miércoles, 30 de septiembre de 2015

Paleta Star Secrets / Quad Pro (Milla Jovovich) - L´Oreal Paris


Esta paleta de sombras de ojos pertenece a la colección Star Secrets de L´Oreal cuyos productos se inspiran en estrellas de cine, música y moda, buscando que la compradora se identifique con la fisionomía de alguna y le sea más fácil elegir el producto que mejor se adapta a su tono de pelo, ojos y piel. 

A una rubia de piel y ojos claros le sentarán ideales los productos Star Secrets anunciados por Laetitia Casta, Blake Lively y Doutzen Kroes, mientras que los que anuncian Jennifer López, Eva Longoria o Freida Pinto van orientados a morenas. Las mujeres de ojos verdes hallarán sus productos idóneos en los que anuncia Aishwarya Rai, y las pelirrojas acertarán con los representados por Julianne Moore. Así como mulatas y negras quedan plasmadas en los publicitados por Zoe Saldana, y mujeres de piel asiática en los que anuncian Gong-Li y Michelle Yeoh. 

Sinceramente, este método puede funcionar... pero si ya estamos curtidas en el mundo del maquillaje lo mejor es ignorar esas reglas y elegir directamente el producto que más nos guste y cuyos colores sepamos que nos van a sentar genial.

Es el caso de esta paleta, inspirada en los ojos azules de Milla Jovovich y recomendada para ese tipo de ojos: yo no los tengo azules y estas sombras me quedan de 10. Por eso decía lo de ignorar esas pautas.


Dejando de lado esa anécdota, este es uno de mis productos favoritos para maquillajes nocturnos u ocasiones especiales, debido a sus preciosas sombras azul noche: no en vano el nombre de las sombras es Bleu Nit / Midnight Blue. Sus colores quedan increíbles a juego con mi cabello negro azulado y ropa negra, azul...

Es una elegante paleta negra con letras en dorado en su tapa superior, incluyendo la firma de Milla Jovovich. Incluye tres sombras en polvo y una sombra en crema iluminadora, además de un aplicador. Ya que estamos, podrían haberle puesto un espejo.

Las sombras son una maravilla: la más oscura es un azul ultra-oscuro prácticamente negro con brillitos azules. Es fantástica e ideal para ahumados potentes. La segunda es un precioso azul eléctrico oscuro, ideal para mezclarla con la anterior y conseguir un ahumado negro azulado espectacular. La tercera sombra es un color plata muy bonito también. Y por último, tenemos a la izquierda una sombra en crema que hace función de iluminador: es un blanco perlado / plateado muy brillante. 

La calidad es sobresaliente. Pigmentan todas de maravilla y si las aplicamos en mojado el efecto ya es para morirse. Duran toda la noche y ya ni te cuento si antes aplicas una buena prebase en el párpado, lo cual siempre es recomendable y más con este tipo de sombras tan intensas para así realzar los colores y conseguir un ahumado impactante.

Una paleta perfecta para mi gusto; me encanta y es uno de mis productos fetiche para la noche. Su precio de venta ronda los 14 euros, pero si buscamos bien tanto en tiendas físicas como online, puede conseguirse mucho más barata. Yo la compré en Ebay a un vendedor francés, y no llegó a los 6 euros envío incluido.

NOTA: 10 / 10

martes, 29 de septiembre de 2015

Champú y mascarilla Oliva Mítica - Original Remedies (Garnier)


Original Remedies es la nueva gama de productos capilares de Garnier. La lanzaron hace unos meses. Hasta ahora, Garnier se caracterizaba en ámbito capilar por su archifamosa línea Fructis, pero Original Remedies ha llegado pisando fuerte. Espero que no los retiren y al igual que Fructis aguanten mucho tiempo (Fructis ya lleva casi 20 años en el mercado, que se dice pronto).

Como Fructis, Original Remedies se inspira en el poder de la naturaleza. Si Fructis opta por productos creados a partir de extractos de frutas, Original Remedies elige ingredientes como el aceite de oliva, el aguacate, la arcilla, el aceite de argán, los arándanos o la miel.

Me tiño mensualmente de negro azulado y pese a esa frecuencia tengo la inmensa suerte de tener el pelo bien y sin sequedad (el tinte negro no machaca al no tener aclarante), salvo cuando aclaro y lo someto a agresiones bestias como la decoloración, que entonces sí se me destroza y tengo que darle cuidados intensivos. Pero si no, tengo un cabello tremendamente agradecido. Pese a ello, me gusta usar siempre productos muy nutritivos aunque solo sea a modo de prevención, dado lo mencionado de que me tiño cada mes.

Estoy usando el champú y la mascarilla Oliva Mítica, y me tienen llorando de felicidad

"Oliva Mítica" es una gama que promete nutrición extrema sin apelmazar. Indicada para pelo muy seco y sensibilizado y formulada a base de aceite de oliva virgen, promete acabar con el pelo reseco consiguiendo un cabello nutrido al máximo.
Me han fascinado ambos productos. Cumplen lo que prometen y dejan el pelo FANTÁSTICO, PRECIOSO. Y realmente nutren sin dejar el cabello con ese efecto relamido y engrasado que provocan algunos champús y mascarillas muy hidratantes. El cabello queda suelto y con cuerpo, suavísimo como seda y al mismo tiempo con aspecto y textura donde se ve y se siente realmente nutrido, manejable y brillante. Es realmente brutal la nutrición que aportan este champú y mascarilla: son una PASADA. Es la gama capilar de perfumería más nutritiva / hidratante que he utilizado nunca. En cabellos extremadamente secos o que hayan sido sometidos a masacres como una decoloración, irán de fábula si se usan de manera regular.

Para colmo, huelen de vicio. Un olor dulce, profundo y envolvente. Y los envases son una monada: me encanta el del champú. 

La mascarilla es ultra-densa y compacta: no como esas aguadas y poco concentradas que son más agua que otra cosa y como mucho suavizan el pelo y ya. Esta mascarilla es realmente excepcional: un auténtico milagro para cabellos secos. Otra ventaja es que cunde muchísimo: es tan densa y concentrada que basta con aplicar una cantidad moderada, por lo que el bote dura bastante.

El champú cuesta 2.50 euros y la mascarilla unos 4. Tengo muy claro que repetiré con los dos productos.

NOTA: 10 / 10

domingo, 27 de septiembre de 2015

Palette Mousse Color - Schwarzkopf


No falla: basta que un producto de belleza te vuelva loca, para que tarde o temprano lo retiren. Ha sido el caso del Palette Mousse Color: probablemente mi tinte favorito de todos los tiempos.

Se trata de una coloración permanente en formato mousse que se prepara en su original envase con forma de coctelera, mezclando y agitando los componentes. El resultado era una espuma-mousse que aplicabas en el cabello como si fuera un champú. La aplicación era una gozada: facilísima y ultra-rápida. A diferencia de los tintes tradicionales en crema, no tenías que estar pendiente de que goteara, manchara ni de que no cubriera zonas del cabello, ya que debido a su textura en espuma cubría la totalidad del pelo. Ni siquiera era necesario dividir el cabello en secciones. Y no manchaba nada. El tinte de aplicación más fácil, rápida y cómoda que he usado nunca. Además, tenía un olor afrutado super agradable.

Dejaba el pelo perfecto y un color magnífico, ultra-brillante y duradero. El mío era el 110 Negro Azulado. 

Su abundante espuma daba de sobra para teñir un cabello largo. De hecho, si usaba un envase completo, al final sobraba tanta espuma que acababa aplicándola por no tirarla. Cundía tanto que daba para teñir dos veces. Al final dividía los componentes en mitades y solo usaba medio producto, y así tenía para dos meses.


TODO eran ventajas en este fantástico tinte. Para colmo solo costaba 5 euros. Repetí varias veces con él. 

Por desgracia, ha sido retirado hace poco. Lanzado en 2013, ya no se encuentra ni en la web de la marca ni en establecimientos. Lo he visto recientemente en una sección outlet de un Carrefour, pero tenían tres tonos contados. Excedentes que una vez vendan o retiren, no volverán a traer este producto.

Gracias al Palette Mousse Color quedé enganchada al formato mousse en los tintes. Siempre puedo probar el Sublime Mousse de L´Oreal, aunque me echa para atrás que no tiene negro azulado sino negro a secas. Aparte de ese, ahora mismo en el mercado no me suena que existan más tintes en mousse y es una pena, porque el de L´ Oreal no sé cómo será, pero el Palette Mousse era sensacional. 

Palette Mousse Color: lo echaré infinitamente de menos.

NOTA: 10 / 10

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Fashion Studio Colección Splash - "Berry Cocktail" - Astor

Bueno, bueno. Menuda sorpresa.

El otro día comenté un esmalte de uñas de esta misma colección, del cual dije que si bien era un color maravilloso, de calidad dejaba un tanto que desear. Ya he estrenado el otro esmalte que compré perteneciente también a esta gama, y es que no tienen nada que ver.

"374 Berry Cocktail" es un esmalte de color baya / arándanos ESPECTACULAR. Es muy oscuro, más que el Fresh Curacao, y podría decirse que es prácticamente negro con un intenso reflejo azulado / lila (en la foto inferior sale más claro de lo que en realidad queda). Es un color tremendamente bonito, elegante y sexy: perfecto para la noche aunque lo voy a usar muchísimo indistintamente de la ocasión.

Ya me encantó el Fresh Curacao, pero este me ha fascinado por completo. No es raro, ya que los esmaltes Fashion Studio de Astor sacan unos colores tremendos como ya conté en la reseña del anterior.

Color fantástico aparte, aquí viene lo mejor: no es la primera vez que distintos esmaltes de una misma marca o gama salen muy diferentes en calidad, debe ser por la formulación de cada color.... y es el caso del Berry Cocktail. He tenido varios esmaltes Fashion Studio: unos colores preciosos pero que por norma general se quedaban cortos en duración, textura, secado... pues el Berry Cocktail ha dado la gran sorpresa: lo llevo dos días y sigue intacto como recién puesto, sin el más mínimo desconchado, sin pérdida de brillo ni intensidad, solo tuve que dar dos capas, secó de maravilla... teniendo en cuenta mi experiencia con los Fashion Studio, me ha sorprendido muy gratamente.

Enamorada perdidamente de este esmalte. Al igual que el otro, lo adquirí por 1.99 euros. 

NOTA: 10 / 10

Edito para mencionar que a diferencia del anterior esmalte de esta colección, que se me secó a los dos meses, este me ha durado en perfectas condiciones seis meses. No es tanto tiempo como otros esmaltes mejores, pero es curioso que esmaltes de una misma gama den resultados tan dispares. 

lunes, 21 de septiembre de 2015

Fashion Studio Colección Splash - "Fresh Curacao" - Astor


Ya había usado con anterioridad esmaltes de la marca Astor de su línea Fashion Studio, la cual lanzaron hace unos años. Dentro de esa gama tenemos la genérica y periódicamente van sacando ediciones limitadas como la preciosa "India" o la veraniega "Splash". He tenido esmaltes de todas pero sin duda la colección que más me ha gustado es la "Splash": son colores muy intensos y brillantes, inspirados en el mundo tropical y los reflejos del océano.

371 "Fresh Curacao" es mi nuevo amor en lacas de uñas. Se trata de un azul oscuro intenso y muy brillante con partículas azules y violetas. Esto es lo mejor y lo que hace diferente a este esmalte, que siendo azul tiene al mismo tiempo un brillo morado sutil y precioso. Yo que soy fan total de los esmaltes ultra-brillantes y del azul y violeta en el maquillaje de rostro y uñas, estoy enamorada de él. En la foto abajo del todo puede apreciarse el brillo tan especial que tiene.

Por desgracia, comparte con otros esmaltes Fashion Studio su gran defecto: la duración. No son unos esmaltes que se caractericen por una calidad descomunal, sino que se desconchan con cierta facilidad. Además, es muy aguado y hay que aplicar mínimo tres capas si queremos revelar el color como tal. Si solo damos una capa es como si echáramos agua, y con dos, el color sigue sin resultar intenso. Tiene una textura y cobertura un tanto mediocres. No tarda demasiado tiempo en secar si bien tampoco es de secado rápido, así que debemos llevar cuidado. 

El color es realmente espectacular, como todos los esmaltes que he usado de Fashion Studio, pero sigue sin ser un esmalte de tan buena calidad como los de otras marcas. Yo me he prometido varias veces no volver a comprar esmaltes Fashion Studio, pero siempre termino cayendo por los tonos tan chulos que sacan. Merece la pena por su bajísimo precio y lo maravilloso de este color. 

Lo único: tendremos que retocarlo cada poco tiempo. Aunque cuando digo que se desconchan tampoco es una cosa extrema. En ese aspecto he probado esmaltes mucho peores que éste. Más que nada es tener paciencia y trabajar bien el producto hasta conseguir unos resultados óptimos, y cuando eso sucede, queda fantástico.

Costó 1.99 euros en una perfumería. Adquirí otro esmalte, el 374 "Berry Cocktail", pero no lo he estrenado aún y no puedo opinar. 

Aquí puede verse toda la gama de colores. 

NOTA: 7.5 / 10

EDITO para escribir que el día 14 de noviembre tiré este esmalte a la basura porque se había secado enormemente y era misión imposible pintar las uñas con eso. Es decir, que no me ha durado ni dos meses. Le he bajado la nota.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Champú y mascarilla Ultimate Color - Gliss (Schwarzkopf)


He probado varias gamas de perfumería para cabello teñido, de marcas como Pantene, Tresemmé, L´Oreal, Fructis... y casi ninguna me convence. El problema de estas líneas es que se centran en proteger el color del tinte -las que lo consiguen- y la nutrición la dejan de lado, cuando un cabello teñido exige siempre hidratación máxima. Estos productos protegen el tinte pero suelen quedarse cortos a la hora de nutrir y reparar, por lo que si te tiñes tienes que elegir entre usar champús y mascarillas específicos para pelo teñido (prioridad: proteger el color) o para pelo seco o estropeado (nutren pero el color se pierde con los lavados).

Pues bien: con esta gama de Gliss se acabó tener que elegir uno u otro beneficio, pues estos dos productos lo hacen TODO. 

La colección Ultimate Color está diseñada para el pelo teñido o con mechas y asegura proteger el color hasta 10 semanas. Su fórmula contiene serum reparador, keratina y protector del color con filtro UV. Repara el cabello teñido y preserva eficazmente su color.

Este champú y esta mascarilla son de esos extraños y maravillosos productos que cumplen al 100% todo lo que prometen. 


Por un lado, nutren de forma extrema: el pelo queda muy hidratado y nutrido, nada seco, muy brillante y enormemente suave. Se desenreda con mirarlo, al tacto parece seda y las puntas quedan que parece que acabas de salir de la peluquería. Es sorprendente. Más que productos para cabello teñido parecen específicamente nutritivos y reparadores: de hecho, he tenido champús y mascarillas de ese tipo que no hidrataban ni un tercio que esta gama de Gliss. Por si fuera poco, no dejan el pelo apelmazado y relamido como a veces sucede con productos altamente nutritivos: con este champú y esta mascarilla el cabello queda hiper-nutrido pero al mismo tiempo muy suelto, con cuerpo y volumen, nada "pegado". Dejan el pelo precioso. 

Respecto a sus promesas con el color, de verdad alargan la duración del tinte. Yo me tiño de negro azulado todos o casi todos los meses y pasados 20-25 días el negro empieza a perder intensidad... pues lavándolo regularmente con estos dos productos aguanté casi dos meses sin teñir y el negro parecía recién puesto. Sellan el color del tinte, lo que unido a su poder de reparación y nutrición hacen que el color resista mucho más, ya que los tintes se van mucho antes en cabellos estropeados.

Existe también acondicionador, pero no lo he probado. 

El champú vale 3-4 euros y la mascarilla unos 5, aunque a mí me costaron en una perfumería 1.75 euros el champú y 3 la mascarilla.   

Por supuesto, repetiré. A día de hoy, estos son los mejores champú y mascarilla de perfumería que he usado para pelo teñido.

NOTA: 10 / 10

viernes, 18 de septiembre de 2015

Gel de baño de vainilla y macadamia - Tulipán Negro


Hace poco descubrí este producto en la perfumería y espero que lo sigan vendiendo durante mucho tiempo, porque mientras sea así repetiré con él.

Se trata del gel de baño y ducha de la nueva colección Gourmand Intensity de la veterana marca Tulipán Negro. Son geles inspirados en los dulces y postres más golosos: tienen gel de fresa y cereza, de chocolate praliné, de caramelo y café, de fresas con nata, y el de vainilla y macadamia, que es el mío. 

Incorpora las propiedades humectantes de la vainilla y las nueces de macadamia, actuando como agentes acondicionadores e hidratantes de la piel. Pero sin duda la atracción estrella de este gel es su sensacional aroma. Huele absolutamente a vainilla y macadamia: un olor tan intenso como suave y relajante. No es empalagoso ni cargante: es muy dulce pero al mismo tiempo suavísimo: te transporta como en un sueño y el rato de la ducha o baño se transforma en placer infinito al usar este gel. Dan ganas de comérselo. Además, lo de la macadamia no es un mero añadido publicitario: huele intensamente a vainilla, es su aroma por excelencia, pero al mismo tiempo se nota un profundo y riquísimo olor a nueces: este gel huele igual que los postres y helados de vainilla con trozos de macadamia. Es increíble cómo huele, de verdad. Me tiene completamente enamorada, siendo tan apasionada de la vainilla como soy.


Deja la piel con un sutil y tentador olor avainillado. Yo ahora mismo tengo crema corporal y colonia de vainilla, y haciendo el combo con el gel de ducha... lo dicho: las locas de la vainilla nos volveremos más locas si cabe.

Tarde o temprano compraré el gel de fresas con nata, el cual olí hace unos días en otra tienda, y MADRE MÍA (aunque me sigue gustando más el de vainilla). Y el de chocolate praliné debe oler también "poco" bien. Aunque los geles de Tulipán Negro huelen todos divinamente: ya he probado otros y son una auténtica delicia.

Además de estos geles de ducha, la línea Gourmand Intensity también cuenta con desodorantes y cremas corporales.

El gel contiene 720 ml y su precio oficial es de 2.30 euros, pero en mi perfumería habitual tenían los geles de esta gama en oferta por solo 1 euro, y en otra tienda los vendían a 1.25 euros sin estar en promoción. Así que, como en todo: estar atentos dónde compramos. 

NOTA: 10 / 10

lunes, 14 de septiembre de 2015

Sombra Carbon - MAC


Esta sombra, muy utilizada en cine y televisión tal y como sucede con varios productos de la firma profesional MAC, es conocida como la sombra negra por excelencia, y su fama está más que justificada.

Carbon es una sombra negra completamente mate, sin brillo. Es ideal para realizar ahumados intensos, oscurecer sombras claras, hacer la banana.... también se puede usar para rellenar las cejas y como delineador de ojos, así como para fijar el negro en la línea de agua después de haberla maquillado con delineador específico. Debido a su versatilidad, una sombra negra mate es un básico absoluto en cualquier neceser.

Como es normal en MAC, es de una calidad excelente. Pigmenta a la perfección, queda negrísima y se trabaja y difumina de maravilla. Con esta sombra se consiguen unos ahumados negros espectaculares. Si se aplica en mojado, la intensidad del negro aumenta todavía más.

Además, no suelta nada de polvillo al aplicarla en los párpados, cosa que detesto porque cuando eso ocurre te manchan la ojera o mejilla, y es un show para limpiarlo y tienes que rehacer el maquillaje en esa zona. Y si encima es negra, no veas la gracia. Pues con esta sombra podemos maquillar tranquilas, que se queda completamente adherida y no mancha. 


Otro punto a destacar es su asombrosa duración, y más siendo una sombra negra. Si la aplicamos tras una buena prebase de sombras no se mueve del sitio, pero es que ni siquiera hace falta: aplicándola a pelo tiene una duración a prueba de bombas. 

Este sábado salí de noche y me hice un ahumado completamente negro con ella, idéntico al de la foto de abajo, y sin aplicar prebase (puse en los párpados mi base de maquillaje que es de extrema duración, eso sí): el ahumado duró intacto hasta el día siguiente; mal por mi parte de llegar a casa e irme a dormir sin desmaquillar, pero no podía con mi alma y me sirvió para comprobar una vez más la magnífica duración de la Carbon: me la puse entre las 23:00 y las 00:00 de la noche, regresé sobre las 05:00 y a las 12:00 del día siguiente cuando desperté llevaba los ojos que parecían recién maquillados: me quedé asombrada. No se había emborronado lo más mínimo, habiendo aguantado noche de fiesta y varias horas durmiendo. Ya te puedes dar con un canto en los dientes si un ahumado así te dura intacto unas pocas horas, no digamos lo que consigue este producto.

Por desgracia no incluye espejo ni aplicador, algo muy cómodo si te la llevas por ahí. En lo demás, es una sombra perfecta.

Contiene 1.5 gramos. Que no engañen haciéndonos creer que es muy poca cantidad: tengo esta sombra desde hace casi 5 años y parece nueva, y no la uso poco. 

Su precio es de 18 euros: puede parecer cara si la comparamos con otras, pero no lo es en absoluto dada su calidad. Yo prefiero pagar eso por una sombra que de verdad queda negrísima y que me va a durar intacta todo el tiempo que la lleve puesta, a tirar el dinero comprando sombras negras baratas que se corren en nada y que son más grises que otra cosa. 

NOTA: 10 / 10

domingo, 13 de septiembre de 2015

Maybelline New York: mi historia de amor


Si tuviera que elegir una marca de maquillaje que ha sido clave en mi vida, probablemente sería Maybelline New York. 

Empecé a utilizar sus productos sobre los 20 años. Ya me maquillaba antes pero nada especial: usaba máscara de pestañas, labial y poco más. Fue sobre los 20 cuando me empecé a interesar de verdad por el maquillaje; por productos, marcas y técnicas. Y Maybelline fue la firma con la que más me introduje, junto con Yves Rocher y Oriflame.

Como la mayoría de adolescentes de aquella época, en bases me estrené con el legendario (y horroroso) "Maquillaje Joven" de Margaret Astor, pero como si no contara. Por tanto, mi primera base de maquillaje fue la Express MakeUp de Maybelline. Me encantaba su formato en barra y su gran poder matificante: quedaba preciooooosa y repetí varias veces. Menuda pena cuando la retiraron.


Como esa me gustó tanto, en los años siguientes utilicé varias bases de Maybelline y jamás me defraudó ninguna: la fabulosa Wonder Finish, la todavía más fabulosa Superstay Seda que se aplicaba en dos pasos, la Pure MakeUp... y la que fue mi base preferida en mis años mozos y con la que perdí la cuenta de tantas veces que la compré: Dream Matte Mousse. También he utilizado polvos de la marca, como el excelente Dream Matte Powder o el Superstay. En coloretes siempre profesaré amor eterno a su Dream Mousse Blush, así como al genial bronceador Dream Mousse Bronzer. Como puede verse, fui fanática de los productos Maybelline en formato mousse.

Respecto a los ojos, las máscaras de pestañas de Maybelline están consideradas de lo mejorcito, y con razón. He tenido varias: la excepcional Volume Express con la que repetí varias veces, la Colossal, la Great Lash, la XXL...
En delineadores: tremendo como ya comenté el eyeliner en gel de esta marca. Y sombras de ojos he tenido varias tanto individuales como en paletas (recuerdo un dúo de sombras azules preciosas y que me ponía casi siempre que salía de fiesta). Aparte de las tradicionales en polvo, también tuve sombras en mousse y en lápiz. Y mis primeras sombras en crema fueron de Maybelline, concretamente los tarritos Color Delights.

Por último, los labios. Actualmente tengo dos perfiladores de la gama Moisture Extreme: excelentes. He tenido infinidad de barras y brillos de Maybelline en las gamas Water Shine, Water Shine Diamonds, Water Shine Gloss, Moisture Extreme, Water Fusion, Superstay, Superstay 14h.....

Los esmaltes de uñas de Maybelline también me gustan mucho. Me encantan los Color Show y los Colorama. De los segundos siempre recordaré el esmalte en el tono "Jelly Bean": un azul turquesa increíble. 


Raro es el producto Maybelline que me ha decepcionado en casi 15 años, habiéndome resultado la inmensa mayoría buenísimos. Debido a esa trayectoria y a que fue con ella con la que me adentré en el maquillaje, siempre le guardaré un inmenso cariño. Para colmo, no es una marca de precios prohibitivos.

Por supuesto: son tantos años, que seguro que he olvidado mencionar productos.

Y por si fuera poco con lo mucho que me ha gustado siempre esta marca, hace años me tocó en un sorteo un lote con varios productos. Cuando me llegó a casa, abrí el paquete y vi todos esos cosméticos casi toco el sol, del bote de alegría que pegué.

Otra cosa que agradezco a Maybelline es que gracias a sus anuncios conocí a mi modelo favorita: Adriana Lima. Sé que no juega en la liga de Gisele Bundchen o Stephanie Seymour, siendo una modelo de inferior categoría a la que no sacas de los catálogos de bikinis y lencería, pero en términos de físico es la modelo y la mujer más guapa que he visto jamás.


A modo de anécdota relacionada con mi fanatismo hacia los cómics, en los años 80 la preciosa Lynda Carter (Wonder Woman) anunció productos de Maybelline.

viernes, 11 de septiembre de 2015

Barra de labios Dior Addict Ultra-Shine


Esta fue la segunda barra de labios que tuve de Christian Dior. La primera era también excelente pero el tono no me gustaba (era marrón-marrón y yo tengo los labiales marrones completamente desterrados). En cambio, la segunda me tuvo completamente enamorada. Es de una colección ya descatalogada y la echo de menos, porque eran unas barras realmente fantásticas. Aunque renovaron los envases y actualmente Dior tiene labiales con las mismas características, en mi recuerdo perdurará la versión anterior. 

Dior Addict Ultra-Shine fue, como su nombre indica, una barra de labios con efecto de brillo espejo. Fusionaba el formato de una barra de labios tradicional con el acabado ultra-brillante de un gloss: más que barra de labios podría decirse que era un brillo en barra.

Mi tono fue el 682 "Ultra-Framboise": un precioso y encantador rosa frambuesa que favorecía lo infinito. Color muy dulce y tremendamente luminoso, el acabado de brillo lo hacía aún más deslumbrante si cabe. Muy ligero y suave, la textura en los labios era como llevar un bálsamo, la hidratación era extrema y pese a su acabado gloss duraba horas como recién puesto. Una barra sobresaliente en todos los aspectos.


Su diseño externo en elegantes tonos azul y oro resultaba espectacularmente bonito, tanto cerrado como abierto. Era como tener un pequeño gran tesoro. Claro que esto tiene su desventaja, y es que ya sabemos que estos envases tan lujosos de las firmas de gama alta encarecen el precio final del producto. Por supuesto, también pagas calidad: el envase era a prueba de bombas, y pasaron 7 años y parecía nuevo.

Y es que en una firma como Dior la calidad se nota, y en los más de 7 añazos que esta barra me duró, no solo aguantó el envase sino que hasta el final pintó como el primer día: ni olía raro ni había sufrido cambios en su textura o color. Quitando que apenas quedaba producto parecía recién comprada, cuando he tenido barras de labios que se han puesto malas en menos tiempo. En teoría caducan en 1-2 años pero personalmente (y creo que la mayoría de mujeres), si no las he terminado las sigo utilizando, siempre y cuando no las note estropeadas.

Aunque prefiero comprar en otras perfumerías dado que en El Corte Inglés se pasan veinte pueblos encareciendo precios, hay que estar atentas a sus rebajas y promociones, ya que esta barra me salió allí por poco más de 20 euros cuando su precio normal era de 30. 

Dior Addict Ultra-Shine: uno de esos cosméticos desaparecidos que siempre recordaré.

NOTA: 10 / 10

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Sérum Argan Oil Hair Treatment - Xpel Marketing Ltd


Este producto pertenece a la gama Argan Oil de la compañía Xpel Marketing. Dicha colección tiene como protagonista absoluto al famoso aceite de argán, por lo que son cosméticos orientados a nutrir en profundidad. Hay champú, acondicionador, mascarilla, protector térmico, sérum capilar, crema corporal, crema de manos y uñas, crema de pies, gel de ducha, jabón de manos, sérum facial y toallitas desmaquillantes. Se venden sueltos y en packs para regalo.

Yo he tenido el sérum capilar, y si bien tiene un precio enormemente tentador (costó 1.50 euros en una tienda Dealz), no vale para nada

Se vende como tratamiento de hidratación intensiva con extracto de aceite de argán marroquí, y mediante su fórmula concentrada promete reparar, rejuvenecer y dar brillo y suavidad al cabello, consiguiendo un efecto de pelo sano. Está enriquecido con vitamina E, de propiedades anti-oxidantes y muy beneficiosas para el cabello seco o dañado. Muy denso y oleoso, contiene 50 ml.

Pues bien: ni nutre ni nada. Si has usado sérums buenos de verdad, éste da risa. Es más: deja el cabello grasiento aunque apliquemos muy poca cantidad. No solo no cumple lo que promete sino que encima te deja el pelo hecho un asco. Al menos no lo reseca ni daña, pero tampoco es eficaz. Al final, deseosa de acabarlo terminé usándolo como mascarilla protectora para playa y piscina, embadurnándome el pelo con dos kilos de producto antes de meterme en el agua.

Y aparte de engrasar puntas y dejar el pelo enguarrado, lo que más odié fue que deja las manos totalmente aceitosas: tienes que ir corriendo a lavarlas con mil litros de agua y jabón. Otros sérums en aceite también dejan las manos pringositas, pero lo de éste ya es exagerado.

Huele super bien: un olor a argán muy profundo y exótico.

Producto que puede tentar por su irrisorio precio, genial olor y excepcional fama del argán, pero es horrible. No volveré a comprarlo.

NOTA: 0 / 10

sábado, 5 de septiembre de 2015

Colorete Mineralize - MAC




MAC es la firma de maquillaje más venerada del mundo, creada en Canadá en 1985 por maquilladores profesionales y convirtiéndose desde entonces en la marca fetiche de los más grandes profesionales del medio. Utilizadísima para maquillar en cine, música y televisión, incontables famosas confiesan su adicción a MAC. Su puesta a la venta al gran público no hizo más que aumentar estratosféricamente su leyenda, siendo hasta el día de hoy una marca que desata pasiones entre las amantes del maquillaje en todo el mundo.

Tengo / he tenido varios productos de MAC. En esta ocasión hablaré de mi colorete de esta marca. Los coloretes de MAC son uno de esos productos que valen cada céntimo que cuestan. 

El mío pertenece a la gama Mineralize. Como su nombre indica, estos coloretes tienen un acabado mineral y perlado, nada mate. Resplandecen y son enormemente favorecedores. Yo nunca he sido de coloretes mates: prefiero los que tienen un toque brillante, y en eso los Mineralize de MAC son perfectos. Tienen un brillo precioso y muy fino, nada de acabado basto o purpurinoso.

Mi tono es el precioso "Love Thing". Como indican en su descripción en la web, es un borgoña oscuro con brillo dorado. Es un color muy versátil y queda perfecto en todo tipo de pieles, aunque me parece especialmente ideal para morenas. Tono intenso pero elegantísimo; casa a la perfección con maquillajes en tonos borgoña, burdeos, rosas o neutros. En el envase puede asustar por la intensidad de su color, pero es un colorete 100% ponible y adaptable a cualquier look.


Pigmenta a la perfección. De hecho, hay que tener mucho cuidado al cogerlo con la brocha: yo apenas la rozo en el colorete porque de lo contrario coge muchísimo color y queda en las mejillas demasiado cargado. No hay que coger apenas producto y es mejor ir aplicando más capas hasta conseguir la intensidad que deseemos, que pasarnos y tener que limpiar el exceso de color. Le sucede lo contrario que a esos coloretes malos con los que tienes que hacer malabarismos si quieres que pinten algo.

Y la que para mí es la cualidad estrella de los coloretes MAC y por la que sin duda los volvería a comprar: la duración. Hasta que no conocí estos coloretes, raro era el que me duraba puesto más de unas pocas horas. Recuerdo que me maquillaba para una salida corta de casa, por ejemplo un cine, y al salir de la película y mirarme en el espejo del baño ya no llevaba rastro de colorete cuando solo hacía 2 o 3 horas que me lo había puesto. No digamos ya situaciones como salir de fiesta o climas de mucho calor: ahí directamente, muchos coloretes son vistos y no vistos en mi piel.

En cambio, los coloretes MAC me duran puestos lo que les eche. Quizá no todo el día (no lo sé porque tampoco suelo pasar tanto tiempo maquillada) pero sus 10 horas como recién puestos, seguro. En la situación que sea. De la media de 2 horas que me solían durar los coloretes... para mí supuso un nuevo mundo.


El envase es muy robusto y la calidad se nota en él también. Este colorete se me ha caído algunas veces, y en esos micro-segundos temía lo peor pero nunca jamás se ha roto, ni el envase ni el producto, cuando otros coloretes habrían acabado pulverizados en el suelo. Por otra parte, en muchos productos de maquillaje cuyos envases no son de la mejor calidad, las letras y pintura se empiezan a borrar pasado un tiempo... Bien, pues este colorete lo tengo desde hace más de 4 años y las letras MAC en la parte transparente siguen intactas: miras el envase y parece comprado ayer. 

Esa es otra: no es que use poco este colorete, y va para 5 años que lo tengo. Y miras la pastilla y apenas está gastada.

La única queja que en todo caso tendría de este producto, es que el estuche no incluye brocha ni espejo: algo muy cómodo si lo llevas en el bolso o de viaje. 

Recientemente han renovado los envases de los Mineralize. Su precio actual es de 23.50 euros. A mí me costó la versión anterior unos 21-22 euros. Teniendo en cuenta su excepcional calidad y que lo tengo 5 años y a saber la de años que le quedan todavía, compensa con creces pagar ese dinero. No como coloretes de 3 euros que te duran puestos una hora y al final los terminas tirando de lo malos que son. Al final, lo que parece caro sale barato.

NOTA: 10 / 10


A raíz de una reciente renovación, este es su envase actual: 

jueves, 3 de septiembre de 2015

Corrector Double Wear - Estée Lauder


Éste fue uno de los primeros correctores que tuve, y como no podía ser de otra forma con mi amada Estée Lauder su calidad no defrauda. Como la idolatrada base de maquillaje de la misma colección: best-seller absoluto de la firma y el maquillaje más vendido del mundo.

Double Wear Stay-in-Place Concealer es un corrector líquido de alta duración: promete permanecer 15 horas inalterable. Es resistente al agua y humedad. Oculta ojeras, manchas, rojeces y demás imperfecciones de la piel. Su acabado es satinado y radiante, y pese a ser muy cremoso es libre de aceites. El color no se altera con el paso de las horas. La firma explica en su webContiene nuestros nuevos Polímeros SkinFlex que aseguran la cobertura durante horas. El producto permanece flexible sin cuartearse ni apelmazarse ante cualquier gesto de la piel. Además, un complejo super hidratante aporta ingredientes emolientes que acondicionan la piel.

Cumple todo lo que promete, siendo un corrector en verdad excelente. Queda precioso puesto, cubre perfectamente, no reseca ni se cuartea, su duración en la piel es a prueba de bombas, y cunde muchísimo. 

Lo único que podría criticarle -aunque no es culpa del producto- es que yo prefiero los correctores en tarro. Los líquidos nunca me han terminado de emocionar. Y que pasado un tiempo adquirió un olor muy rancio: signo inequívoco de que se había estropeado. Tuve que tirarlo sin haberlo acabado. 

Fuera de eso, me parece un producto intachableSu precio ronda los 29 euros y puede adquirirse en cualquier punto de venta Estée Lauder.

NOTA: 9.5 / 10