viernes, 21 de agosto de 2015

Mi fatídica experiencia con la crema Gold Progress 24K de Deliplus


Esta crema se la regalaron hace poco a mi madre pero como ya tenía una me la dió a mí, lo cual me vino de perlas, dado que acababa de terminar la mía.

Se trata de una crema facial dirigida a pieles maduras. La mía no es así, pero alguna vez he usado cremas de ese tipo y me resultaron como otra cualquiera. No me creo NADA de las antiarrugas, para mí son todas meras hidratantes, y milagros a Lourdes: lo que de verdad influye a la hora de tener un cutis excelente son la genética y hábitos de vida. Así que empecé a usarla, pero como hidratante normal y corriente.

Gold Progress 24K es una crema de día que se vende como producto regenerador de la piel y que supuestamente previene y lucha activamente contra el envejecimiento. En esta ocasión pretenden enganchar al potencial comprador con la atracción de que contiene "partículas de oro". Tiene protección solar y está indicada para rostro, cuello y escote. Contiene 50 cc y cuesta 9 euros: que una crema Deliplus tenga ese precio, se les debería caer la cara de vergüenza. Por menos dinero compro cremas de marcas como L´Oreal, Yves Rocher o Garnier, y por el mismo precio o muy pocos euros más te las pillas de firmas como Olay o Avene.

Hace años utilicé alguna crema facial Deliplus, y eran bastante mediocres. Pues la Gold Progress ha sido la gota que colmó el vaso: tiene el "honor" de ser el primer cosmético que me ha provocado una reacción alérgica. 

Desde que empecé con ella hace semana y media, me han ido apareciendo un montón de granitos en el cuello, con enrojecimiento y ligero picor. También me salieron muchos granitos en una mano. En la cara no, pero ha cambiado la textura: la piel está rugosa y al aplicar el maquillaje no queda igual que cuando tengo el cutis suave y liso. Lo del rostro y mano ya lo tengo prácticamente desaparecido, pero en el cuello todavía hay tema. No es grave: el picor va y viene y es casi imperceptible, al igual que el enrojecimiento, y los granitos del cuello son tan minúsculos que a simple vista no se ven. Pero si lo toco noto el relieve de los granitos y es una sensación desagradable.

Aunque he tenido suerte, a diferencia de personas a las que un cosmético les ha destrozado el cutis, no deja de ser frustrante, más cuando mi piel es cero sensible y nunca había desarrollado mala reacción a ninguna crema. Habrá mujeres a las que les vaya bien, pero yo obviamente no volveré a utilizarla. 

Ahora solo queda esperar a que me desaparezca lo del cuello. Y por descontado: ahora sí que no volveré a usar ninguna crema facial Deliplus (ni regaladas).

NOTA: 0 / 10

Edito para añadir que ya me han desaparecido los granitos, justo un par de días después de dejar de usar este producto.