentona con la piel en absoluto, si bien yo soy morena clara, no morena oscura.
  • Cierto es que el negro azulado queda especialmente increíble en chicas blanquitas de ojos claros.
  • El negro azulado queda mucho más brillante y es un negro diferente, precioso, muy especial. Ese reflejo azul / plata es maravilloso. El negro-negro es más "simple" (que ojo, también queda divino).


  • El negro a secas dura más que el azulado, resiste mejor los lavados. El azulado se deslava con más facilidad y antes del mes ya suelen aparecer los odiosos reflejos rojizos. De todas formas, si llevamos acumulados muchos tintes negro azulado (yo me tiño todos los meses) a mí se me acaba fijando y me duran muchísimo. Pero por ejemplo, si nos hemos decolorado / aclarado el pelo y luego volvemos al negro azulado, los primeros meses el reflejo rojizo saldrá enseguida y el negro se aclarará en nada, mientras que si hemos teñido de negro puro, éste resistirá más. Pero como digo, este problema desaparece en cuanto llevemos acumulados varios tintes negro azulado, y conforme el pelo vaya mejorando tras la decoloración (el pelo muy poroso y estropeado escupe los tintes enseguida).
  • Por eso de la duración, en verano es más recomendable teñirse de negro ébano. Hace unos años me teñí a principios de agosto de ese color en peluquería, y pese al sol, piscina y playa, a final de mes seguía intacto. En cambio, con los chapuzones, sol y lavados, el negro azulado pierde intensidad más rápido. Aunque si no nos importa retocar el tinte mensualmente, el negro azulado con el solazo dándole de pleno luce espectacular: es la época del año cuando más azul lo vamos a ver, destacando al máximo ese pedazo de brillo y reflejo tan precioso que tiene. 
  • El tinte azabache queda más negro. El azulado tiene el plus de ese reflejo azul / plata tan bonito y que brilla extraordinariamente, pero no queda tan negrísimo como el otro. Es cuestión de dar prioridad a un negro más potente, o al reflejo azulado.
  • Cuidado con las manchas azules que tras teñirnos de negro azulado y con el pelo húmedo podemos ir dejando en piel, ropa, almohadas o sofás. Siempre aclarar el pelo con agua a conciencia, especialmente después de haber teñido. En cambio, los tintes negros-negros no manchan. 

Resumiendo: el negro puro dura más, queda más negro y no mancha. Pero el negro azulado queda más brillante y bonito. No queda tan negrísimo, dura menos y puede manchar, pero a mí me compensa con creces lo precioso y espectacular que queda. Por tanto, mi declaración de amor va para el negro azulado (sin discriminar al azabache, que alguna vez me lo pongo por cambiar).