lunes, 31 de agosto de 2015

Exfoliante facial de albaricoque - Cyclax

La empresa británica de cremas Cyclax fue fundada en 1896 y cuenta con la garantía de la Casa Real Británica, tal y como puede leerse en su logo y productos. Resulta que la reina Isabel II contrató a una representante de Cyclax como asesora de belleza, y los productos de la marca empezaron a ser utilizados por miembros de la Casa Real. Esta relación mantenida en el tiempo entre la Corona y Cyclax provocó que en 1961 la marca consiguiera la concesión de una Garantía Real de la Corona Británica, lo cual ha derivado hasta la actualidad en una fama muy productiva para esta marca. 

Una de las señas de Cyclax es el uso de principios activos naturales para la formulación de sus productos, con ingredientes como el Aloe Vera, la lavanda, el té verde, el albaricoque... Cuenta con diversas líneas de cuidado facial y corporal adaptadas a las necesidades de cada tipo de piel, todo de calidad probada a precios competitivos. No testan en animales. 

Yo tengo el exfoliante facial de albaricoque. Se vende como un limpiador vigorizante y exfoliante con extractos de esa fruta, que suaviza y nutre la epidermis seca y apagada. El albaricoque tiene vitaminas A y E y es rico en ácidos grasos poliinsaturados y minerales: propiedades muy beneficiosas para la piel. Este producto puede utilizarse una o dos veces por semana.

Lo uso en el rostro, aunque alguna vez lo he utilizado como exfoliante corporal.
Es muy suave: demasiado, de hecho. No es que sea ineficaz: cumple su función y deja la piel exfoliada, limpia y renovada. Pero no es tan potente como otros exfoliantes. Aunque en cierta forma se agradece, pues algunos son de gránulo tan duro que cuando estás frotando casi sientes que te van a arrancar la piel. En cambio, este de Cyclax es tan suave, deslizante y cremoso que parece que te estés aplicando una crema convencional. No rasca apenas, lo que sumado a su riquísimo olor frutal hace de la exfoliación con este producto un ritual muy agradable. Se limpia con agua muy fácilmente, a diferencia de algún exfoliante con el que tienes que estar 2 horas hasta conseguir retirar todos los gránulos. 

Contiene 300 ml y me encanta que traiga tanta cantidad, pues tengo el tarro desde diciembre y usándolo todas las semanas no llevo gastado ni la mitad. Aunque por ejemplo, a la hora de organizarlo en el baño o llevarlo de viaje es un formato muy aparatoso al tratarse de un tarro tan enorme. Claro que sin duda, me compensa con creces lo primero. 

Su precio fijo marca unos 7-8 euros, pero yo lo compré en una peluquería por 4: precio-chollo para un producto tan bueno. Vendían más cremas de esta marca, como la facial de té verde, y cuando vuelva, si las siguen teniendo es muy probable que compre alguna para ver qué tal van.

Excelente producto, si bien se le echa en falta más poder exfoliante.

NOTA: 9 / 10

lunes, 24 de agosto de 2015

Sérum reparador de puntas abiertas - Pantene


Pantene no es una marca que me suela decepcionar: adoro el champú Aqua-Light y el champú y la mascarilla Repara y Protege. También me gustan el champú de volumen, el champú de pelo teñido, la laca Cuidado Clásico... pero con este sérum me patinaron a lo bestia.

Se trata de un sérum "reparador" de puntas abiertas indicado para cabello normal-grueso, que no solo NO hidrata, ni nutre, ni repara ni nada, sino que reseca enormemente. Yo no tenía las puntas especialmente secas ni estropeadas: lo compré más bien para prevenir y acabó dejándome el pelo machacado: tiene guasa. 

Unos pocos usos y tras ver sus "resultados" fue directo a la basura, y me costó semanas recuperar la hidratación de mi pelo gracias a toneladas de aceites y mascarillas.  

Su ingrediente estrella es el alcohol denat. De hecho, el producto huele una barbaridad a alcohol, llegando a resultar desagradable. 

Tiene un precio muy económico (sobre  4-5 euros), pero obviamente, ni me mereció la pena ni lo volvería a comprar.

NOTA: 0 / 10

domingo, 23 de agosto de 2015

Paleta Everything Glows - Elizabeth Arden



Esta paleta de sombras de ojos salió a la venta en 2007 en la edición limitada Everything Glows Collection, que constó de brillos de labios, polvos iluminadores y la mencionada paleta. Fue una colección inspirada, como su nombre indica, en los acabados resplandecientes y brillantes, sin perder de vista la naturalidad y elegancia que siempre caracterizan a la prestigiosa firma estadounidense Elizabeth Arden.

La paleta se presenta en un PRECIOSO y elegantísimo estuche que por fuera parece un billetero. El acabado es plateado y brillante, haciendo de él uno de los envases más bellos que he visto en un producto de maquillaje. Lo malo es que con el paso de los años el forro plateado fue raspándose por zonas, y en la parte interna donde está el espejo la tela se manchó un montón y tenía un aspecto francamente lamentable. Intenté limpiarlo, pero nada. Al final claro está, el estuche ya no conservaba el impecable aspecto del principio. 

El estuche es muy práctico, tanto por su pequeño tamaño como por el hecho de que incluya espejo y aplicador. Y como decía, su aspecto enamora. Eso sí: hasta que probamos las sombras.

Son cinco sombras con acabado nacarado, sin brillo excesivo. De hecho yo diría que están más cerca de ser sombras mates que brillantes. Son bastante grandes y los tonos son un blanco roto, un beige-nude, un marrón oscuro grisáceo, un verde oliva y un azul marino. 

La beige, la marrón y la blanca las utilizo bastante.


Pigmentan bastante regular para ser sombras de una firma de gama alta, con mención especial para la azul y la blanca, con las que hay que hacer malabarismos con el pincel si queremos que se note algo de color. La mejor es la marrón oscura, que pinta de maravilla. Pero el resto de sombras son muy normalitas en calidad, y la azul y la blanca ya es que son directamente un despropósito. Ídem con la duración: nada sorprendente. Lo único bueno es que la textura es excelente: son sombras muy suaves, no sueltan polvillo y se trabajan estupendamente. Pero no las salva el que pinten y duren tan poco. 

Para colmo, ni siquiera es que los colores me apasionen... así que entre unas cosas y otras, es una paleta que nunca me ha entusiasmado.

Es uno de esos productos caros con envase maravilloso y firmaza de renombre, pero en lo que de verdad importa... ejem ejem. No es que las sombras sean pésimas, pero de una marca como Elizabeth Arden se espera muchísima más calidad, y no ver cómo tienes sombras de 5 euros que pintan infinitamente mejor.

En su día la paleta costaba unos 40 euros, pero desde su descatalogación, ya hace años que puede adquirirse por menos dinero. Yo la compré hace 5 años a un vendedor en Ebay, por 15 euros. 

Mucho estuche lujoso y mucha Elizabeth Arden, pero no merece la pena.

NOTA: 5.5 / 10

viernes, 21 de agosto de 2015

Mi fatídica experiencia con la crema Gold Progress 24K de Deliplus


Esta crema se la regalaron hace poco a mi madre pero como ya tenía una me la dió a mí, lo cual me vino de perlas, dado que yo acababa de terminar la mía.

Se trata de una crema facial dirigida a pieles maduras. La mía no es así, pero alguna vez he usado cremas de ese tipo y me resultaron como otra cualquiera. No me creo NADA de las antiarrugas: para mí son todas meras hidratantes, y milagros a Lourdes: lo que de verdad influye a la hora de tener una piel excelente son la genética y hábitos de vida. Así que empecé a usarla, pero como hidratante normal y corriente.

Gold Progress 24K es una crema de día que se vende como producto regenerador de la piel y que previene y lucha activamente contra el envejecimiento. En esta ocasión pretenden enganchar al potencial comprador con la atracción de que contiene "partículas de oro". Tiene protección solar y está indicada para rostro, cuello y escote. Contiene 50 cc y cuesta 9 euros: que una crema Deliplus tenga ese precio, se les debería caer la cara de vergüenza. Por menos dinero compro cremas de marcas como L´Oreal, Yves Rocher o Garnier, y por el mismo precio o muy pocos euros más te las pillas de firmas como Olay o Avene.

Hace varios años utilicé alguna crema facial Deliplus, y eran bastante mediocres. Pues la Gold Progress ha sido la gota que colmó el vaso: tiene el "honor" de ser el primer cosmético que me ha provocado una reacción alérgica. 

Desde que empecé con ella hace semana y media, me han ido apareciendo un montón de granitos en el cuello, con enrojecimiento y ligero picor. También me salieron muchos granitos en una mano. En la cara no, pero ha cambiado la textura: la piel está rugosa y al aplicar el maquillaje no queda igual que cuando tengo el cutis suave y liso. Lo del rostro y mano ya lo tengo prácticamente desaparecido, pero en el cuello todavía hay tema. No es grave: el picor va y viene y es casi imperceptible, al igual que el enrojecimiento, y los granitos del cuello son tan minúsculos que a simple vista no se ven. Pero cuando me toco el cuello noto el relieve de los granitos y es una sensación desagradable.

Aunque he tenido suerte, a diferencia de personas a las que un cosmético literalmente les ha destrozado la piel, no deja de ser frustrante, más cuando yo nunca había desarrollado mala reacción a ningún cosmético. Lo mío habrá sido caso aislado y habrá mujeres a las que esta crema les vaya bien, pero yo obviamente no volveré a utilizarla. 

Ahora solo queda esperar a que me desaparezca lo del cuello. Y por descontado: ahora sí que no volveré a usar ninguna crema facial Deliplus.

NOTA: 0 / 10

Edito para añadir que ya me han desaparecido los granitos, justo un par de días después de dejar de usar esa crema y volver a comprar la anterior. 

lunes, 17 de agosto de 2015

Gel Liner EyeStudio Lasting Drama - Maybelline New York


Mi actual delineador de ojos es el famoso Lasting Drama de mi querida Maybelline New York. No lleva demasiado tiempo en el mercado pero ya tiene legiones de admiradoras, no sin motivos.

Es en formato gel, de los de tarrito y pincel. Desde que descubrí este formato hace años que no uso lápices, los cuales me dejan un negro poco intenso o me desaparecen a la media hora. Para mí siempre fue una odisea hallar un producto con el que consiguiera una raya negrísima y sobre todo muy duradera. Ese problema acabó cuando descubrí el formato gel. Me estrené con el de Bobbi Brown, considerado el rey de los eyeliner en gel, y no es barato pero repetí, dados sus extraordinarios resultados. 

El de Maybelline no tiene nada que envidiarle. La raya queda ultra-negra y dura intacta todo el día. Se acabó tener que retocar: con este producto pintas y te olvidas. Se mantiene inalterable en cualquier ambiente incluyendo salidas nocturnas así como época veraniega y situaciones de gran calor y humedad. Para colmo, pese a su excelente fijación se desmaquilla muy fácilmente.

Un detallazo es que la caja incluye pincel aplicador, que por cierto va muy bien. Aunque el mío lo tuve que tirar pasado algo más de un año, ya que los pelitos habían perdido forma y ya no pintaba tan preciso, pero todo ese tiempo funcionó fenomenal.

Es un producto EXCELENTE. Ya digo que en el pasado podía darme con un canto en los dientes si encontraba un eyeliner con el que la raya me quedara ultra-negra y me durara más de 2 horas sin correrse y dejarme los párpados a manchurrones, y con el Lasting Drama voy más que sobrada. Es realmente increíble para mí que la raya me aguante intacta como recién puesta 5, 8, 12 horas...

Contiene 3 gramos, y usado prácticamente a diario me ha durado casi dos años. Si bien en los últimos meses ya se notaba algo duro en la textura, una vez aplicado los resultados eran iguales que el primer día. 

Repetiré seguro.

Su precio oscila entre los 8-9 euros incluyendo el pincel, por lo que merece muchísimo la pena. 

NOTA: 10 / 10

domingo, 16 de agosto de 2015

Coloración permanente Nelly Color - Nelly

Hoy vamos con un producto que tiene un precio irrisorio para los resultados tan buenos que da. Se trata del tinte permanente de la gama Nelly Color, concretamente el tono 1.00 Negro Azul.

Llevaba tiempo viendo en tiendas los tintes de esta marca y nunca me decidí a probarlos, pues habituada a usar Llongueras, L´Oreal, Garnier, Schwarzkopf... siento decirlo pero los tintes Nelly no me inspiraban confianza, y por ese precio (2.50 €) pensaba que o te dejan calva o el color se iría al primer lavado. Craso error: Nelly es una marca especializada en cuidado capilar que tiene más de 40 años a sus espaldas, está plenamente consolidada en España y productos como su mítica laca son auténticos clásicos. Por lo que no hay que tenerle miedo.

Volviendo al tinte: desconozco si se habrán equivocado al numerar este tono, ya que los tintes nº 1 son negros puros, mientras que los negro azulado llevan las terminaciones 1.8, 1.88, 1.10, 1.1, 2.1, 2.8, 2.10.... por eso tenía miedo de que quedara negro ébano. No habría sido un drama porque también me gusta, pero prefiero el azulado.

En segundo lugar, ya sabemos que nunca hay que fiarse de las fotos del color del tinte en las cajas, que siempre exageran con ordenador y jamás queda tan intenso. Pues por el contrario, en este caso (foto arriba del todo) la modelo luce un negro muy apagado y sin rastro de azulado: de hecho lo compré porque pone "Negro Azul", que si no veo la foto y habría pensado que es un castaño oscuro. (Edito para mencionar que desde hace un tiempo la foto que imprimen es más intensa y ahora sí parece negro azulado. Estas son dos cajas que compré en octubre 2016):


Pese a la confusión a la que puedan conducir dicha numeración y foto, decir que este tinte no solo queda HIPER NEGRÍSIMO, sino que además posee uno de los reflejos azules más intensos y duraderos que he visto. No sé cómo funcionará con otros tonos, pero el 1.00 es uno de los mejores tintes negro azulado que he usado: negro ultra-intenso y brillo alucinante, espectacular reflejo azul / plateado a la luz del sol, y asombrosamente duradero incluso en verano. No daña ni reseca el pelo, y para colmo, ese precio.

No podía ser perfecto, y es que una caja se queda super justa de cantidad: trae muuuuuuy poca y tengo que hacer malabarismos para conseguir teñir todo el pelo con él, cuando con otros tintes incluso me sobra producto. Y eso que no lo tengo demasiado largo: cabellos pasando el pecho sí que van a necesitar obligatoriamente dos envases. De todas formas dos cajas de tinte Nelly se quedarían en 5 euros, lo cual sigue estando fenomenal.

Quitando lo de la cantidad, tengo que darle un 10 porque como tinte es PERFECTO y muy superior a varios tintes comerciales de marcas más famosas. Resulta sorprendente que por 2.50 euros exista una coloración con estos resultados en el cabello. 

Como siempre, depende de dónde compremos. A mí me cuesta 2.50 euros en dos perfumerías de barrio, mientras que en centros comerciales lo he llegado a ver por unos 4.

Siempre voy cambiando de marcas y éste es uno de los pocos con los que he repetido de seguido, aunque prefiero otros tintes por el tema de la cantidad. Pero tarde o temprano siempre vuelvo al Nelly.

NOTA: 10 / 10

jueves, 6 de agosto de 2015

Champú y mascarilla de higo y aceite de rosa - Nectar of Nature

Definitivamente me despido de la marca Nectar of Nature, al menos en lo que se refiere a productos de higiene capilarHace poco comenté aquí que no me convenció su gama nutritiva de mango y manteca de nuez. Pues hace escasas semanas, por emergencia de no estar en casa tuve que comprar otro champú y mascarilla, e ingenua de mí repetí con esta marca. 

Esta vez me decidí por la gama para pelo teñido, formulados a base de higo y aceite de rosa. El atractivo envase y color rosa del champú no nos debe engañar, pues probablemente estamos ante el producto cosmético más desagradable que he utilizado:

NO SOPORTO SU OLOR. Me hace gracia porque nunca he sido una persona tiquismiquis con los olores cosméticos, pero el de este champú se me hace insoportable. Me huele como a detergente viejo o jabón pasado: no sabría definirlo pero es un olor a químico y rancio que se me hacía un dolor cada vez que lavaba el pelo. La mascarilla tampoco me chifla, pero siendo el mismo aroma es "algo" más soportable que el champú. 

Una pena, porque el champú y la mascarilla de mango sí que huelen fenomenal. 

Ya solo por el olor no quiero volver a verlos ni en pintura, aunque si todavía fueran bien en cuanto a efectos... pero es que tampoco: se supone que revitalizan y potencian la luminosidad del cabello teñido y yo no noté nada de nada. Y en cuanto a suavidad, hidratación y aspecto final, pues ídem que con la gama de mango y nuez: un resultado pobre, desenredan y para de contar. No notas suavidad, nutrición, brillo... NADA. Limpian y punto. Probablemente en pelo normal den buenos resultados, pero en cabellos teñidos y/o secos son productos que se quedan cortos.

Al igual que la gama de mango y nuez, ambos productos tienen un precio muy económico para la cantidad que traen, pero aunque sean tan baratos no merecen la pena en absoluto. Así que, champús y mascarillas de Nectar of Nature: siento deciros "Hasta Nunca".

NOTA: 0 / 10

miércoles, 5 de agosto de 2015

Barra de labios Pure Color Envy - Estée Lauder


En maquillaje de gama alta, Estée Lauder siempre ha sido de mis firmas predilectas. La descubrí hace mil años cuando empecé a maquillarme y mi madre me llevó a El Corte Inglés para comprarme una base de maquillaje buena y acorde a mi piel (por aquel entonces, super grasa): nos llevamos el fabuloso Ideal Matte y nos regalaron un perfilador de ojos y una mini-máscara de pestañas. Desde entonces no he dejado de tener productos de esta marca, todos de calidad fuera de serie.

Barras de labios de Estée Lauder he tenido dos (tonos "Rose Tea" y "Sunstone"), mas un brillo labial (tono "Pink Kiss"). Las tres eran excelentes. Y la actual, esta barra de la gama Pure Color Envy no se queda atrás: es un labial de calidad excepcional

Diseño espectacular, elegancia por doquier y un color puro e intenso que hidrata y dura en los labios. Muy suave y cómodo de llevar, cobertura total y perfecta de una sola pasada, textura ultra-ligera como si no llevaras nada, y lo mejor: sin ser un labial específico de larga duración o semi-permanente, permanece horas como recién puesto, por fuerte que sea el tono.

Mi color es el 250 "Red Ego": un rojo vampírico de alto voltaje, sofisticado, oscuro, sensual e hiper-dramático, idóneo para la noche y ocasiones especiales.

El envase azul noche y dorado es precioso, y se notan los buenos materiales. Pesa más que otras barras de labios cuyos envases son de plástico endeble y ligero.

Su precio ronda los 30 €, pero lo adquirí en el último Black Friday rebajado a 18 euros. Genial.

NOTA: 10 / 10


lunes, 3 de agosto de 2015

The Multiple (Maldives) - NARS


El legendario The Multiple de la prestigiosa firma estadounidense NARS, es un stick multiusos que crea hermosos puntos de luz y color en rostro y cuerpo. 

Producto de culto idolatrado por maquilladores y famosas, su uso estrella es aplicado en mejillas, a las que aporta el codiciado efecto "jugoso" que tan de moda pusieron maquillajes como los de Jennifer López y las modelos de Victoria´s Secret. Además de iluminador también puede usarse como colorete, labial, sombra de ojos, creador de contornos y bronceador. Dependiendo del tono, las posibilidades con él son casi infinitas.

Existe una amplia gama de colores que van desde los dorados y bronces hasta los rosas y rojizos. Los más claros son idóneos para iluminar, como el famosísimo Copacabana o el Luxor, mientras que tonos más intensos se utilizan para aportar color o broncear, como el Portofino, el Cannes, el Riviera o el South Beach. Y no olvidemos el mítico Orgasm.

Yo tuve el Maldives: un color demasiado tostado para mi gusto, nunca me llegó a entusiasmar del todo. El brillo y acabado que deja es precioso pero me equivoqué de tono; ojalá hubiera optado por uno más claro o rosado, como los preciosos Orgasm, Luxor o Copacabana. Que me gustaba y me quedaba perfecto siendo morena de piel, pero ya digo que habría preferido otro color.


Su halo de brillo es realmente como luz reflejada en la piel, iluminación fina y natural. No es basto ni purpurinoso como sí sucede con malos iluminadores que son más purpurina que otra cosa.

Como todo en maquillaje, hay que saber usarlo: si nos excedemos en la cantidad pareceremos bombillas e incluso le daremos un aspecto grasiento a la piel, pero si lo aplicamos con gusto y mesura, el resultado es ESPECTACULAR.

Ese acabado resplandeciente que proporciona es tremendamente favorecedor en el rostro, aportándole inmensa vida y frescura. Es un brillo de salud que parece que surge naturalmente de la piel y que embellece infinitamente a cualquier mujer. El uso de iluminador se hace especialmente recomendable para las que solemos utilizar bases y polvos matificantes, para así aportar luminosidad extra al maquillaje evitando ese efecto "apagado" que a veces ocasionan los acabados muy mates.

Me encanta su práctico formato en barra. Lo hace muy cómodo y rápido de aplicar, y es idóneo para llevar en el bolso para retoques. 

Sus 14 gramos se hacen interminables, o casi. El mío, usándolo muchísimo en rostro y también en cuerpo en veranos me ha durado casi 5 años, que se dice pronto. Cuesta 45 eurazos, pero con esos resultados y duración considero que al final resulta incluso barato.

La verdad es que no puedo ponerle ningún "pero", salvo que habría preferido otro color, pero eso no es culpa del producto.

Tengo claro que repetiría con él, pero cambiando de tono.

NOTA: 10 / 10

domingo, 2 de agosto de 2015

Leche limpiadora suave con flor de loto y seda - Cien

Recientemente me he animado a probar cosmética de la marca Cien (venta exclusiva en supermercados LIDL y fabricada en laboratorios alemanes), y estoy francamente sorprendida con estos productos. 

Uno de ellos es la leche limpiadora suave para el rostro. Llevo poco tiempo usándola pero ya me declaro fan. Es para todo tipo de pieles y entre sus ingredientes contiene extractos de flor de loto y seda. Posee propiedades hidratantes y nutritivas. Es muy muy suave y me encanta cómo huele: es un olor muy limpio y agradable, fresco y ligeramente dulzón. El envase contiene 250 ml y lleva un cómodo dosificador.

En cuanto a su eficacia, retira la suciedad y el maquillaje perfectamente y deja la piel suavísima y luminosa. Limpia hasta el maquillaje más elaborado de una sola pasada; es alucinante lo bien que limpia y la calidad y eficacia que tiene. Y se nota de verdad que la piel queda hidratada, aunque evidentemente no sustituye al uso posterior de crema específica. No da nada de grasa y deja la piel PERFECTA.

Para mí es un producto sobresaliente, no puedo ponerle el más mínimo "pero". Su precio es tan solo de 1.20 euros, y repetiré seguro.

He usado limpiadoras de mil marcas diferentes (incluyendo caras como Estée Lauder y Biotherm), y ésta de LIDL no tiene NADA que envidiar a ninguna.

NOTA: 10 / 10

Editado en Febrero 2016: tras seis meses con ella y terminarla hasta la última gota, tal y como suponía he repetido.

Julio 2016 y de nuevo la he repuesto. Tres envases llevo ya.