lunes, 8 de febrero de 2016

Pintalabios mágico marroquí


Se cuenta que el origen del pintalabios mágico marroquí proviene de que en las bodas marroquíes el novio regalaba a su futura esposa una de estas barras, y según el color que adquiriera en sus labios el hombre sabría de antemano si la mujer era de naturaleza apasionada o fría. Verídico o no, lo cierto es que este labial es adorado por las mujeres de Marruecos desde su aparición en los años 70. 

Desde entonces, su venta y fama se han extendido por todo el mundo. En España lleva décadas a la venta: muchas de nuestras abuelas y madres ya lo utilizaban. 

Pero se hizo famosísimo hace pocos años, a raíz de que celebridades como Sara Carbonero, Eva González y Vanesa Romero confesaran utilizarlo y lo recomendaran en sus respectivos blogs, lo cual estalló en una locura colectiva por conseguir este labial


¿Qué tiene de especial este pintalabios "mágico"? pues que deja un color personalizado en cada mujer, dependiendo de la temperatura y Ph de su piel en ese momento. Al aplicarlos quedan transparentes pero conforme pasan los segundos van adoptando un tono rosado más o menos intenso. El tono siempre es ROSA MATE, quedando con matiz frambuesa, fuchsia, violáceo, malva, coral, rojizo... dependiendo de la barra y de los labios de la persona (aunque dichos matices son casi imperceptibles, quedando todas las barras bastante similares). 

Mi favorito es el azul, pues me deja un rosa fresa / fuchsia, maravilloso y super modulable. También me gustan mucho el violeta y el verde.


Hay envases en mil colores pero todos quedan rosas en el labio, por lo que no nos asuste ver barras negras, azules o verdes. En todo caso le da un punto de originalidad al hecho de maquillarse con un labial de color tan chocante y que en cambio nos deje un tono tan natural y bonito.

El rosa que dejan es PRECIOSÍSIMO y favorece lo indecible; me cambia el rostro completamente, aporta una belleza monumental. Da mucha dulzura (y a juego con pelo negro azulado queda sensacional). Con una aplicación me queda un bellísimo rosa fresa, mate y muy dulce, discreto y natural, y si doy más pasadas va transformándose en un rosa intenso. Me encanta su tonalidad tanto cuando queda suave como cuando queda más fuerte; es un rosa que parece que surge del propio labio, como si fuera un tinte labial. 

Lo "malo" es que su gama de tonos está 100% limitada al rosa: no encontraremos beiges, marrones, nudes o rojos. A mí no me afecta porque casi siempre llevo los labios en rosa: siendo fanática de este color, el pintalabios marroquí me tiene fascinada.


Por si fuera poco, dura todo el día puesto: no se mueve del sitio por horas y horas que pasen. Y no es como esos labiales semi-permanentes que te dejan los labios como una lija: es suavísimo, hidratante y se siente cómodo y humectado. No reseca y es como si no llevaras nada puesto. Además, tiene un agradable olor a fresa. 

Es PERFECTO. Para colmo (teniendo en cuenta todas sus propiedades), es muy barato. 

Está formulado a base de ceras, aceites, colorantes, pigmentos y conservantes. Sus ingredientes no son distintos a los de una barra de labios convencional. Recomiendo leer este excelente artículo.

El envase no es que sea de una calidad descomunal, pero a mí me importa lo de dentro. Hay mujeres que dicen que no lo comprarían porque estéticamente les resulta cutre, que parece una barra de labios de juguete. Obviamente no tiene el diseño de un labial de Dior (y por eso no cuesta 30 euros), pero a mí no me disgusta. Me agrada que sean tan alegres y coloridas, así como esos relieves de estilo árabe. Es como muy Las Mil y Una Noches.

Hace tiempo cierta página de consumidores publicó un artículo donde "analizaba" este labial y lo dejaba por los suelos: que es un timo (labial que por cuatro duros deja un color fabuloso y dura puesto todo el día: "menudo timo"), que no es un producto natural (qué sorpresa: pues como todas las barras de labios), que podría ser dañiño para la salud (sin aportar prueba alguna)... Obviamente la alarma no tardó en extenderse y muchas mujeres comentaron que siempre habían estado encantadas con este labial, pero que a raíz de esa noticia ya no lo iban a usar más.

Aparte de que los estudios y metodología que realiza esa web tienen la misma fiabilidad que un brik de leche pasada, resulta "curioso" que llevando cinco décadas a la venta Sanidad no lo haya prohibido ni ninguna mujer en el mundo se haya quejado de haber sufrido problemas por este labial, y ese "análisis" lo realizaran justo en medio de la pasión colectiva que este producto tiene ahora en España. Muy oportuno. Por no hablar de que a buen seguro empresas cosméticas pondrían el grito en el cielo ante su tremendo éxito y presionarían en plan boicot, e incluso no me extrañaría que facciones políticas y racistas, por ser "producto de moros".

Sí es cierta una cosa que se le criticaba en ese artículo, y es que este labial de marroquí realmente no tiene mucho. Si bien su origen y fama radican allí, este producto se fabrica principalmente en países como Túnez, Turquía, Taiwan, China y Emiratos Árabes. Para más información, reitero la lectura del artículo mencionado arriba.


Fuera de eso, allá cada una creyendo a pies juntillas cualquier "estudio" que se publica en Internet. Personalmente he tenido varios pintalabios marroquíes y nunca me hicieron daño de ningún tipo, al igual que muchas mujeres a las que he leído que llevan años (y décadas) utilizándolo y nunca les ha pasado nada malo. 

En Marruecos se vende tirado de precio: entre 80 céntimos y un euro. En España cobran de 2 a 5 euros dependiendo del sitio y vendedor (cuidado con los espabilados: yo más de 3 euros me niego a pagar). Lo compro por ese precio a una chica marroquí que los domingos en un mercadillo de por aquí tiene un puesto de herboristería y cosmética árabe. 

En España puede adquirirse en páginas web como Ebay, y en zocos y tiendas árabes. Por ejemplo, en La Alcaicería en Granada capital, en todos los puestos vi toneladas de estos labiales. También lo he comprado en los típicos zocos hippies y mercadillos medievales.

ENAMORADÍSIMA de este producto.

NOTA: 10 / 10