lunes, 16 de octubre de 2017

Mascarilla capilar Fiber Therapy - Gliss (Schwarzkopf)


Con productos Gliss no tengo término medio: o me van de fábula u horrorosos. 

El champú y la mascarilla Ultimate Repair me dejaban el cabello apelmazado y engrasado: los compré por lo de "nutrir" y se pasaron doscientos pueblos. Mientras que la gama Ultimate Color me lo dejaba alucinante y son hasta el día de hoy los mejores champú y mascarilla para pelo teñido que he usado nunca. Por desgracia parece que los han retirado, pues el champú ya solo lo veo en una tienda de importación y la mascarilla hace siglos que no la veo en ningún comercio.

Lo siguiente que he probado de Gliss ha sido esta mascarilla de su nueva gama Fiber Therapy con tecnologías Bonding y OmegaPlex (bla, bla, bla... a este paso les van a poner nombres élficos). Y mucho nombrecito chachiguay para que la compradora pique, pero vamos: el oro y el moro. Una más entre infinitas gamas reparadoras que encontramos en el mercado.

Consta de champú, acondicionador, mascarilla, sérum y tratamiento. Promete reconstruir enlaces rotos de la fibra capilar debido al uso continuado de tintes y otros tratamientos químicos, planchas, secador... sellando el cabello dañado y sobreprocesado, reforzando su estructura interna y otorgando reparación duradera además de protegerlo de futuros daños. Y gracias a su tecnología (ooootra) con "laminación" aporta brillo y luminosidad. También contiene keratina líquida que repara las zonas dañadas del interior y superficie del pelo.
Solo he tenido la mascarilla. Y en mi experiencia, su resultado varía radicalmente dependiendo de cómo tengamos el cabello:
  • Si la usamos sobre pelo normal que no es ni graso ni seco y que no se encuentra estropeado ni quemado ni reseco ni nada así... me lo dejaba hecho un ASCO: apelmazado, chafado, sin cuerpo ni volumen, relamido y grasiento. Lo mismo que me pasaba con la mascarilla Ultimate Repair de la misma marca. El pelo quedaba feo, sin vida y como si estuviera sucio. "Precioso".
  • En cambio, si la aplicamos en cabello que por ejemplo ha sido recientemente decolorado y está sensibilizado, frágil y reseco, ahí sí me iba bien. En esas condiciones lo deja suave, notablemente mejorado y sin apelmazar ni engrasar, con aspecto y textura muy buenos (aunque las he usado mucho mejores). Da buen resultado, pero por ejemplo, se le echaba en falta más nutrición.
Está indicada para pelo muy dañado, y eso puede "justificar" que dé resultados tan horrendos en cabello sin problemas. Pero no es excusa, puesto que he usado tropecientas mil mascarillas y nunca me había pasado esto de que en función de cómo tenga el cabello den un resultado tan dispar. Si me van bien me van bien siempre, ya tenga el pelo destrozado o perfecto.

Lo único bueno aparte del bonito envase (amo el violeta) es que me encanta su olor. No sabría describir a qué huele; quizá recuerda a arándanos, frutos del bosque o similar. Es un aroma dulzón al tiempo que sobrio, y me recordaba a productos profesionales. 

Contiene 300 ml y cuesta 5 euros. La compré en una perfumería en un pack 2x1 donde venían dos tarros a ese precio, lo cual está fenomenal. Pero vistos sus paupérrimos resultados, terminé el primer tarro (no sé cómo aguanté) y regalé el otro. 

Por supuesto, no repito con ella. Tal y como sucede con cualquier producto cosmético, cada pelo es un mundo y habrá mujeres a las que esta mascarilla les vaya fenomenal. Pero a mí, madre mía...

NOTA: 0 / 10 (usada sobre cabello normal). 5 / 10 (usada sobre cabello seco y estropeado)


viernes, 13 de octubre de 2017

Beautiful Color Brow Shaper & Eyeliner - Elizabeth Arden

Este producto me lo auto-regalé hace un par de meses por mi cumpleaños. Aproveché que a mi actual lápiz de cejas le queda poca vida, sumado a que pude adquirir este cosmético mediante descuento buenísimo.

Beautiful Color Brow Shaper & Eyeliner de la prestigiosa firma Elizabeth Arden, es un excepcional producto en polvo que sirve para maquillar cejas y delinear los ojos. Yo lo compré por lo primero.

Dos fueron los motivos que me hicieron decidirme por él: 
  • Acostumbrada a los lápices de cejas y pese a lo bien que me van, quería probar a maquillarlas con polvo ya que se supone que queda aún mejor (aunque dependerá del lápiz y de la maña que tengas, porque yo me las dejo perfectas). 
  • Y segundo y principal: he comentado en otras reseñas lo mucho que me cuesta encontrar lápices de cejas en tono negro. Muy pocas marcas los fabrican, optando la inmensa mayoría por el castaño como tono más oscuro, olvidando que existimos mujeres a las que las cejas negras nos quedan genial y no necesitamos aclararlas ni pintarlas de marrón. Por eso, cuando encuentro productos para maquillar cejas en negro, me falta llorar de emoción.

Para mi enorme sorpresa vi en Internet que éste de Elizabeth Arden tiene color negro ("Ebony", foto inferior); así que entre eso y lo de la textura polvo decidí comprarlo sin dudarlo. Hay tres o cuatro colores más, para cejas castañas y rubias.

En primer lugar, enamora su glamouroso y elegantísimo estuche. Normal siendo una firma de lujo: ya sabemos que cuidan a tope el diseño de los envases (tuve esta paleta de sombras de la misma marca, que tela lo bonita que era también). El estuche metálico es una absoluta preciosidad con esos grabados y acabados en oro y plata con el logo rojo de la firma en el centro -y la parte plateada de la tapa hace efecto espejo-, y en definitiva: un diseño realmente espectacular.

Contiene espejo interior y dos mini-pincelitos en punta y biselado para perfilar y rellenar las cejas de forma impecable. 

La pastilla contiene 2.7 gramos. Teniendo en cuenta que no lo utilizo todos los días y que cuando lo hago uso muy poco producto, me va a durar varios años. Es una de las cosas por las que también quería probar polvo para cejas: los lápices se gastan antes y me suelen durar un año -que no es poco-, al contrario que los productos de maquillaje en polvo, que son interminables. Tengo sombras de 1.5 y 3 gramos que tienen 5 años y las uso y las uso y no se gastan ni a la de tres, al igual que coloretes de 3.5 gramos que tienen ya sus 7 añazos. 


En las cejas funciona de maravilla, me encanta. Soy adicta al lápiz de cejas pero mi estreno con el formato polvo no ha podido ser mejor. Las maquilla de forma impecable y super natural (siempre busco naturalidad máxima en el sentido de definirlas y realzarlas muy ligeramente: por negras que sean nuestras cejas jamás hay que pintarlas de negro intenso o pareceremos Blas de Barrio Sésamo) y me las deja durante todo el día muy pulidas, bonitas y con aspecto de maquillaje profesional. Con los lápices me las dejo perfectas pero con este polvo quedan igual o mejor. 

Eso sí: echo de menos la super rapidez y comodidad del lápiz. Con el polvo de Elizabeth Arden tardo un poco más en maquillarlas, aunque compensa el resultado.

Como delineador de ojos no lo utilizo (prefiero otros productos). Lo he probado en seco y al contrario que en las cejas no me gusta: no delinea bien y queda un negro poco intenso, "esfumado". Si queremos un delineado negro muy suave y nada marcado puede cumplir, pero para delineados intensos no funciona. Al menos en seco. Tengo que probarlo humedecido, que es como recomiendan en la cajita aplicarlo en los ojos. De esa manera supongo que quedará más intenso, aunque reitero que para la raya del ojo prefiero usar eyeliner en gel o lápiz común.


Lo estrené el mes pasado cuando hice el Camino de Santiago: caminábamos por los bosques y campos desde tempranísimo hasta mediodía o primeras horas de la tarde que era cuando solíamos llegar a los pueblos, y el resto del día era para descansar hasta la mañana siguiente. Una vez duchada y para luego ir a comer y cenar y pasar ese tiempo en los pueblos, sí me gustaba maquillarme sutilmente. Me llevé el polvo matificante, un labial-colorete 2 en 1 y este estuche para las cejas y ojos.

Cuando fui a comprarlo en mi ciudad, acudí primero a El Corte Inglés y allí costaba 24 euros. Pero finalmente lo adquirí en un establecimiento de la cadena Paco Perfumerías donde tenían una promoción en Elizabeth Arden: sus 23 euros iniciales se me quedaron en 14.40. Ahorré casi 10 euros, así que genial.

Como delineador de ojos no lo puntúo, dado que exceptuando en el Camino de Santiago, es un uso que ya no voy a darle -a no ser que en húmedo me sorprenda-. Pero para el objetivo que lo compré (maquillar cejas), solo puedo aplaudirle.

NOTA: 10 / 10

miércoles, 11 de octubre de 2017

Coloración permanente Nelly Creme Intense - Nelly

Soy fan del tinte Nelly (comentado aquí). Ya expliqué en la reseña que pese a que de primeras puede no resultar confiable debido a su precio de risa -2.50 euros- la realidad es que es uno de los mejores tintes negro azulado que he usado, y los he comprado de todas las marcas e incluyendo alguno profesional como el Cromatone de Montibello.

Por desgracia, creo que esa versión la están retirando. En su lugar han lanzado una nueva colección: Nelly Creme Intense. No sé si va a sustituir a la anterior o si van a coexistir aunque yo diría que es más lo primero, dado que varios tonos de la anterior gama ya no los traen a las tiendas, mientras que la nueva va cobrando cada vez más presencia.

Nelly Creme Intense es una coloración permanente con bajo contenido en amoníaco. Esto hace que penetren más fácilmente los colorantes en la cutícula del cabello, respetando al máximo la naturaleza de la fibra capilar y obteniendo los mejores resultados. Cubre canas, respeta el pelo y aporta duración, brillo e intensidad de color máximos. Disponible en 21 tonos + un decolorante.

Debido a lo genial que me iba el antiguo, tenía "miedo" de que el nuevo no estuviera a la altura... y todo lo contrario: es igual o mejor. Mi tono, como siempre, es el Negro Azulado.
El negro lo deja ultra-intenso y negrísimo hasta la exageración, como a mí me gusta el negro en la melena (odio esos "negros" sosos que no sabes si son negros o castaños oscuros). El reflejo plata / azul es plenamente visible a la luz del sol y bajo algunas iluminaciones, por no hablar del mega-brillazo. Como es habitual en los tintes negro azulado, a la luz solar muestra tal brillo que mi pelo se ve literalmente plateado. Y no estropea ni reseca nada.

Respecto a la duración: me lo apliqué hace dos semanas y media, y el color lo llevo intacto. Es poco tiempo pero a mí varios tintes negro azulado me empiezan a perder intensidad a partir de tres semanas, por lo que es buena señal. Al igual que con el antiguo Nelly, tiene pinta de que llegaré e incluso superaré el mes con el color en muy buen estado (aunque me da igual: por manía de llevar el negro super potente me tiño todos los meses sin excepción).

Mantiene el defectillo de su antecesor, y es que trae una risa de cantidad: tienes que hacer malabarismos para conseguir teñir toda la melena con una sola caja, y eso que yo no lo tengo largo-largo y encima me lo corté un montón hace nada. Pero con ese precio es normal que no se emocionen con la cantidad. Y como sucedía con el anterior Nelly: dos cajas saldrían por 5 euros, lo cual sigue siendo chollo.

Lo compré en una perfumería de la franquicia Avenida, en el pueblo Melide (La Coruña) mientras realizaba el Camino de Santiago. No creo que un tinte de pelo sea una compra típica mientras realizas el Camino (unido a su regla nº1: llevar el mínimo peso en la mochila y nada que no sea 100% imprescindible). Pero bueno, yo soy así. Me hacía "ilusión" teñirme con un tinte comprado allí: es como si ahora llevara un trocito de Galicia en mi pelo jajajaja. Cada una con sus tontadas.

Allí me costó 2.89 euros, y lo tengo localizado en dos perfumerías de mi ciudad -una en mi calle- a 2.50. Precio increíble para un producto tan condenadamente bueno. Al igual que el anterior Nelly podría mejorar en lo de la cantidad, pero a un tinte con estos resultados en el cabello y a ese precio, tengo que ponerle un 10 por narices.

NOTA: 10 / 10

lunes, 9 de octubre de 2017

Esmalte de uñas The Gel ("Electriiiiiic") - Essence


The Gel es la actual colección genérica de esmaltes de uñas en Essence. 

Los anteriores se llamaban Colour & Go y para mi gusto eran infinitamente mejores. Echo mucho de menos el tono "Over the Rainbow": suave y chulísima mezcla metalizada entre azul y violeta que me tenía completamente enamorada.


He tenido varios esmaltes de la marca alemana -algunos comentados en el blog-, y nunca sé a qué atenerme con su calidad: dependiendo del esmalte y colección, unos me salen geniales y otros horribles. Me pasa lo mismo con los de KIKO.

Los anteriores Colour & Go sí que eran buenos, quedaban fenomenal y duraban siglos en las uñas. "Afortunada" la hora en la que decidieron sustituirlos por los actuales.

Respecto a la nueva gama fija The Gel... solo he probado un color, y dudo enormemente que me anime a comprar ninguno más.

Los esmaltes The Gel poseen una fórmula especial que asegura larga duración (jojojojojojojojojojojojo) y brillo sorprendente (jojojojojojo), así como cobertura plena (jojojojojojo) y tonos intensos. Hay gran variedad de colores. 


El mío es el 31 "Electriiiiiic": azul eléctrico, queda chulo recién puesto. Me recuerda a un esmalte azul eléctrico que tuve de KIKO y que quedaba increíble. Al de Essence le echo en falta más brillo e intensidad del color. En fotos de Internet como las que aquí pongo se ve super brillante pero supongo que le habrían aplicado base de brillo después, porque a mí ni de broma me queda tan brillante e intenso. Y ya no hablemos pasados uno o más días: luce mate, soso, muy apagado.

Y la guinda: se descascarilla con facilidad colosal. No dura nada en las uñas y hay que retocarlo cada poco tiempo, a diferencia de esmaltes que me aguantan intactos mínimo un par de días. Con éste, el mismo día de pintarlas van saltando trozos de esmalte al principio en las puntas de las uñas y luego en toda la superficie. El otro día me las pinté por la tarde-noche y a la mañana siguiente cuando fui a la universidad llevaba las uñas que daba pena mirar, con el esmalte a trozos. Estéticamente pocas cosas odio más que llevar las manos así (da un aspecto cutre y de dejadez bastante importante), así que llegué a casa y lo tiré a la basura.

Eso de "cobertura plena"... yo tenía que dar mínimo dos capas para que quedara un azul intenso como en las fotos. "Igualito" que esmaltes como los de Maybelline y Rimmel, que con una sola pasada la cobertura es brutal.

The Gel contienen 8 ml y solo cuestan 1.99 euros, y en ocasiones rebajan algunos tonos a 1.29. Pero no merecen la pena. Sobre todo cuando por el mismo precio (2 euros) tienes los fabulosos esmaltes Color Show de Maybelline y los 60 Seconds de Rimmel London. Y en Dealz he comprado esmaltes de L´Oreal y Revlon a 1.50 euros. Si se busca, se encuentran esmaltes buenos y tirados de precio. 

Por eso yo no repito con éstos de Essence. Cuando con el tiempo acaben sustituyéndolos por unos nuevos, espero que sean bastante mejores (reitero mi nostalgia por los Colour & Go).

NOTA: 0 / 10

miércoles, 4 de octubre de 2017

Maquillaje para cabello negro (V)


Después de comentar maquillajes en tonos rosas, rojos, tostados, nudes, grises, negros, azules y verdes... en esta ocasión le toca al cálido, elegantísimo y sensual cobre.

Preciosa e impactante alternativa al marrón de toda la vida; las sombras cobrizas con ese punto rojizo, vino o borgoña combinan fenomenal con cabello azabache. Como siempre, recordar que con este color de pelo queda de 10 cualquier tono de maquillaje. Y que aunque en las fotos las mujeres no tengan pelo negro, son maquillajes idóneos para él.

Al igual que los siempre imprescindibles tierras, marrones y bronces; el cobre es un tono de sombra de ojos que a las morenazas les sienta de fábula. Otra ventaja monumental del maquillaje cobrizo es que es super ponible y versátil, pudiendo conseguir sombreados discretos para el día a día, o al revés: romper la noche con ellos. Y ahora para otoño-invierno es un color ideal. Que nada quita para que no te puedas hacer un sombreado cobrizo en agosto, pero personalmente es una tonalidad que me encanta para meses fríos.


Con matiz borgoña o vino: todavía más bonito para mi gusto.


Combinado con ahumados potentes en negro, el cobrizo resulta espectacular.


Desde que la tengo estoy MUY enamorada de esta sombra de Rimmel London. Salen unos ahumados alucinantes.

Otro de mis actuales productos estrella para un buen ahumado en este color, es este genial dúo de L´Oreal en marrón oscuro y cobre. La sombra cobriza es Dios. Al igual que la de Rimmel London, está comentado en el blog.


Y recientemente he adquirido esta preciosísima novedad de Maybelline, aunque no la he estrenado todavía. La comentaré cuando lo haga. En la imagen de arriba del todo, usan esta paleta para maquillar a la modelo.
Pese a que mis tonos favoritos para mejillas y labios son los rosas, con sombreados en cobre al igual que con marrones, verdes y en definitiva cualquier cálido prefiero usar coloretes y labiales a juego, es decir: tostados. Polvos de sol o colorete de tonalidad bronce + labial rojizo, vino, chocolate, melocotón... quedan ideales con sombras cobrizas.

lunes, 2 de octubre de 2017

Barra de labios Rouge Edition - Bourjois

Según su publicidad, la colección Rouge Edition de Bourjois se inspira en las últimas tendencias de moda e incluye los tonos más "it" de las pasarelas acompañados de una "textura prêt-à-porter". Ha sido "testada y elegida por redactoras de moda" y es un producto que promete "trasladar nuestros labios a la cumbre de la moda". Moda, moda, moda, moda...

Publicidades estúpidas aparte, me parece una barra de labios excelente.

Enriquecida con flor de orquídea; aporta color ultra-intenso y cubriente de una sola pasada, textura fundente y suavísima, hidratación prolongada y máximo confort, precioso acabado satinado no excesivamente brillante, larga duración... en definitiva: resultado impecable. Los labios no solo quedan con un color perfecto e impactante sino también nutridos y protegidos. No se le puede poner ningún "pero" a este producto. Incluso el envase es una monada de estiloso y elegante.


Hasta el momento es la única barra de labios que he usado de Bourjois, y no sé cómo serán el resto pero ésta en concreto es perfecta.

Son 18 tonos que van desde alguno más discreto hasta los más vivos, intensos y que derrochan elegancia, sensualidad y sofisticación. En general son tonos potentes y no aptos para tímidas. Yo tengo el "Fuchsia Graffiti" (foto inferior): rosa fuchsia de tonalidad fría / azulada, fantástico, bellísimo. Soy fanática de los rosas y fuchsias en los labios, y esta barra me encanta. Favorece lo indecible y a juego con piel media-clara y pelo negro azulado queda espectacular.

El precio ronda los 10-11 euros, pero como siempre, hay que saber encontrar ofertas. La mía me costó 4 euros y poco en una pequeña perfumería en mi amadísima Granada. Siempre que visito esa maravillosa ciudad me quedo boba: patrimonio artístico-cultural y comida aparte alucino con sus perfumerías, pues abunda cada ofertón... También compré en otra tienda de allí estos glosses de L´Oreal por 4 euros cada uno.

Si este labial de por sí me parece excepcional, habiéndome salido por menos de 5 euros ya ni te cuento.

NOTA: 10 / 10

viernes, 29 de septiembre de 2017

Colorete "Rose Gold" - Sleek


De la excelente firma británica Sleek solo había usado dos cosas, ¡¡pero qué dos cosas!!: la paleta de sombras de ojos Arabian Nights, que me gusta "poco". Y una paleta con tres intensos coloretes rosas y rojizo, que lo mismo. Ambos productos comentados en el blog.

Mi tercera adquisición en Sleek ha sido el que seguramente es el producto más famoso de esta marca: el colorete en el tono 926 "Rose Gold". Me hice con él en julio o agosto.


Las paletas contienen tres coloretes de 6.6 gramos cada uno, mientras que los coloretes individuales traen 8.

Que no engañe el diminuto tamaño del estuche individual: puede parecer que trae una birria pero 8 gramos son muchísimo. Tengo mi colorete de MAC que con sus 3.5 gramos me dura ya 7 años, y lo miras y parece nuevo. Los coloretes en polvo aparte de que no caducan son interminables, y 8 gramos ya...

El envase lo han hecho fenomenal: aparte de su pequeño tamaño lo cual lo hace muy cómodo y práctico, por fuera mantiene la estética minimalista de los estuches negros y sobrios de Sleek, resultando muy elegante. E incluye espejo.


Al igual que sucede con la Arabian Nights y con la paleta de tres coloretes, la calidad es EXCEPCIONAL: pigmenta de fábula, se trabaja fenomenal y de textura es super suave, finísimo y delicado; nada tizoso ni basto como sucede con coloretes maluchos. Y en el rostro dura todo el día. El acabado es impecable, perfecto. 

Entre la paleta y ahora éste, no me extraña la pedazo de fama que tienen los coloretes de Sleek (la gente los equipara a los de NARS y MAC). Y no mienten: tengo coloretes de ambas firmas, y el de Sleek porque pone en el estuche que es Sleek, que si no, en calidad y acabado me resulta exactamente igual al de MAC por ejemplo -y costando mucho menos dinero-.

Y el colofón: "Rose Gold". COLOR MARAVILLOSO Y ÚNICO. Es un tono a medio camino entre el rosa y el coral; más el segundo, y posee un intenso reflejo / brillo dorado (no purpurina ni cantoso, sino resplandor bonito). Resumiendo: coral rosado con brillo dorado. Queda monumental, favorece una auténtica burrada y ya no digo nada como seas morena. Y yo soy de piel dorada clara, porque a las que sean muy morenas les tiene que quedar aún mejor. Aunque por su tonalidad es apto para cualquier cutis: en morenas y doradas es ideal, pero seguro que a las más blanquitas también les sienta monumental.


Justamente el pasado fin de semana me lo puse a juego con look ultra-sofisticado con ropa íntegra en negro, labios rojos y recién teñida de negro azulado y en conjunto iba vampiresa sex-boom total: me auto-enamoré.

Se dice que es clon exacto del archifamoso Orgasm de NARS, y NO estoy para nada de acuerdo. Si se miran fotos en Google se verá claramente que el de NARS es rosa-rosa mientras que el de Sleek es mucho más coral / anaranjado. Yo tengo el Orgasm (no el colorete en polvo sino el Multiple en barra) y ni de lejos el tono es igual al Rose Gold. Y el segundo tiene el brillo dorado más potente, pero ya digo que lo primordial es que uno es rosa y el otro coral. Estos bulos que tanto corren por los blogs de belleza, de verdad que tela marinera. Por tanto, que ninguna se vaya a comprar el Rose Gold convencida de que es idéntico al otro: compradlo porque os guste el color pero no por lo del "clon del Orgasm", pues es mentira como una catedral.


A mí me encantan ambos, aunque en pieles bronceadas quizá recomendaría un poco más el Rose Gold por su tonalidad coral tan cálida y ser el brillo dorado más visible. Y para chicas más claritas, el de NARS. Reitero que sobre pieles morenas el Rose Gold queda ESPECTACULAR. Aunque todo es relativo, porque a mí siendo morena los coloretes rosas me quedan genial y de hecho son los que más me gustan y utilizo con diferencia abismal. Ambos, el Orgasm y el Rose Gold son fabulosos, y la elección dependerá de si lo queremos más rosado o más coral. Y claro está: que el de Sleek cuesta 6 euros y el de NARS 34. Yo no descarto en un futuro lejano (conforme vaya terminando coloretes) comprarlo, aunque ya lo tenga en formato Multiple.

No son pocas las que afirman que prefieren el Rose Gold al Orgasm; incluso hay quien se queja de que el Orgasm pigmenta menos que el otro, siendo mucho más caro. A mí, más que poca pigmentación me parece que el Orgasm es un tono muy suave y por eso parece "poco intenso" pero no es así. Además, el Rose Gold puede aparentar ser más potente pero una vez aplicado también queda discreto: no es un color para nada fuerte. Por supuesto, podemos modularlo para que quede más natural o más visible.

Sea como sea, Rose Gold es una pasada de colorete. Y esta preciosidad solo cuesta 6 euros en perfumerías.

En serio: vaya tela los coloretes de Sleek. Los cuatro que tengo, me casaría con todos.

NOTA: 10 / 10

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Pack doble de discos desmaquillantes - Biocura


Mi primer producto de Biocura (supermercados Aldi) fue esta extraordinaria crema corporal. Me gustó tanto que desde entonces he ido probando más cosas de la marca: leche limpiadora y tónico faciales, dos cremas para contorno de ojos, y discos desmaquillantes.

Se presentan en un pack que contiene dos paquetes de discos, a diferencia de la mayoría de marcas que los venden en paquetes individuales. Yo nunca los había comprado así, en pack doble.

Son fabulosos. Y mira que me gustan los de Carrefour, los de LIDL y los de Consum (éstos últimos los he comentado en el blog, al igual que los horrorosos de Mercadona).

100% algodón y poseen una textura suavísima al tiempo que consistencia firme, no siendo de esos discos que se deshacen y despeluchan (Deliplus, ejem...). Son "duros" y resistentes, por lo que no te quedas con el disco deshecho en dos mitades mientras estás desmaquillando. Pese a ello ya digo que son muy suaves, y retiran el maquillaje y suciedad de forma estupenda.

Otros discos vienen en paquete individual de unos 100-125 que suele costar un euro. Pues con éste pack de Aldi nos llevamos 200 discos por 1.25 euros. 100 más por tan solo 25 céntimos.

Ya llevo comprados dos packs. Al igual que con los de LIDL, los de Carrefour y los de Consum, con los de Aldi repito seguro. Los que sí que no vuelvo a comprar jamás son los de Mercadona.

NOTA: 10 / 10