domingo, 29 de noviembre de 2015

Polvo bronceador Bronzing Powder - Max Factor



Bronzing Powder es el polvo bronceador (popularmente conocidos como "polvos de sol") de la firma Max Factor. Este compacto se destina a conseguir un efecto bronceado saludable y bonito, con ese toque tostado en la piel como si viniéramos de la playa. Evita la palidez y el tono cetrino y proporciona un dorado natural durante todo el año, sin necesidad de tomar el sol.

Puede utilizarse para broncear indistintamente rostro y cuerpo: frente, nariz, pómulos, barbilla, hombros, escote, piernas... 

Sus dos tonos se adaptan a todas las pieles: 1 (Golden) y 2 (Bronze). El primero es un poquito más claro y tiene matiz caramelo. El segundo es el que tengo yo, algo más oscuro y marrón. En teoría, Golden iría orientado a las pieles más pálidas y Bronze a cutis más morenos. Pero en realidad ambos van bien en cualquier piel: son plenamente adaptables y elegiremos el color según lo prefiramos más acaramelado o tostado. En esta foto puede verse que son prácticamente iguales, solo les diferencia ese matiz. Como polvo bronceador otorga un resultado muy fino y bonito, nada cantoso ni naranja. Y pese a que tiene unas partículas doradas minúsculas, queda mate. Es discreto y genial. 


El tono Bronze posee la ventaja añadida de que además de bronceador, por su color amarronado y acabado mate es idóneo para contornear las formas del rostro. De hecho, hace tiempo que es el uso que le doy. Al principio lo usaba para aportar color en rostro y cuerpo, pero desde que adquirí estas perlas las prefiero para ese menester, y el polvo de Max Factor ahora lo utilizo únicamente como contorneador, especialmente en la nariz.

Muy destacable su inmensa cantidad: 21 gramazos, acostumbrada a que los polvos suelan traer entre 8 y 15. Me va a durar varios años, porque además, ya digo que lo utilizo en poquísima cantidad y solamente en una zona de la cara (contornear la nariz).

Me parece un excelente producto. Eso sí: ya podría haber incluído espejo y/o brocha teniendo en cuenta que vale 16 euros. Aunque yo lo compré en Ebay -extranjero- por unos 7 u 8.

NOTA: 9.5 / 10

jueves, 26 de noviembre de 2015

Aceite en crema sin aclarado Oliva Mítica - Original Remedies


Actualmente uso el champú y la mascarilla Oliva Mítica de Original Remedies, comentados aquí. Ambos me parecen fantásticos, y tenía ganas de probar el aceite en crema de la misma gama. No ha defraudado tampoco.

Es un aceite en crema sin aclarado indicado para pelo reseco y sensibilizado. Con el aceite de oliva como ingrediente principal, su riqueza en ácidos grasos y vitamina E nutre en profundidad el cabello muy seco y/o sometido a agresiones como tintes, decoloraciones, aparatos de calor...

Nutre sin apelmazar. Me hice una decoloración bestia hace mes y poco, y dentro de los cuidados intensivos que desde entonces le estoy dando a mi cabello, este producto me ha ayudado a recuperar la hidratación. Además, deja el pelo suavísimo. Se puede aplicar en seco o en húmedo tras lavar. Yo hago ambas cosas, a modo de sérum nutritivo y producto de peinado para dar buen aspecto a medios y puntas. Y vaya si lo da: no es como esos sérums con los que únicamente sientes que has aplicado un pringue en las puntas y realmente no se nota cambio. Las puntas quedan pulidas y nutridas pero sin sensación grasa.

No esperemos resultados de sérum profesional de peluquería, pero es un producto que está muy por encima de la mayoría de sérums de supermercado que he usado (quitando los de Llongueras, que para mí son Dios).

Al igual que los otros productos de la gama Oliva Mítica, huele de maravilla. Un olor inmensamente fresco, suave, dulce y envolvente, y permanece en el cabello. 

Trae la friolera de 200 ml y solo cuesta ¡¡2.49 euros!!. 

Un "pero" (sin importancia) es que el bote es algo grande, acostumbrada a sérums de menor tamaño y más manejables. Pero compensa con que trae muchísima más cantidad. 

Quiero probar la línea para cabellos teñidos. Pero de momento, por mi parte un enorme aplauso para la colección Oliva MíticaTanto con el champú y la mascarilla como con este aceite, repetiré seguro.

NOTA: 9.5 / 10

Edito a 22 de marzo 2016 para mencionar que he repetido con este genial producto.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Barras de labios Lasting Finish by Kate - Rimmel London


Las barras de labios son probablemente el cosmético estrella de Rimmel London, y no me extraña. Las hacen buenísimas.

Esta gama en concreto es la famosa Lasting Finish, existente desde hace muchos años y a la que le tocó lavado de cara, siendo elegida Kate Moss como imagen y nombre de estos labiales. Todos los Lasting Finish llevan ahora la firma de Kate grabada en la tapa. 

Esta modelo nunca ha sido santo de mi devoción, pero sus muchas fans estarán encantadas con estas barras de labios. Y si no te gusta la chica da igual, porque este labial es sensacional lo anuncie quien lo anuncie.

Son barras que lo tienen TODO: hidratan, son ligeras, suaves y comodísimas de llevar, poseen cobertura total, interminable gama de tonos -a cada cual más bonito- desde los más naturales hasta los más fuertes e impactantes... y como su nombre indica, duran muchísimo puestas. 

Aparte de la colección clásica cuyas barras son satinadas, tiempo después lanzaron otra gama, consistente en labiales mates: Lasting Finish - Kate Matte Collection. La diferencia, aparte del obvio acabado mate, es que estos envases son de color rojo, mientras que el de la colección genérica es negro.


Tengo un labial de cada una de las dos gamas. De la genérica, el tono 20: un radiante y satinado rosa fuchsia maravilloso y preciosísimo, que pese a su intenso color se mantiene en los labios como un campeón. Es el tono que lleva Kate Moss en la foto publicitaria abajo del todo. 


De los mates tengo el 101: un rosa nude ultra-discreto pero inmensamente sexy: me encanta el aspecto que esta barra da a los labios. Queda igual que el tono que lleva Angelina en la foto inferior. Es un rosa claro y mate que deja un color super limpio y natural. En labios gruesos queda brutal: recordemos que los tonos claros "engordan" los labios, por lo que si de por sí se tienen gruesos, el efecto de estos colores es tremendo. 

Ambos labiales son fantásticos. Cobertura y pigmentación absolutas, excelente duración, suaves y ligeros, no resecan, buen olor, colores preciosos.... Porque ya estoy surtida en barras de labios, porque de lo contrario no descartaría comprar más de esta colección. 

Y el colofón, su precio: 5 euros por un producto que poco o nada tiene que envidiar a labiales de 30 euros.

NOTA: 10 / 10

jueves, 19 de noviembre de 2015

Coloración permanente Color Advance - Llongueras


Este es uno de mis tintes predilectos desde hace años. 

Color Advance de Llongueras lo he comprado infinitas veces, y no es para menos: se trata de una coloración permanente que otorga resultados excepcionales. Siempre utilizo el tono negro azulado (nº 2.10, foto izquierda) y un par de veces he optado por el negro a secas (nº 1, foto derecha). Solo he probado los dos negros y el resto de colores no sé cómo funcionarán, pero seguro que tampoco defraudan.

Ofrece un color espectacular: ultra-intenso y brillante. Sobre todo destacaría la intensidad: es uno de los tintes negro azulado más potentes que conozco: un negro alucinante con un brillo y reflejo azul que deslumbran. Y el negro ébano queda increíblemente negrísimo hasta la exageración. Aunque yo prefiero el azulado: no queda tan negro ni dura tanto como el negro puro, pero muero por ese precioso reflejo azul además de que es un negro más chulo, brillante, especial y diferente... Pero vamos: quedan divinos los dos.

Su otra gran cualidad es su extrema resistencia. Es probablemente el tinte de perfumería que más me dura: el negro se mantiene intacto durante muchísimo tiempo, resistiendo los lavados como un campeón. No es como otros tintes negros que a las 3 semanas ya están deslavados. Junto a lo intensísimo del color, su duración es el motivo por el que siempre repito con esta coloración.

Hay una gran variedad de tonos, no estropea el cabello y trae suficiente cantidad para una melena larga (no extra-larga). La caja incluye una muestra del genial sérum Instant Beauty de Llongueras que da para varios usos. Además, desde hace años lo han abaratado y ahora es posible encontrarlo en tiendas por 5.50 euros (si bien en algunas superficies siguen vendiéndolo por 7-8, así que ojo dónde compramos). Yo lo adquiero en una perfumería de barrio por 4.95 euros.

Un tinte de calidad intachable con la confianza que conlleva la renombrada marca Llongueras, dejando un color fortísimo y precioso que resiste un montón de tiempo, y que para colmo posee un precio más que atrayente. Repito con él, siempre. 

NOTA: 10 / 10

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Esmalte 60 Seconds Super Shine by Rita Ora "Bestival Blue" - Rimmel London


Esta edición limitada la sacó Rimmel London este año, siendo continuación de la que lanzaron el año pasado con la cantante Rita Ora como imagen de estos esmaltes. La diferencia es que en los antiguos figuraba el rostro de Rita en la pegatina del tapón, y ahora ese dibujo ha sido sustituido por unas flores muy monas.

De nuevo se repiten los colores suaves o intensos, pero siempre vibrantes. Personalmente me he enamorado de este tono: 860 Bestival Blue. Es un color claro y a medio camino entre el azul y el violeta: mezcla que me vuelve loca. Es precioso, discreto y muy favorecedor, y resalta muchísimo las manos.

La cobertura es total: no es necesario aplicar una segunda capa porque de una sola ya queda el color perfecto, tal y como lo vemos en el bote. Aunque yo aplico dos capas siempre. Seca muy rápido. Y para terminar de rematar: dura siglos en las uñas. Es super resistente; a mí me aguanta más de tres días sin el más mínimo descascarillado, como si me las acabara de pintar. Raro es el esmalte con el que me sucede esto, y yo obviamente, encantadísima. Queda brillante, liso y uniforme, no como esas lacas de uñas que quedan a relieves.

Existe una amplia gama de tonos y el precio es tan solo de 1.99 euros. Fenomenal, dada la calidad y resultado de este precioso esmalte. 

Me suelen salir muy buenos los esmaltes de Rimmel London, y este no ha sido una excepción.

NOTA: 10 / 10

viernes, 13 de noviembre de 2015

Desodorante y crema corporal de coco y vainilla (edición verano) - Cien


Descubrí esta colección hace meses cotilleando por LIDL, y aunque se supone que fue una edición limitada de verano, a veces vuelven a traer estos productos. Mejor, porque con esta crema repetiría sin pensármelo.

Cien Summer es una edición de productos de higiene capilar y corporal con riquísimos aromas frutales. Tienen champús, geles de ducha, lociones y cremas corporales, y desodorantes. Las gamas que vi son Coco y Vainilla, Frutos del Bosque y Frutas Tropicales. No recuerdo si tenían más. Yo me decanté por la de vainilla, como buena fanática suya que soy. Adquirí la crema corporal y el desodorante.

La crema corporal me chifla. Se extiende y absorbe de maravilla, es muy ligera, hidrata mucho y el olor es.... sin comentarios. A coco y vainilla intenso pero suave al mismo tiempo, fresco, exótico. He tenido cremas corporales de vainilla de otras marcas y esta es de las mejores que he probado. Además, el aroma perdura en la piel. Para colmo, solo cuesta 1.60 euros. Lo que no me gusta es que trae poquísima cantidad: son 150 ml que como no te moderes, gastas el bote enseguida. Las cremas corporales con olores chulos prefiero reservarlas para momentos concretos y el resto de días utilizo body-milk normal, así que me está durando, pero porque me la pongo de siglo en siglo. Compré el bote en mayo y todavía me queda, pero por lo dicho.

Quitando el tema de la escasa cantidad, estoy muy enamorada de esta crema. Repetiría sin dudarlo.

El desodorante, igual: un profundo pero suave olor a vainilla que dan ganas de comérselo a cucharadas. Pero no repetiré con él, porque prefiero otras marcas como mi amada Rexona. Posee el gancho del olor pero como desodorante es bastante normalito en cuanto a eficacia y duración, y prefiero desodorantes que quizá no huelan tan exóticamente, pero que sean más eficaces. De todas formas no es un mal producto en absoluto, es solo que prefiero otros. Cuesta 1.10 euros.

NOTA: crema 10 / 10. desodorante: 5 / 10

jueves, 12 de noviembre de 2015

Palette Perfect Gloss Color - Schwarzkopf


Me gustan bastante los tintes Palette de Schwarzkopf. He utilizado el Palette genérico (muy bueno), el Palette Mousse (probablemente mi tinte favorito de todos los tiempos; pena infinita que lo hayan retirado), y por último: Palette Perfect Gloss. 

A diferencia de los anteriores este no es permanente sino que es una coloración temporal, de las que se van con los lavados. O lo que es lo mismo: un baño de color. 

No contiene amoníaco, por lo que no agrede el cabello. Mi tono es el 110 Negro Azulado. 

Palette Perfect Gloss ofrece un color vibrante, intenso y ultra-brillante que dura 8 semanas. No puedo opinar sobre el último punto dado que suelo teñirme mensualmente y nunca espero 8 semanas hasta volver a teñir, pero sí puedo decir que pasado un mes desde la aplicación de este baño, el color se mantiene como el primer día. Tiene una fijación y resistencia iguales o superiores a varios tintes permanentes que he usado, con los que a las 3-4 semanas el color se ha deslavado bastante. En cambio, con este baño de color el negro se me mantuvo radiante hasta que volví a teñir. De hecho, creo recordar que esa vez dejé pasar más tiempo hasta volver a teñir: mes y medio o dos meses, por lo bien que me aguantaba el color.

No sé yo si de verdad este tinte se eliminará por completo en 8 semanas... pero en mi caso es al revés: me encanta que dure tanto.

El pelo queda brillantísimo, con un brillo alucinante de espejo total. Los baños de color dan muchísimo brillo de por sí, pero la publicidad de este producto no engaña respecto a esa promesa. Y el color precioso: negro super intenso con un fascinante reflejo azulado a la luz solar y ciertas luces, y tan brillante que bajo ciertas iluminaciones el pelo parece de color plata. Y reitero que no daña el cabello y el color se mantiene como el primer día durante bastante tiempo. Para colmo, solo cuesta 4.95 euros. 

Es uno de los mejores tintes que he utilizado. Para mí, es perfecto. Tiene todo lo que le pido a una coloración negro azulado.

NOTA: 10 / 10

Edito a 1 de febrero 2017: tras más de un año sin usar ese tinte e ir alternando marcas, he repetido por fin, porque mira que lo echaba de menos. 

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Colorete "Teddy Pink" - Tous Colors


Pese a su prestigiosa marca, lujoso estuche y elevado precio, este producto me pareció una porquería de colorete. Para que luego digan que el maquillaje caro siempre es mejor, lo cual es cierto en la mayoría de casos, pero productos como éste de Tous pertenecen a ese porcentaje de cosméticos de gama alta que son un despropósito absoluto.

Lo regalaron hace un par de años con una revista, debido a que Tous había descatalogado esta gama de maquillaje. MENOS MAL que solo aboné los 3 euros del precio de la revista, porque llego a pagar los 36 euros que este colorete costaba cuando se vendía en perfumerías y me pego un tiro.


Mi tono fue el 02 "Teddy Pink": un colorete tricolor en tonalidades rosas. No pigmenta apenas por no decir nada, obteniendo un color tremendamente débil y que casi ni se ve en las mejillas. No es ni mate ni luminoso y los tonos rosas son un tanto apagados: es un colorete SOSO, que no destaca ni por sus colores ni por nada. La duración es igual de paupérrima que la pigmentación: es visto y no visto. 

La textura es muy buena, no suelta polvo y es muy suave, pero no tiene perdón lo mal que pinta. Hay que dar multitud de pasadas con la brocha hasta conseguir que se vea algo de color. Por muy natural que busques el resultado, una cosa es un color discreto y otra muy distinta que no pinte nada. 

El estuche plateado metalizado es precioso y elegantísimo, robusto y de calidad, y además incluye espejo. Es el único motivo de que haya puntuado este producto, porque para mí, el colorete no llega ni al cero. Uno de los peores coloretes que he probado nunca. Es que no se salva nada: no pinta, no dura, color soso... No bromeo si digo que estoy segura de que en el chino venderán coloretes mejores.

Clama al cielo que esta cosa se vendiera al precio de 36 eurazos. Como el resto del maquillaje Tous sea como este producto, mejor que se sigan dedicando a las joyas. 

NOTA: 2 / 10

domingo, 8 de noviembre de 2015

Champú y sérum Adiós Daños - Fructis


Este es el champú que estoy usando actualmente, junto con esta mascarilla, alternándolos con la fantástica gama Oliva Mítica de Original Remedies que comenté aquí

La colección Adiós Daños de Fructis asegura reparar un año de daños en nuestro cabello con tan solo tres lavados. Es decir: tengo que creerme que si a lo largo de un año una mujer se ha hecho mil decoloraciones, tintes, mechas, permanentes, alisados y abuso de aparatos de calor, y se le queda el pelo completamente destrozado, un champú va a conseguir arreglar todo eso en tres lavados. Y yo tengo la cara de Adriana Lima y no me había enterado hasta hoy. No voy a comentar nada acerca de estas promesas-milagro que ríete tú de la cueva de Lourdes, porque la realidad es tan evidente que sobra cualquier tipo de comentario.

Publicidades chistosas aparte, este champú está formulado con Keraphyll y aceite de Amla. El primero es un derivado de una proteína vegetal que sella y nutre intensamente el pelo, mientras que el segundo le aporta vitaminas, aminoácidos y antioxidantes, reforzándolo y revitalizándolo. Como es evidente, es un champú destinado a cabellos secos, estropeados y/o debilitados.

Su olor merece un templo, tal y como sucede con todos los productos Fructis. Es un intenso aroma afrutado super exótico, me encanta.

Me parece un buen champú. Suaviza muchísimo el cabello y se nota nutrición. El problema es que no puedo evaluar al 100% sus resultados, dado que podría asociarlos con los de la mascarilla que utilizo después. Por eso procuro usar siempre champús y mascarillas de la misma gama, lo cual no estoy haciendo con este producto. Pero me gusta, sí.


El otro producto que estoy utilizando de esta gama es el sérum. Promete nutrir intensamente y sellar las puntas abiertas y castigadas. La realidad es que no repara el pelo dañado (eso no lo consigue ni este sérum ni ninguno), pero es una gran ayuda para embellecer su apariencia externa y aportarle humectación en ocasiones en las que lo notemos algo seco. Deja las puntas muy bien, y no engrasa NADA. Raro es el sérum con el que no me sucede esto último. Solamente por ese punto, para mí este producto está más que aprobado. Para variar, huele divinamente. 

El precio del champú ronda los 3 euros, y el del sérum, los 7-8. Ojo con dónde compramos, puesto que a mí el sérum me costó 3 euros y poco en una perfumería de barrio, y ayer mismo lo vi en un centro comercial por 7 euros y pico.

No creo que repita con ambos productos pero no porque me parezcan malos, sino porque prefiero otros. Son buenos, pero no me destacan especialmente. A excepción de su fantástico olor: lo mejor que tienen, sin duda.

NOTA: Champú: 6 / 10  Sérum: 7 / 10

jueves, 5 de noviembre de 2015

Lápiz de ojos Color Show - Maybelline New York


Definitivamente no tengo suerte con los lápices de ojos. Caros o baratos: no he probado casi ninguno que no sea visto y no visto en mis párpados. Por eso llevo tiempo que me he pasado a los delineadores en gel, puesto que con ellos sí me aguanta la raya todo el día. Pese a ello, de vez en cuando por tontería pruebo algún lápiz.

En esta ocasión se trata del lápiz Color Show de Maybelline. Mira que me gusta esta marca, pero tarde o temprano siempre te decepciona algún producto. Dentro de la colección Color Show el otro día comenté los esmaltes de uñas, los cuales me parecen fantásticos... pero no sucede lo mismo con el lápiz de ojos.

Es un lápiz básico sin más, no tiene ningún misterio ni característica especial. Yo tuve el color negro. Promete un delineado perfecto e intenso. Es cremoso, muy cómodo, pinta de maravilla y posee pigmentos "de larga duración". Lo pongo entre comillas, porque este lápiz no me dura nada. Tras un par de horas tenía la raya emborronada y a cachos, y como nos encontremos en ambientes de mucho calor, se deshace en tiempo récord. "Color Show" no sé, pero un "show" la duración de este producto, desde luego.

A su favor: hay una gran variedad de colores, desde los básicos como negros y marrones hasta tonos más llamativos como verdes, morados, dorados, azules o rosas. Y su precio: solamente 4 euros. Pero a mí no me compensó, y no lo volveré a comprar.

Nada que ver con el delineador en gel de la misma marca (comentado aquí), con el que la raya no se me mueve en todo el día.

NOTA: 2 / 10

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Maquillaje compacto Sublime Silk - Sensilis

Regalazo este mes con la versión mini de la revista Elle por tan solo 2.95 euros. Podemos escoger entre los cosméticos de la foto: maquillaje compacto, dos bases de maquillaje líquidas, polvos mates, iluminadores o bronceadores, coloretes, correctores, paletas de sombras, lápices de ojos, jumbos, barras y brillos de labios. Todo de Sensilis. Son productos de intachable calidad, como marca de farmacia que es. Y sus precios de mercado oscilan entre los 12 y los 30 euros, por lo que no es extraño que la revista haya volado. Aquí está agotadísima en todos los kioskos, y solo hace dos semanas que salió.

Yo me hice con el maquillaje compacto Sublime Silk. En realidad no escogí, porque fue la única revista que encontré, pero tuve mucha suerte dado que este era el producto que más me interesaba.

Según su publicidad, es una base de maquillaje de textura cremosa y muy cómoda. Se funde perfectamente con la piel, proporcionando un tono natural y uniforme. Indicada para todo tipo de pieles y disponible en 6 tonos, contiene 11 ml. Su precio comercial ronda los 30 euros.


Me fascina su elegante envase en brillante negro. Es un estuche precioso, robusto, de calidad y muy práctico y manejable como es normal en los maquillajes compactos.

Al abrirlo encontramos un espejo y un compartimento superior que contiene la esponjita aplicadora: de muy buena calidad, por cierto. Adoro los productos de maquillaje que incluyen espejo y aplicador, por la comodidad que suponen si nos retocamos fuera de casa. Si levantamos la tapa encontramos el maquillaje. Muy bien que ambos compartimentos estén separados, y así la esponja y la base no están en roce permanente. 

Hacía por lo menos diez años que no utilizaba maquillajes compactos, habiéndome pasado a las bases fluidas. Me ha alegrado retomar el hábito, el cual no entiendo por qué abandoné, dado que los maquillajes compactos siempre me han encantado por su formato tan práctico.

Este maquillaje tiene una cobertura muy modulable: es posible conseguir desde un acabado ligero idóneo para diario, a un aspecto más cubriente y "arreglado" ideal para noches y eventos. Deja un acabado que no es ni mate ni satinado, aunque tira a mate: si no tenemos mucho brillo en la piel podemos prescindir de aplicar polvo después. Es posible que no funcione en pieles secas o grasas, pero en cutis normales queda muy bonito. No es nada pesado: es muy suave y confortable, y se trabaja y extiende de maravilla. La duración no es para tirar cohetes pero tampoco es un horror: me aguanta unas 6 horas, y debido a su formato no me importa retocar.


Advertencias: a la hora de aplicarlo es conveniente tener la piel MUY hidratada, ya que de lo contrario podemos notar el acabado un poco seco e incluso la aparición de pielecitas. Pero si el cutis está bien humectado, eso no sucede. Y otra cosa: aplicarlo siempre con esponjita o brocha, nada de dedos: si lo aplicamos de la segunda manera no se extiende tan bien y puede quedar a ronchas. Debe ser cosa de su formulación / textura, dado que yo me aplico la mayoría de bases con los dedos, y nunca me ocurre eso.

Un problema que va a tener gente con esta base: los tonos. Yo soy morena clara, el mismo tono que la hija de Madonna en esta foto, pero aunque sea una tonalidad clara sigue siendo morena. Pues mi color en este maquillaje es el más claro de los seis que tiene: el 01 "Crème". Y me queda perfecto. Al ser el tono más claro yo pensé que iba a quedarme demasiado pálido, y para mi sorpresa, me queda genial. Por tanto, a mujeres más claras que yo, todos los tonos de este maquillaje les van a quedar oscuros. 

Estoy muy contenta con esta base. Queda divina, es muy versátil y su práctico formato la hace ideal para esos momentos de mucha prisa en los que da pereza ponerse el maquillaje fluido. Le voy a dar muchísimo uso. 

Un chollazo debido a que solo ha costado 2.95 euros en lugar de sus 30 originales, y más gustándome como me gusta su resultado, y siendo encima la marca Sensilis.

NOTA: 5 / 10

EDITO tres meses después para mencionar que recientemente me he deshecho de esta base, dado que últimamente la notaba muy seca y se extendía con dificultad, y por más que hidratara mi piel nunca me terminaba de quedar bien. Una lástima, porque al principio me pareció magnífica. Le he bajado la nota.

martes, 3 de noviembre de 2015

Esmaltes Color Show - Maybelline New York



En sus lacas de uñas Color Show, Maybelline nos ofrece una tecnología que asocia una base transparente y flexible con pigmentos que captan y reflejan la luz para un color lleno de brillo, sumado a un pincel super alisador que permite una aplicación perfecta sin grietas, obteniendo un brillo intenso y un acabado soberbio.

La publicidad no engaña en esta ocasión. Nos encontramos con unos esmaltes excelentes en TODO. 

Para empezar, me chifla la cobertura extrema que tienen. Con otras lacas, especialmente esas que son más agua que otra cosa, tienes que dar mil capas hasta conseguir un tono intenso porque de lo contrario queda un color muy flojo, casi transparente. Pues con Color Show ya obtenemos un color de plena intensidad, idéntico al que vemos en el frasco, con la primera pasada: ni siquiera haría falta aplicar una segunda capa, aunque yo lo hago siempre con todos los esmaltes.


Por otro lado, no sé si será la formulación del esmalte o la calidad del pincel (seguramente ambas), pero Color Show queda 100% liso y uniforme. Adiós a las burbujitas, grietas, estrías y demás relieves que deslucen tanto el acabado final de un esmalte. Con estos se consigue un acabado impecable, con un color sublime y brillante.

Su duración es otro factor positivo. A mí me aguantan varios días hasta empezar a descascarillarse. Y no especifican que sean de secado rápido, pero secan en poco tiempo.


Por si fuera poco, traen bastante cantidad, la gama de tonos es amplísima, y solo cuestan 2 euros. 

Yo tuve los siguientes colores (en las fotos):
  • Ocean Blue: un azul cobalto ultra-brillante y espectacular, realmente precioso. No descartaría comprarlo de nuevo. (edito para mencionar que hoy 19 de enero 2016 lo he comprado de nuevo).
  • Berry Fusion: cereza / morado igual de increíble. Ahora tengo el 495 de KIKO: mismo color aunque ni de lejos con tan buen acabado y duración como el de Maybelline.
  • Purrrple: un púrpura oscurísimo, no tan bonito y llamativo como los dos anteriores, pero muy sobrio y elegante. Queda muy similar (si no igual) al "A Grape Affair" de OPI. 

Además, Color Show posee varias líneas con acabados diferentes: los genéricos, y después han ido lanzando mates, craquelados, metálicos... Será imposible no encontrar nuestro esmalte ideal.

Me encantan los Color Show, pues lo tienen TODO: color ultra-intenso y cobertura extraordinaria, acabado liso sin marcas, secado rápido, muy buena duración, tonos chulísimos, precio de risa.... Desde luego, repetiré con ellos. 

NOTA: 10 / 10

lunes, 2 de noviembre de 2015

Corrector Hide the Blemish - Rimmel London


Rimmel London es una de esas marcas que me han acompañado desde que empecé a maquillarme, por lo que le guardo bastante cariño. A lo largo de varios años sus productos me han ido fenomenal. Aunque siempre encuentras alguno que te decepciona, como fue el caso de este corrector.

Hide the Blemish es un corrector en barra destinado a camuflar ojeras, granitos y demás imperfecciones. Tiene una cobertura decente pero no es ninguna maravilla: a mí me gustan los correctores de cobertura total, y este se queda corto. Y cubra más o menos da igual, porque se va enseguida: como rocemos la zona maquillada con los dedos el corrector desaparece, y no debe aguantar puesto ni dos horas. Su duración es pésima. Otra joya es que hay que llevar mucho cuidado al difuminarlo con los dedos o brocha, ya que debido a su mediocre fijación, te llevas todo el producto con ellos. Hay que trabajarlo con mucha paciencia para que quede bien. Desde luego, no repetiría con él.

Otra cosa, aunque sin importancia (pero suma) es que la tapa color carne es de un material muy endeble, dado que las dos veces que he tenido este producto, a los pocos días de estrenarlo la tapa tenía varias roturas en la parte inferior. Al cerrarla se queda algo apretada, unido a que el plástico es malillo = se raja. A mí la verdad, no me emociona comprar un cosmético y que al poco tiempo mires el envase y parezca que le haya pasado un huracán. Un mínimo de calidad en los estuches nunca está de más, creo yo.

Tiene un rango de tonos bastante bueno y los colores están muy conseguidos. Yo tuve el Ivory y el Natural Beige. Otros puntos positivos: contiene la friolera de 4.5 gramos, su formato en barra es mi preferido en correctores (junto con los de tarro), y es muy barato: no llega a los 5 euros. Pese a ello, me parece un corrector francamente lamentable, y no volveré a comprarlo.

NOTA: 2 / 10